<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

Las marcas hablan

Stop Jeans, 50 años diseñando la horma perfecta

Diseños como el descaderado, el lipojean, el escultor y el vaquero han marcado la moda de los jeans en Colombia.

  • Stop Jeans ha lanzado al mercado modelos icónicos que la convierten en líder de tendencias en el país. FOTOS CORTESÍA
    Stop Jeans ha lanzado al mercado modelos icónicos que la convierten en líder de tendencias en el país. FOTOS CORTESÍA
  • Stop Jeans, 50 años diseñando la horma perfecta
  • Stop Jeans, 50 años diseñando la horma perfecta
Publicado el 10 de octubre de 2022

En 50 años, el mundo ha cambiado drásticamente. Son otras las tendencias, la moda, las costumbres. Por esto, mantenerse en la cúspide de la industria nacional de moda femenina durante cinco décadas ha sido para Stop Jeans un hito que demuestra un camino de disciplina, conocimiento y amor contínuo. Y lo ha logrado gracias a su consigna: “recrear en cada prenda la horma perfecta que refleje el espíritu audaz de la mujer colombiana”.

“Nuestro motor son las mujeres. Que se sientan empoderadas y seguras a través de la ropa y de los jeans, que podamos darles seguridad y confianza por medio de una prenda”, expresa Olga Isabel Rivera, directora de Marcas de la compañía, con 13 años de trayectoria en esta e hija de su fundador Alberto Rivera. “Nuestro mayor logro es mantenernos firmes en el foco de ser una marca para la clase media con jeans de muy alta calidad y una horma perfecta. Conservarlo y seguir perseverando”, agrega.

Para celebrar este triunfo, el pasado 5 de octubre, Stop Jeans les ofreció a sus colaboradores un coctel de agradecimiento, en el que se repasaron los hitos empresariales y se rindió homenaje a Alberto Rivera, su fundador, quien con trabajo arduo y honesto impulsó la marca hasta el lugar que hoy tiene: “un referente nacional con estilos icónicos”.

Stop Jeans, 50 años diseñando la horma perfecta

Un sueño en las montañas

Durante 18.250 días, Alberto Rivera ha trabajado por Stop Jeans. Empezó en su temprana juventud recorriendo los pueblos de Antioquia, Caldas y el Valle, conversando con la gente y abriendo caminos para su empresa de vestuario. Con trabajo y aprendizajes continuos impulsó su proyecto hasta abrir una tienda en Medellín, la primera de 150 que, posteriormente tendría a lo largo y ancho del país. “Para la compañía son hogares. En ellas, más que ventas queremos hacer amistad. No buscamos ser la marca más grande, sino la mejor opción para nuestras amigas y estar siempre cerca de ellas”.

Manos juntas por un propósito

Con más de 1.300 colaboradores directos, Stop Jeans impulsa la generación de empleo formal en el país. Asesoras en tiendas y operarias en talleres de confección hacen posible la realización cotidiana y constante de un sueño común: vivir otros 50 años en el cuerpo y el alma de la mujer colombiana. “Todos hacemos esta marca. Nuestros colaboradores son la piedra angular de la empresa y finalmente es de ellos mismos. Cada una de las personas que participan en el proceso son una parte fundamental de las diferentes colecciones”, asegura Olga.

El lenguaje de la cercanía

Para permanecer en el corazón de su público, Stop Jeans ha llegado a grandes ciudades, pero también a intermedias, pequeñas y pueblos. Ha permanecido en un ámbito local para proyectarse con éxito en el escenario global, aún con los desafíos que plantean las transformaciones económicas. Su filosofía: “ser una marca que se mantiene en el corazón de la gente por su cercanía”, impulsada principalmente por su fundador. Alberto pasa buena parte de su tiempo en las tiendas, afianzando lazos de familiaridad con clientes y la fuerza comercial. “Stop Jeans es una marca cálida, cercana, que habla como habla la gente normal, es alcanzable”, expresa Olga. “No hacemos ventas, hacemos clientes”, agrega Alberto.

Cada modelo es un hito

Escuchando las necesidades estéticas de la mujer colombiana, Stop Jeans ha lanzado al mercado modelos icónicos que la convierten en líder de tendencias en el país. El jean baggy, lanzado en 1989, demostró el nivel de influencia de la marca y la posicionó como uno de los principales referentes de la moda nacional. A inicios del año 2000 llegaría el jean descaderado, nombrado así en Colombia por Stop Jeans, y popularizado por la marca durante varios años. Luego, vendrían el vaquero, el reductor, el escultor, el lipojean, el elastic y muchos otros cortes que, aunque inspirados en diferentes estilos, mantienen la promesa de proporcionar la horma perfecta.

*Contenido en colaboración con Stop Jeans.

$!Stop Jeans, 50 años diseñando la horma perfecta

Si quiere más información:


Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
Título del artículo
 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
 
Correo electrónico
 
Acepto Términos y Condiciones Productos y Servicios Grupo EL COLOMBIANO

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
Título del artículo
 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto Términos y Condiciones Productos y Servicios Grupo EL COLOMBIANO
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Notas de la sección