<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
Otros Deportes | PUBLICADO EL 23 abril 2019

Sofía entra a la cueva mágica

  • FOTO cortesía-Daan Verhoeven
    FOTO cortesía-Daan Verhoeven
  • FOTO cortesía-Daan Verhoeven
    FOTO cortesía-Daan Verhoeven

La deportista compite desde hoy en el International Freediving de Yucatán, México. Nueva experiencia para la colombiana.

Durante este mes, Sofía Gómez Uribe se ha dedicado a entrenar en los cenotes (sumideros de agua naturales escondidos entre el denso follaje) ubicados en Yucatán, México, con el objetivo de seguir sumando récords a su palmarés.

Una experiencia nueva, ya que nunca ha competido en un escenario de estas características (una cueva que se llenó de agua), condiciones que ocasionan que tenga poca luz y genera que la inmersión sea más compleja.

Contrario a lo que puede sucederle a muchas personas, Sofía disfruta al máximo la soledad, el silencio y la oscuridad. Así lo ha manifestado en sus redes sociales, plasmando cada una de las experiencias que está viviendo en Yucatán.

“Increíble hacer inmersiones en este cenote, es muy pequeño, lo que hace que la luz no penetre mucho y todo se vuelva más oscuro muy rápido. El agua es dulce, por lo que mi flotabilidad es negativa y por ello volver a la superficie es más difícil”, escribió la apneista que tiene como meta en 2019 alcanzar la distancia de los 100 metros de inmersión.

Este martes, cuando Sofía salte de nuevo al cenote, lo hará de manera oficial para competir en el Internacional Xibala, evento avalado por la Asociación Internacional para el Desarrollo de la Apnea, AIDA. La competencia inicia hoy e irá hasta el domingo.

Luz Élida Molina Marín

Periodista de la Universidad del Quindío. Cuyabra hasta los huesos y mamá de un milagro llamado Mariana, amante de la salsa y apasionada por el deporte.

.