<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
Síguenos en:
Deportes | PUBLICADO EL 14 agosto 2022

Conozca la nueva estrella de la natación que batió récord mundial en 100 metros libre

El joven rumano hizo trizas la marca que tenía un brasileño desde 2009.

  • David Popovici hace historia en la natación. FOTO EFE
    David Popovici hace historia en la natación. FOTO EFE
  • David Popovici hace historia en la natación. FOTO EFE
    David Popovici hace historia en la natación. FOTO EFE
EFE

El rumano David Popovici, de tan solo 17 años, confirmó su condición como la nueva súper estrella de la natación mundial, tras coronarse campeón de Europa de los 100 metros libre y destrozar el legendario récord mundial del brasileño Cesar Cielo.

Un año después de darse a conocer al mundo en este mismo escenario, la legendaria piscina del Foro Itálico de Roma, con las tres medallas de oro -50, 100 y 200 libre- que conquistó en los Europeos júnior, Popovici ratificó que el futuro es suyo.

Algo que el joven nadador rumano ya avanzó en los pasados Juegos Olímpicos de Tokio en los que con tan solo 16 años concluyó séptimo en la final de los 100 libre y cuarto en la de los 200, tras quedarse a tan sólo 2 centésimas de la medalla de bronce.

Pero la auténtica eclosión de David Popovici ha llegado este verano con el doblete que logró en los Mundiales disputados el pasado mes de junio en Budapest al colgarse el oro en los 100 y 200 libre, una gesta que solo había logrado conseguir el estadounidense Jim Montgomery en 1973 en la primera edición mundialista disputada en Belgrado.

Éxitos a los que sumar el nuevo triplete que el rumano logró unas semanas más tarde en los Europeos júnior disputados en Otopeni, tras revalidar el oro en los 50, 100 y 200 libre.

Antecedentes que hacían albergar una notable actuación de Popovici en los Europeos de Roma, donde el rumano no tardó en hacerse notar, tras firmar el viernes un nuevo récord de Europa de los 100 libre con una marca de 46.98 segundos, que convertía al rumano en el tercer nadador en la historia en bajar de la barrera de los 47 segundos.

Pero si en las semifinales se quedó a 7 centésimas del legendario récord del mundo (46.91) de Cesar Cielo, vigente desde el año 2009, este sábado nada pudo impedir a Popovici rebajar la marca del brasileño.

Espoleado por la frenética puesta en escena del francés Maxime Grousset, que realizó en primera posición el viraje, David Popovici logró nadar los primeros 50 metros de la prueba 19 centésimas más rápido que en las semifinales tras firmar un crono de 22.74 segundos.

Un registro que abría de par en par a Popovici la posibilidad de establecer un nuevo récord del mundo y el rumano no falló tras completar el último largo en 24.12 para lograr unos estratosféricos 46.86 finales.

Marca que permitió al rumano rebajar en 5 centésimas la plusmarca del brasileño, una de los siete récords del mundo que seguían vigentes en la categoría masculina de la era de los bañadores “mágicos”, los trajes de baño de poliuretano hoy prohibidos por la Federación Internacional.

Sensacional actuación sirvió a Popovici para colgarse la medalla de oro con una ventaja de 61 centésimas sobre toda otra superestrella como el húngaro Kristof Milak, plata con un crono de 47.47, y de 77 sobre el italiano Alessandro Miressi, que subió al tercer escalón del podio con una marca de 47.63.

Triunfo que Popovici tratará de repetir en los 200 libre, en los que por lo visto este sábado también corre peligro el récord del mundo del alemán Paul Biederman, otra de las plusmarcas de los bañadores mágicos, y en los 400 libre, que el rumano ha añadido en esta ocasión a su programa.

El estratosférico récord del mundo de David Popovici relegó al segundo plano los triunfos de la sueca Sarah Sjostrom, que logró con un tiempo de 24.96 segundos su quinto titulo de campeona del Europa de los 50 mariposa, y del italiano Gregorio Paltrinieri, que se impuso con una marca de 7:40.86 minutos, nuevo récord de los campeonatos, en los 800 libre.

Prueba en la que subió al tercer escalón del podio otra de los nombres destinados a dominar en un futuro, el jovencísimo Lorenzo Galossi, de tan solo 16 años.

Uno menos de los que cuenta la también italiana Benedetta Pilato, que a sus 17 años logró su segundo título consecutivo de campeona continental de los 100 braza, tras imponerse con un tiempo de 1:05.97 minutos a su compatriota Lisa Angioli, plata, y a la lituana Ruta Meilutyte, otra exniña prodigio, que se colgó el bronce.

Completaron la lista de ganadores el francés Yohann Ndoye, que se impuso en la final de los 200 espalda con una marca de 1:55.62, la húngara Viktoraia Mihalyvari, oro en los 400 estilos con un tiempo de 4:37.56, y el equipo británico de relevo 4x100 femenino.

Si quiere más información:

.