<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
Síguenos en:
Atlético Nacional | PUBLICADO EL 26 junio 2022

Nacional resurgió: el camino culebrero para volverse campeón

Atlético Nacional logró este domingo su estrella 17 en el fútbol profesional colombiano de la mano del entrenador Hernán Darío Herrera.

  • Jefferson Duque anotó 8 anotaciones en este campeonato y terminó como el goleador del equipo. FOTO: JUAN ANTONIO SÁNCHEZ.
    Jefferson Duque anotó 8 anotaciones en este campeonato y terminó como el goleador del equipo. FOTO: JUAN ANTONIO SÁNCHEZ.
  • Jefferson Duque anotó 8 anotaciones en este campeonato y terminó como el goleador del equipo. FOTO: JUAN ANTONIO SÁNCHEZ.
    Jefferson Duque anotó 8 anotaciones en este campeonato y terminó como el goleador del equipo. FOTO: JUAN ANTONIO SÁNCHEZ.
JAIDER ESCOBAR BUITRAGO

El título que logró Atlético Nacional este domingo en el estadio Manuel Murillo Toro de Ibagué, tras superar a Deportes Tolima en la serie de la final de la Liga Betplay 1-2022, no es más que el reflejó de una destacada campaña que cumplió a lo largo del semestre.

Si bien el inicio de año se empañó con la eliminación del equipo de la Copa Libertadores, lo que desencadenó la salida del director técnico Alejandro Restrepo, este hecho quedó rápidamente en el olvido gracias a los resultados que el club empezó a obtener en la liga doméstica, ya bajo la orientación de Hernán Darío Herrera, que en inicio asumió el puesto de manera provisional, pero terminó quedándose.

Bajo la orientación de Restrepo, el elenco verde debutó en el torneo apertura con un empate a domicilio frente a Cortuluá (1-1). Acto seguido, en su primer juego en el Atanasio Girardot, superó a Atlético Junior (3-1), mientras que en la tercera jornada derrotó a Millonarios en El Campín (0-2) y los hinchas se empezaban a ilusionar, pues se había logrado superar con solvencia a dos rivales de categoría.

Sin embargo, Deportes Tolima, equipo que en ese entonces aún era su piedra en el zapato, lo frenó en seco al superarlo (0-1) en la ciudad de Medellín. Aunque el Rey de Copas no tardó el retomar el sendero del triunfo y en la fecha 5 se impuso (0-1) en su visita a Deportivo Pasto. Acto seguido empató en casa con Alianza Petrolera (0-0) y le ganó a Envigado (0-1) en el Polideportivo Sur.

El equipo parecía ir bien encaminado y los resultados en la Liga eran favorables, pero apareció el primer partido en la Copa Libertadores frente Olimpia y el panorama cambió por completo. El representativo paraguayo ganó 1-3 en su estadio, en el partido de la fase 2 y llenó a los verdolagas de desconfianza, lo que se reflejó en la siguiente jornada de la Liga, en la que fue derrotado por Bucaramanga (3-1) en el Alfonso López.

Estas caídas derivaron en la salida de Restrepo, quien no alcanzó a dirigir el partido de vuelta ante el decano paraguayo, en el Atanasio, donde un empate (1-1) sentenció la eliminación de los antioqueños del certamen continental.

Superado el traspié de la Libertadores, Nacional celebró de nuevo en la décima y undécima fecha, en la que superó (2-0) a Independiente Medellín y Jaguares (3-1), respectivamente.

También consiguió puntos en su visita a Palmaseca, donde igualó con Deportivo Cali (1-1); hizo respetar su estadio frente a Independiente Santa Fe (2-1) y se trajo los tres puntos de Tunja, donde venció a Patriotas Boyacá (0-2).

Entre tanto, en la decimoquinta jornada hizo moñona con un triunfo como local ante América (2-0) que le permitió asegurar su clasificación para la fase semifinal y de paso dejar en la cuerda floja a los Diablos Rojos, que a la postre quedaron eliminados prematuramente.

Con la tranquilidad de tener fija su presencia en el grupo de los ocho, utilizó una nómina alterna para enfrentar a Águilas Doradas en el Alberto Grisales, donde cayó (1-0).

Su buen momento también se vio reflejado en el partido de ida de los octavos de final de la Copa Betplay, en el que goleó (0-3) en el Palogrande Once Caldas, conjunto con el que días después empató (0-0), en la jornada 17 de la Liga.

Los dos siguientes partidos, frente a Medellín (0-0) y Pereira (1-1), los saldó con empate. Posteriormente certificó su clasificación en la Copa Colombia con triunfo frente al elenco blanco (2-1) y cerró su participación en el todos contra todos en el Metropolitano de Techo, donde perdió con La Equidad (1-0).

Tras esta campaña, Atlético Nacional terminó tercero (36 puntos) la primera ronda, en la que solo fue superado en la tabla de posiciones por Millonarios (42) y Tolima (40).

Ante este panorama llegaba a la siguiente fase con cierta dosis de favoritismo, aunque el equipo albiazul y el pijao tenían la ventaja de que avanzarían en caso de empatar con cualquier otro club, en sus respectivos grupos.

El verde, que por sorteo quedó ubicado en el grupo A de los cuadrangulares, comenzó su participación en esta fase con un empate (1-1) en Barranquilla, pero de regreso a casa igualó (2-2) con Millonarios, que tomó la punta y parecía complicar el panorama para los antioqueños.

Sin embargo, en la tercera fecha de los cuadrangulares, Nacional goleó (4-1) a Bucaramanga en el Atanasio, acabó con la sequía de siete partidos sin ganar, tomó la punta del grupo y empezó a perfilarse hacia la final.

A partir de ese momento, el ambiente cambió por completo y todo se inclinó en favor del representativo antioqueño, que en el Alfonso López también le ganó al Leopardo (0-1).

En la quinta jornada del cuadrangular sufrió el partido, pero sacó un empate (0-0) en El Campín, en su visita a Millonarios, al que de paso eliminó, manteniendo la mejor opción para seguir su carrera en busca del título.

En territorio antioqueño superó (2-1) a Junior, en la sexta y última jornada, con lo que certificó su clasificación a la final, en la que se enfrentó con un rival que desde 2018 para acá, cuando le quitó el título del torneo apertura, lo complicaba con frecuencia.

En el partido de ida de la final, en el estadio Atanasio Girardot, el panorama parecía complicarse con un gol de Anderson Plata, pero antes del descanso Danovis Banguero logró el empate parcial, que devolvió la tranquilidad.

En la etapa complementaria apareció Yerson Candelo que, con una anotación desde 58 metros, anotó el mejor gol del semestre en este escenario y puso en ventaja a su equipo, que en el epílogo del encuentro logró el 3-1 definitivo, por intermedio de Andrés Andrade, con el que selló el partido de ida.

Entre tanto, en el Murillo Toro, a donde llegó con una ventaja de dos goles, Atlético Nacional sufrió mucho más de lo esperado, pues en los primeros 45 minutos recibió dos goles en contra, que parecían embolatar el título, pero en la etapa complementaria, en el tiempo de reposición (90+1), apreció Jarlan Barrera y de cabeza anotó el descuento, para el 2-1 definitivo, que dejó 4-3 la serie y le entregó al Rey de Copas la estrella 17.

Jaider Escobar Buitrago

De niño soñé ser periodista deportivo. Soy sonsoneño, especialista en comunicación y un apasionado de mi profesión.

.