<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
Síguenos en:
Colombia | PUBLICADO EL 05 abril 2022

La verdadera causa de la pelea entre hinchas de Nacional

  • La pelea ocurrió entre Chía y Cota, Cundinamarca. Kevin Quintero (foto detalle) fue enviado a la cárcel por los hechos. FOTO CORTESÍA
    La pelea ocurrió entre Chía y Cota, Cundinamarca. Kevin Quintero (foto detalle) fue enviado a la cárcel por los hechos. FOTO CORTESÍA
  • La pelea ocurrió entre Chía y Cota, Cundinamarca. Kevin Quintero (foto detalle) fue enviado a la cárcel por los hechos. FOTO CORTESÍA
    La pelea ocurrió entre Chía y Cota, Cundinamarca. Kevin Quintero (foto detalle) fue enviado a la cárcel por los hechos. FOTO CORTESÍA
Por Colprensa y redacción

Un desvío en la ruta. Esa fue la génesis de la batalla campal en la que se tranzaron el sábado dos barras de Atlético Nacional que, de acuerdo con la Policía Nacional, tienen vieja rivalidad.

Se trata de la Nación Verdolaga, de Bogotá, y Los del Sur, de Medellín, que en la vía entre Chía y Cota (Cundinamarca) se pelearon con machetes y puñales, dejando 5 personas heridas. Uno de los implicados, a quien cámaras de seguridad captaron pegándole con sevicia a otro joven caído en el piso de una gasolinera, fue enviado a la cárcel.

Colprensa y EL COLOMBIANO reconstruyeron lo sucedido consultando fuentes judiciales y de la zona en la que se registró la situación.

En ese contexto, trascendió que –dado que la enemistad de las dos barras ya es de dominio público– cada una de sus caravanas tenía escolta policial y debía transitar por rutas distintas en su camino hacia Tunja, en donde iban a acompañar el partido de su equipo contra Patriotas.

Sin embargo, un desvío, cuya causa no está del todo clara, provocó que los 15 buses que movilizaban a la barra Los del Sur desde Medellín se terminaran encontrando con los 12 buses que llevaban a los de la Nación Verdolaga desde Bogotá. Y ahí estalló la pelea.

El cálculo que hace la Policía es que en la disputa participaron unos 800 jóvenes.

“Íbamos para Tunja en la variante para Cota. Sentí que comenzó a caer un montón de piedras contra nosotros. Muchos hinchas de la Nación Verdolaga nos estaban esperando en la calle para matarnos”, le dijo a la Fiscalía Cristian Alejandro Gómez, uno de los heridos y cuyo testimonio fue clave para judicializar a Kevin Esneider Quintero, el único que está preso y sindicado de tentativa de homicidio.

No obstante, su defensa alega que no era él quien llevaba el arma blanca y no debería ser investigado por tentativa de homicidio, sino por lesiones personales. Cristian es el joven que apareció en uno de los videos que circulan por redes y quien –después de enredarse con una manguera en una estación de gasolina– cae al piso. En ese momento es que termina golpeado por la gente de la barra contraria.

Y, de acuerdo con el parte médico, además de los golpes sufrió heridas con arma blanca y tuvo que ser trasladado a la Clínica de Chía, desde donde rindió su testimonio.

Un juez de control de garantías de Tenjo (Cundinamarca), le impuso a Quintero –quien se expone a una pena de cuatro años de prisión– medida de aseguramiento en centro y ordenó su traslado a la cárcel La Modelo de Bogotá.

La versión de los miembros de la barra Nación Verdolaga es la contraria a la de Cristian. Según ellos, eran los de la barra de Los del Sur, los que los estaban esperando.

Aseguran que la barra proveniente de territorio antioqueño ya habían hecho un primer intento de atacarlos en la entrada sur de Cota, el cual lograron evadir, pero el segundo no pudieron evitarlo debido al alto flujo vehicular de la zona.

Aunque testigos en la zona afirmaron que los jóvenes se habían citado previamente para enfrentarse (lo cual explicaría por qué aparecieron armados con machetes), la Policía descarta esta hipótesis y asegura que todo se debió simplemente a este encuentro aparentemente fortuito

800
jóvenes habrían participado en esta disputa entre hinchas, según la Policía Nacional.
.