<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
x
language COL arrow_drop_down

“No existe duda en la conducta de Laura Sarabia”: defensa entregó pruebas en la Fiscalía sobre el caso polígrafo

El abogado de la actual directora del Departamento de Prosperidad Social se pronunció al término de la diligencia en el Búnker. Explicó que entregaron pruebas para demostrar que Laura Sarabia no ordenó polígrafo.

  • La actual directora del Departamento de Prosperidad Social, Laura Sarabia, asistió a un interrogatorio en la Fiscalía para hablar sobre el presunto uso irregular del polígrafo que se le practicó a su exempleada, Marelbys Meza.
    La actual directora del Departamento de Prosperidad Social, Laura Sarabia, asistió a un interrogatorio en la Fiscalía para hablar sobre el presunto uso irregular del polígrafo que se le practicó a su exempleada, Marelbys Meza.
18 de enero de 2024
bookmark

La Fiscalía escuchó cerca de dos horas a Laura Sarabia, actual directora del Departamento de Prosperidad Social (DPS), en medio de la indagatoria por el presunto uso irregular del polígrafo a su exempleada, Marelbys Meza.

Fue su abogado, Jorge Mario Gómez, quien a la salida de la diligencia entregó un resumen general sobre lo que se habló en la cita, que fue precisamente auspiciada por su despacho.

En su intervención, Gómez destacó que desde el año pasado le solicitaron formalmente a la Fiscalía para que escuchara a Sarabia en un interrogatorio y adelantó que ella decidió renunciar a su derecho de guardar silencio.

Eso quiere decir que Sarabia, quien fue mano derecha del presidente Gustavo Petro cuando ocupó el cargo de jefe de gabinete, está lista para hablar de todo lo que sabe y como ha repetido en más de una ocasión, dejar su nombre en limpio.

Y en ese objetivo trabaja su defensa, pues según el abogado Gómez, ya la Fiscalía tiene en su poder todos los elementos para poder concluir que “no existe sombra de duda en la conducta de Laura Sarabia”.

Durante la diligencia en Fiscalía se sabe que la defensa de Sarabia llegó equipada de un arsenal de pruebas para demostrar que su defendida no tuvo nada que ver con el polígrafo irregular que le habrían practicado a Meza el año pasado tras el robo de un maletín millonario en la casa de la ahora directora del DPS.

En esas pruebas habría información sobre los protocolos de seguridad y su rol en la Casa de Nariño. Y para terminar de defender su tesis, antes de ingresar al interrogatorio en el Búnker, Sarabia leyó un comunicado en el que aseguró su inocencia.

“Reitero, no ordené, no podía hacerlo y no fue iniciativa mía ningún polígrafo”, dijo y señaló que “desde el primer día he estado en total disposición de atender los requerimientos de cada una de las autoridades pertinentes”.

Sobre esa misma hipótesis habló su defensa al finalizar la diligencia, que fue de carácter reservado, pero a modo de resumen explicó que “dos cosas han quedado en claro, que Laura Sarabia no ordenó ningún polígrafo y que los autorizados cumplieron con rigor los protocolos establecidos en la ley, con completo respeto por los derechos y las dignidades de las personas”.

En esa intervención, la defensa se refería a la Jefatura de Protección Presidencial, de la cual miembros están siendo procesados en la justicia, como por ejemplo el Coronel Carlos Feria, que no aceptó los cargos que le imputaron en la más reciente audiencia junto al Capitán Elkin Augusto Gómez y el intendente Jhon Alexander Sacristán.

Justo antes del interrogatorio, Sarabia ya le había chutado la pelota a la Jefatura y dijo que tiene la certeza de que actuaron conforme a la ley.

El caso es que en la cita de dos horas, Sarabia respondió a todas y cada una de las preguntas que le hizo la Fiscalía con el objetivo de “despejar cualquier duda que tengan los investigadores”, después de que el año pasado estuviera en el ojo del huracán luego de la denuncia de su exempleada.

Para ese momento, Meza entregó sus declaraciones a la Revista Semana y explicó que había sido conducida a un sótano en el que se sintió secuestrada y en repetidas ocasiones la señalaron como la autora del robo de cerca de 4.000 dólares de la casa de la funcionaria a comienzos de 2022.

El escándalo que explotó más fuerte cuando se filtraron audios del entonces embajador de Colombia en Venezuela, Armando Benedetti, provocaron la salida de Sarabia de la Casa de Nariño y también la del alto funcionario. Sin embargo, la despedida de una de las mujeres más poderosas del Gobierno Petro fue un episodio que el mismo mandatario lamentó profundamente.

Si bien meses después Sarabia regresó al Gobierno, pero a ocupar otro cargo en el DPS y al parecer volver a hablarle de cerca al oído del Presidente, esta también se lamentó. “Confío en que una justicia recta y digna me permita pasar esta página amarga. Seguiré luchando por defender mi reputación y mi buen nombre de las acciones malintencionadas”, explicó.

Acto seguido, Sarabia entregó la noticia de que ya tiene listas las acciones legales contra los que la “difamaron y calumniaron”. Según ella, dichas acciones provocaron unas primeras citaciones ante la Fiscalía que tendrán como fecha el próximo 24 de enero.

“Nada ha logrado ni logrará distraer mis obligaciones y mis compromisos con las comunidades excluidas, con el Gobierno y con mi país”, concluyó la funcionaria.

En todo caso, mientras Sarabia niega rotundamente su vinculación al polígrafo, parece que el peso lo estarían recibiendo los policías que irán a juicio de manera formal este año.

El empleo que busca está a un clic

Te puede interesar

Las más leídas

Te recomendamos

Utilidad para la vida

Regístrate al newsletter

PROCESANDO TU SOLICITUD