<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
x
language COL arrow_drop_down

El Sporting de Lisboa dio la sorpresa y eliminó al Arsenal de la Europa League

El conjunto inglés era el favorito para llevarse la serie, ya que el partido de vuelta se jugaba en su estadio y había sacado un empate 2-2 en su visita a Portugal.

  • El cuadro portugués está buscando ganar el primer título de Europa League de su historia. FOTO: EFE
    El cuadro portugués está buscando ganar el primer título de Europa League de su historia. FOTO: EFE
16 de marzo de 2023
bookmark

El colosal partido de Antonio Adán, arquero del Sporting de Lisboa que fue decisivo en la tanda de penaltis y durante el partido con tres intervenciones increíbles, y el golazo desde el centro del campo de Pedro Gonçalves, adornaron la clasificación del Sporting de Lisboa, a los cuartos de final de la Europa League.

El conjunto portugués eliminó al Arsenal de Inglaterra, que es líder de la Liga Premier de Inglaterra y era el favorito para quedarse con la serie, después de una larga tanda de penaltis que quedó 5-3, luego de que los equipos empataran 1-1 en los 90 minutos.

¿Cómo fue el partido?

Tanto el Arsenal como el Sporting firmaron un duelo muy parejo en el Emirates Stadium. En la ida (2-2), ya se vieron momentos de buen fútbol; y en la vuelta, ambos equipos se desataron para dejar uno de los mejores partidos de la competición hasta el momento con Gonçalves en plan estelar y con Antonio Adán inconmensurable. A sus 35 años, el portero español está en el mejor momento de su carrera.

Con su once más enfocado a la Liga Europa (con Takehiro Tomiyasu, Nelson Reiss, Jorginho y Fabio Vieira), el Arsenal se enfrentó al reto de dejar en la cuneta a un equipo combativo que en Lisboa demostró tener argumentos de sobra para unirse a los pocos equipos que esta temporada han conseguido derrocar al cuadro “gunner”.

Sin los sancionados Hidemasa Morita y Sebastián Coates, pero con nombres de calidad contrastada como Pedro Gonçalves, Paulinho o Trincao, más la aparición de Manuel Ugarte, ausente en el choque de ida, el cuadro luso planteó un guión atrevido que surtió efecto durante los diez primeros minutos del acto inicial y durante toda la segunda parte.

Entre medias, el Arsenal, tras salir al terreno de juego amodorrado, tal vez cansado por sus esfuerzos para mantenerse en el liderato de la Premier League, consiguió firmar media hora más que aceptable para ponerse por delante en el marcador gracias a Granit Xhaka, que a los veinte minutos aprovechó un rechace para marcar con un disparo desde dentro del área.

Antes, Trincao dio el primer aviso para el Sporting, pero no pudo marcar. Después de eso el Arsenal empezó a tener problemas, pues se lesionaron Tomiyasu y Saliba. Arteta se vio obligado a recomponer su defensa. Entraron White y Holding que le dieron tranquilidad al equipo inglés para el segundo tiempo. Sin embargo, Antonio Adán, engrandeció su figura atajándole una mano impresionante a Gabriel Jesús que dejó con vida a sus compañeros.

Entonces, Rubén Amorim olió la sangre y decidió no esconderse. Adelantó todas sus líneas, ordenó una presión asfixiante por todo el terreno de juego y el Sporting se convirtió en un martillo pilón durante todo el segundo acto. El Arsenal, de repente, hincó la rodilla y fue incapaz de reaccionar frente a una avalancha que obtuvo su premio con una obra de arte de Pedro Gonçalves.

El centrocampista del Sporting se reservó un hueco entre los candidatos al próximo premio Puskás. A los 62 minutos, paró el tiempo en el Emirates Stadium con un golazo que hasta dejó boquiabiertos a muchos aficionados del Arsenal: con un disparo milimétrico desde casi el centro del campo, Gonçalves sorprendió a Aaron Ramsdale, que ni siquiera fue capaz de rozar la pelota.

La estética del lanzamiento, la limpieza con la que superó al portero del Arsenal e incluso el sonido del balón cuando golpeó la red, asombró a todos los amantes del fútbol. El tanto de Pedro Gonçalves dejó a sus compañeros con ganas de más. Tenían la sensación de poder meter mano al Arsenal y estaban a un paso de conseguirlo. Pero no pudieron marcar.

Antonio Adán volvió a aparecer en el final del partido. El portero madrileño se convirtió en la pesadilla del Arsenal. Primero, en un mano a mano ante Leandro Trossard y, después, en una estirada a un cabezazo de Gabriel. Ambas intervenciones, salvaron al Sporting y mandaron la eliminatoria en los penaltis.

En la lotería de los once metros, Adán adivinó el lanzamiento de Martinelli y se convirtió en el héroe de un equipo que con su portero y con el golazo de Gonçalves vivió una noche mágica en el Emirates Stadium.

El empleo que busca está a un clic

Te puede interesar

Las más leídas

Te recomendamos

Utilidad para la vida

Regístrate al newsletter

Acepto el tratamiento y uso del dato Personal por parte del Grupo EL COLOMBIANO*