<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
Síguenos en:
Colombia | PUBLICADO EL 12 junio 2022

Condenan a 50 años de cárcel a hombre que mató a su sobrina

El sentenciado estaba pagando otra pena de 26 años por un homicidio.

  • El hombre atacó con un arma cortopunzante a la sobrina menor de edad. FOTO: JAME PÉREZ
    El hombre atacó con un arma cortopunzante a la sobrina menor de edad. FOTO: JAME PÉREZ
  • El hombre atacó con un arma cortopunzante a la sobrina menor de edad. FOTO: JAME PÉREZ
    El hombre atacó con un arma cortopunzante a la sobrina menor de edad. FOTO: JAME PÉREZ
EL COLOMBIANO

Un hombre que ya pagaba una condena de 26 años por homicidio, recibió otra pena de 50 años de cárcel por el asesinato de una sobrina de 13 años en enero pasado en Villavicencio, Meta.

De acuerdo con la Fiscalía General de la Nación, Johan Stiven Vaca Méndez, alias “Pinocho”, había cumplido parte de una condena a 26 años de prisión, que le había sido impuesta en 2008 por homicidio. Por esta razón le fue otorgado el beneficio de finalizar la sentencia en su casa.

El hombre de 32 años fue trasladado a la casa familiar, ubicada en el barrio La Vainilla de Villavicencio. El ente investigador señaló que desde su llegada al domicilio se constató que el hoy condenado agredió física y psicológicamente a su padre, la esposa de éste; su hermano; y sus sobrinas menores de edad.

Labores de Policía judicial determinaron que en enero pasado el implicado atacó a una de las niñas con un arma cortopunzante, causándole múltiples lesiones.

Los llamados de auxilio de la víctima fueron atendidos por uniformados de la Policía, quienes la trasladaron a un centro asistencial, donde murió producto de la gravedad de las heridas.

“La muerte de la menor ocurrió el 26 de enero pasado en la residencia adonde llegó el sentenciado para terminar de cumplir su condena de 26 años de prisión que le había sido impuesta en 2008 por el delito de homicidio, y de la cual ya había pagado 14 años en la cárcel La Picota de Bogotá”, explicó Diana María Quiñones, directora Seccional de Fiscalías del Meta.

El asesino fue capturado mientras se cambiaba de ropa e intentaba esconder el arma con la que cometió el feminicidio.

El ahora sentenciado aceptó los cargos de feminicidio agravado y violencia intrafamiliar imputados por la Fiscalía. El fallo fue apelado por la defensa del procesado, al estar en desacuerdo con el monto de la pena.

.