<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
x
language COL arrow_drop_down

Corredor quiere quitarle la silla a Upegui en el Concejo, pero alguien diferente se quedaría con la curul

Corredor es uno de los que demandó a Upegui por presunta inhabilidad en las elecciones. Sin embargo, si se confirma fallo contra Upegui, entraría concejal del partido del alcalde Gutiérrez.

  • Juan Carlos Upegui y Albert Corredor fueron aliados políticos en el equipo del exalcalde Daniel Quintero. Sin embargo, desde la pasada campaña se distanciaron tras no lograr un acuerdo para elegir a un único candidato entre ambos. FOTOS el colombiano
    Juan Carlos Upegui y Albert Corredor fueron aliados políticos en el equipo del exalcalde Daniel Quintero. Sin embargo, desde la pasada campaña se distanciaron tras no lograr un acuerdo para elegir a un único candidato entre ambos. FOTOS el colombiano
18 de febrero de 2024
bookmark

Aunque hasta hace unos meses eran aliados políticos y se decían amigos, la semana pasada se conoció que el exconcejal y excandidato a la alcaldía de Medellín Albert Corredor es una de las personas tras las demandas que se han presentado ante el Tribunal Administrativo de Antioquia para que se decrete la nulidad electoral al concejal y también excandidato a la alcaldía Juan Carlos Upegui para que pierda su curul.

Entérese: Tribunal Administrativo de Antioquia decreta la pérdida de investidura al concejal Juan Carlos Upegui

La demanda de Corredor no es la misma sobre la que el Tribunal falló en primera instancia el pasado viernes y que decretó la pérdida de investidura a Upegui, lo que lo apartaría de su curul si, luego de apelar, el Consejo de Estado mantiene la decisión en segunda instancia. Esta demanda en concreto fue presentada por la Veeduría Transparencia Electoral, dirigida por Luis Humberto Guidales.

Corredor presentó la suya el pasado 11 de enero y esta fue admitida e incluida en un paquete junto a otras cuatro con igual pretensión: que se decrete nulo el acto con el que Upegui asumió su curul en el Concejo. Los otros demandantes de este proceso, que no se ha fallado en primera instancia, son Sebastián Castaño Mesa, Samuel Darío Castrillón Aldana, Carlos Andrés Echeverri Valencia y Daniel González Gómez.

El argumento principal es que el corporado habría incurrido en inhabilidad porque su padre Carlos Alberto Upegui Mejía fue designado rector encargado de la Institución Educativa San Lorenzo de Aburrá, colegio oficial del Distrito, por medio de un acto que quedó en firme el 21 de junio de 2023, a escasos 22 días de que su hijo inscribiera formalmente la candidatura a la alcaldía, el 27 de julio. Asimismo, los demandantes alegan que el padre del concejal ostentó autoridad administrativa en el colegio público dentro de los doce meses anteriores a las elecciones. Esos detalles podrían convertir a Upegui en exconcejal y son argumentos similares a los de la demanda de la veeduría, a la que ya le dieron la razón en primera instancia.

¿Corredor puede ser concejal?

En su demanda, Corredor señaló que en caso de anularse la elección de Upegui se debe llamar a ocupar su curul de concejal al candidato que según el orden de votación obtenida a la alcaldía en octubre pasado le siga en forma sucesiva y descendente. “En este caso, corresponde al actor, el señor Albert Yordano Corredor Bustamante asumir dicha posición”, dijo.

En medios ha adelantado que desde esa curul sería oposición a Federico Gutiérrez. Ante las dudas sobre si el excandidato podría asumir la curul en caso de que Upegui la pierda, el politólogo y magíster en Ciencia Política Fredy Chaverra considera que es una pretensión que no tiene sustento jurídico: “Están buscando tumbar la inscripción de Upegui para dar cuenta de que nunca se debió presentar; es una vaina absurda”. Explicó que, por un lado, la ley dispone unos tiempos, que ya se vencieron obviamente, para presentar reparos a las inscripciones por situaciones como la presunta inhabilidad de Upegui. Y, como no hubo reparos, el candidato se inscribió, participó en la contienda y hasta quedó en firme la credencial que le otorgó la curul en el concejo por obtener la segunda votación a la alcaldía.

Lea aquí: Albert Corredor, dueño de una campaña escandalosa

Por otro lado, la curul de ese segundo lugar a la alcaldía, que no siempre tiene que ser de oposición, es personal e intransferible. En consideración de Chaverra, no hay sustento para que este asiento le corresponda en forma alguna a Corredor, sino que debería pasar a manos del candidato que seguía en la lista por cifra repartidora que, en este caso, sería Camila Gaviria, del partido Creemos.

Así las cosas, la de Corredor es interpretada por algunos, incluido Chaverra, como una pelea más política que jurídica, cargada de cierto revanchismo, pues como han contado varias fuentes cercanas a las campañas pasadas, el equipo del excandidato se habría sentido en cierta forma pordebajeado por el del exalcalde Daniel Quintero, uno de sus aliados más importantes.

La alianza que nunca fue

Corredor y Upegui libraron una contienda electoral por la alcaldía de Medellín en las pasadas elecciones que fue cordial en un comienzo. Gran parte de la campaña, incluso antes de que empezara, fue un secreto a voces que ambos estaban en el ramillete de opciones de Quintero para lograr la continuidad de su gobierno.

La alianza entre el exconcejal y el exalcalde parecía evidente en la secretaría de Educación, de donde salieron múltiples denuncias de excontratistas sobre presuntas presiones para que le hicieran campaña a Corredor en su aspiración a la alcaldía, así tuvieran que descuidar sus trabajos con los estudiantes de los colegios públicos. Al final, Upegui se lanzó como el candidato de Independientes y Corredor creó el movimiento Medellín Nos Une para recoger firmas y avalar su aspiración, luego de renunciar al Centro Democrático, con el que se eligió la primera vez como concejal.

En contexto: “La gente por un bobo no vota”: trifulca en mall de El Poblado destapa pelea entre Corredor y Upegui

Los dos pertenecían a una alianza política acompañada de una relación que ellos mismos calificaban de amistad. Incluso, a finales de agosto pasado, el equipo de comunicaciones de Corredor afirmó que habían tenido conversaciones con Upegui para someterse a una posible consulta de la que saliera un único candidato y armar un bloque para enfrentar en las urnas al hoy alcalde Federico Gutiérrez. Varias fuentes que trabajaron en la secretaría de Educación contaron que, incluso, los citaron a una reunión de urgencia en la que les dijeron que se iba a realizar la consulta con Upegui y que debían meterla toda para que Corredor la ganara. Ese día, desde la campaña de este último dijeron que aplicaron una encuesta interna cuyos resultados les daban ventaja.

Después de eso, los días siguientes se anunció un distanciamiento y cada uno siguió con su aspiración. El 29 de octubre pasado, Gutiérrez obtuvo 689.519 votos; Upegui, 95.393; y Corredor, 27.175; mientras que el voto en blanco se quedó con 65.837.

Ahora, Upegui tiene en riesgo el derecho que se ganó con ese segundo lugar, por la presunta falta con el nombramiento de su padre. Al respecto, él y personas de su equipo político han reiterado que las demandas están enmarcadas en una “persecución política en su contra” y ha afirmado que esta estaría orquestada por concejales de Creemos, el partido del alcalde Gutiérrez, y del Centro Democrático.

El concejal ya confirmó que apelará la sentencia del Tribunal en la demanda de la veeduría electoral. En caso de que el Consejo de Estado falle en su contra y decrete la pérdida de investidura, explicó el analista, no solo se quedaría sin su curul, sino que también perdería el derecho a participar en próximas elecciones en la circunscripción de Medellín, pero podría hacerlo en otras como el Congreso.

Un precedente es el caso del hoy senador Álex Flórez, también del equipo de Quintero, a quien se le decretó pérdida de investidura cuando era concejal de Medellín por inhabilidad, ya que tenía contrato vigente con una institución del Estado dentro de los doce meses anteriores a la elección. Después de eso, fue elegido congresista. Por lo pronto, Upegui se mantiene en su asiento en el concejo hasta que haya una sentencia definitiva sobre si debe irse o puede quedarse.

Varios concejales salieron por fallos el periodo pasado

En la pasada vigencia fueron varios los concejales que se quedaron sin la curul luego de perder demandas en contra de su elección. Uno de ellos fue Carlos Alberto Zuluaga, del Partido Conservador, por doble militancia. De la misma colectividad también John Jaime Moncada perdió en el Consejo de Estado en un proceso de inhabilidad por parentesco. Por su lado, Álex Flórez se adelantó al fallo del Consejo de Estado que decretó pérdida de investidura y renunció a la curul algunos días antes. Y la exconcejala Aura Marleny Arcila, del Partido Liberal, también tuvo que dejar la curul tras pérdida de investidura en una demanda de inhabilidad por parentesco.

El empleo que busca está a un clic

Te puede interesar

Las más leídas

Te recomendamos

Utilidad para la vida

Regístrate al newsletter

PROCESANDO TU SOLICITUD