<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
Síguenos en:
Otros Deportes | PUBLICADO EL 08 mayo 2022

Robert Farah y Juan Sebastián Cabal sumaron su segundo subtítulo de la temporada

Los colombianos que contaron con una semana brillante, disputaron la final en Madrid para quedarse con el subtítulo.

  • Los colombianos perdieron la final del Masters 1000 de Madrid y ahora se alistan para competir en Roma, la próxima semana. FOTO CORTESÍA FEDECOLTENIS
    Los colombianos perdieron la final del Masters 1000 de Madrid y ahora se alistan para competir en Roma, la próxima semana. FOTO CORTESÍA FEDECOLTENIS
  • Los colombianos perdieron la final del Masters 1000 de Madrid y ahora se alistan para competir en Roma, la próxima semana. FOTO CORTESÍA FEDECOLTENIS
    Los colombianos perdieron la final del Masters 1000 de Madrid y ahora se alistan para competir en Roma, la próxima semana. FOTO CORTESÍA FEDECOLTENIS
Luz Élida Molina Marín

La dupla colombiana de Robert Farah y Juan Sebastián Cabal perdieron la final en el Masters 1000 de Madrid, para ajustar su segundo subtítulo de la temporada.

Esta vez, los colombianos cayeron en Madrid (arcilla), torneo donde por primera vez habían llegado a esta instancia luego de haber quedado ad portas en semifinales en dos ocasiones previas (2014 y 2018).

El dúo nacional fue superado por el neerlandés Wesley Koolhof y el británico Neal Skupski con parciales de 6-7(4), 6-4, 10-5, en más de dos horas de partido.

Esta es la séptima final en torneos de categoría Masters 1000 y la segunda del año, teniendo en cuenta que unas semanas atrás lo hicieron en el Montecarlo.

El Colombian Power, que con este resultado regresará al top-10 del ranking ATP de dobles, jugará la próxima semana el torneo de Roma, en Italia, un evento muy especial para ellos ya que allí han conseguido los dos títulos de Masters 1000 que tienen en sus carreras.

Luz Élida Molina Marín

Periodista de la Universidad del Quindío. Cuyabra hasta los huesos y mamá de un milagro llamado Mariana, amante de la salsa y apasionada por el deporte.

.