<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
Otros Deportes | PUBLICADO EL 22 enero 2020

Fabriana vuelve con buena compañía

  • Foto: Jaime Pérez Munévar
    Foto: Jaime Pérez Munévar
  • Foto: Jaime Pérez Munévar
    Foto: Jaime Pérez Munévar
Por luz élida molina marín

La antioqueña participa desde hoy en el Nacional de Bogotá tras 8 meses de ausencia por su maternidad.

Aunque todos le piden medallas en su regreso, Fabriana Arias Pérez, con mesura, dice que de a poco va recuperando su nivel, pues hace apenas tres meses nació su hijo Juanse y, por eso, su proceso deportivo va paso a paso, sin excesos.

No ha sido fácil para ella, pues las primeras horas de regreso a la pista le costaron más de lo que pensó. Enseñada siempre a exigirse y dar al máximo, tuvo que llenarse de paciencia para ir con calma.

A pesar de eso, en tiempo récord, la campeona está de vuelta y hace parte de la lista de corredores del club Paen que desde hoy estarán en acción en el torneo Nacional que se disputa en Bogotá.

La múltiple campeona mundial está feliz porque, además, no vuelve sola sino que la acompañarán su hijo y su mamá Patricia Pérez, quien se ha convertido en su mano derecha en esta nueva etapa de su vida.

Ayer, juntas, volvieron a viajar a un torneo luego de 16 años. “Estoy feliz de hacer este desplazamiento, de retornar a las competencias, quiero disfrutar este momento, muy consciente de que soy mamá y tengo que seguir recuperando el estado de mi cuerpo, pero quiero que mi hijo se vaya familiarizando con lo que hago, con lo que soy. Este año debo estar dedicada a él, por eso estos campeonatos los haré para retomar la forma”.

Y es que tras la cesárea en octubre, por el nacimiento de Juanse, la patinadora tuvo que esperar 40 días para iniciar el proceso de recuperación postparto, y solo desde hace 15 días pudo hacer trabajos con patines en pista.

“Esas primeras horas rodando fueron retadoras, es impresionante cómo te cambia el cuerpo y por eso el trabajo es lento, pues debes empezar a recuperar cosas como elasticidad, fuerza, potencia, muchos aspectos que los atletas de alto rendimiento logramos con los años de entrenamiento”.

En Bogotá, la antioqueña espera competir en las pruebas de eliminación, combinada y relevos, y aunque no promete medallas, sí dará lo mejor, ya que sabe que a pocos metros tendrá a Juanse, su nueva y gran motivación.

Así, después de ocho meses, pues su última competencia fue en mayo del 2019, Fabriana vuelve a escena, en un nuevo desafío en el que espera sea tan exitoso como la carrera que traía antes de su embarazo.

Luz Élida Molina Marín

Periodista de la Universidad del Quindío. Cuyabra hasta los huesos y mamá de un milagro llamado Mariana, amante de la salsa y apasionada por el deporte.

.