<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
x
language COL arrow_drop_down

Llegó la hora: DIM inicia la ruta de la séptima estrella visitando a Junior en Barranquilla

Desde las 4:00 p.m. inicia la tercera disputa por el título entre los dos equipos. Las anteriores fueron en 2016 y 2018.

  • El delantero cartagenero Brayan León Muñiz es uno de los referentes en ataque del Medellín. Carlos Bacca, de 37 años, es la ficha más fuerte en ataque que tiene el Junior. De momento es el goleador del torneo clausura con 16 anotaciones. FOTOS: JULIO HERRERA Y CORTESÍA
    El delantero cartagenero Brayan León Muñiz es uno de los referentes en ataque del Medellín. Carlos Bacca, de 37 años, es la ficha más fuerte en ataque que tiene el Junior. De momento es el goleador del torneo clausura con 16 anotaciones. FOTOS: JULIO HERRERA Y CORTESÍA
  • Llegó la hora: DIM inicia la ruta de la séptima estrella visitando a Junior en Barranquilla
09 de diciembre de 2023
bookmark

El vaho ardiente, desesperante, que sale de la gramilla del estadio Metropolitano de Barranquilla a las 4:00 p.m. es un factor que preocupa en el Independiente Medellín para la final de ida de la Liga Betyplay-2 ante Junior, que se juega este domingo.

De acuerdo con las predicciones meteorológicas, se espera que para la hora que está programado el encuentro la temperatura ronde entre los 26 y 31 grados centígrados.

Ese clima, sumado a la humedad que hace que la piel se ponga pegajosa, y el calor que provocan los cuerpos en movimientos en las tribunas, harán que la cancha sea un infierno para los futbolistas del Poderoso, que entrenan en el frío y altura de Llanogrande.

La ficha del jaque mate

Sin embargo, hay un jugador del Equipo del Pueblo que puede sortear con temple el calor, porque conoce los secretos del caribe colombiano debido a que nació en la región. Además, el semestre pasado tuvo un paso fugaz, sin gloria y más bien con algo de pena, por el elenco barranquillero.

Brayan León Muñiz, que es considerado por algunos entrenadores como el jugador cuyo nivel más creció a lo largo del semestre en el DIM, nació en Turbaco, Bolívar, un municipio ubicado a 25 minutos de Cartagena, en el que hace un calor azaroso.

El delantero, que en el inicio del torneo clausura fue criticado por no anotar goles, ni tener ritmo de competencia (venía de ser suplente en Junior y decían que estaba pasado de kilos), se crió en Cañaveral, un corregimiento de su pueblo natal que está rodeado de selva y en el que, apenas hasta el pasado mes de marzo, llegó el agua potable con la instalación de un acueducto.

En las calles destapadas y bajo el sol ardiente fue que León Muñiz forjó la velocidad, fuerza, habilidad física para desgastar a los rivales y su olfato para marcar goles en momentos decisivos, como pasó este semestre con el Medellín en la recta final de la Liga.

Ya dijimos que al principio Brayan fue resistido. Pero, con el paso del tiempo, encontró un nivel óptimo y fue clave con su desgaste para que el rojo llegara a la final. Además, entre el 22 de octubre, cuando le marcó gol al Pereira, y lo que va de diciembre, ha celebrado cuatro veces ( los otros tres fueron contra Nacional).

Para algunos podría ser poco. Sin embargo, en el duelo frente a los matecañas, León rompió una racha de cerca de un año sin anotar. La última vez que lo había hecho fue el 27 de noviembre de 2022, cuando jugaba para el equipo de la capital risaraldense y abrió la cuenta en la goleada 5-1 contra Santa Fe.

Después, pasó 38 partidos sin anotar. 18 de ellos fueron con Junior, cuadro en el que el joven de 23 años jugó durante el primer semestre de este año. Su arribo generó expectativa. Pensaban que, al ser de la región caribe, estar acostumbrado al calor y venir de marcar 10 goles con el Pereira, iba a ser un goleador imparable.

No fue así. No marcó. Al final la relación con el cuadro tiburón se resquebrajó. Aterrizó en el Medellín y ahora, casi seis meses después –luego de superar la lluvia de críticas que recibió en los primero encuentros y haber encontrado un rendimiento absurdo– León es la ficha que tiene Alfredo Arias en el tablero para hacer jaque mate durante la final de ida, en el calor desesperante, pegajoso, incómodo que hace durante las tardes en la capital del Atlántico.

Encuentro parejo

Conseguir la ventaja en el Metropolitano no será fácil. Junior viene levantando su nivel. Es cierto que clasificó a los cuadrangulares en la última fecha. También que debió esperar hasta la sexta jornada de las semifinales para asegurar su cupo en el duelo que define al ganador del título. Sin embargo, es un equipo que encontró un punto de equilibrio: tiene un ataque efectivo (Carlos Bacca es el goleador del torneo con 16 anotaciones), y una zona defensiva sólida (durante los cuadrangulares solo recibió 7 goles).

“Junior es un equipo muy rápido por las bandas con Enamorado y Caicedo. Además, a partir de la confianza que se generó con la llegada de Arturo Reyes la plantilla fue creciendo y, aunque nadie los daba por finalistas, lo lograron. Por su parte, el Medellín es un equipo fuerte. Me parece que será una final pareja donde uno no puede decir quién va a ser el campeón”, aseguró Edgar “El Panzer” Carvajal, quien fue asistente técnico de Bolillo Gómez, tanto en el Medellín como en el elenco barranquillero.

En el duelo más reciente entre ambos, que se jugó el 23 de julio de 2023 en el Atanasio Girardot –válido por la segunda fecha del clausura–, el DIM ganó 1-0 con gol de Luciano Pons. La visita más reciente de los rojos a Barranquilla se produjo el 29 de enero, por el torneo apertura. El juego terminó 1-1. Así que todo está listo para que “jugando fútbol del bueno”, Medellín inicie su ruta a la séptima estrella.

El empleo que busca está a un clic

Te puede interesar

Las más leídas

Te recomendamos

Utilidad para la vida

Regístrate al newsletter

Acepto el tratamiento y uso del dato Personal por parte del Grupo EL COLOMBIANO*