<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
Colombia | PUBLICADO EL 17 septiembre 2021

Fiscalía imputó a Enrique Vives por homicidio; el empresario no aceptó cargos

  • FOTO CORTESÍA
    FOTO CORTESÍA
  • FOTO CORTESÍA
    FOTO CORTESÍA
Por Jessica Quintero

Aunque todo indicaba que la audiencia de imputación de cargos contra Enrique Vives Caballero se aplazaría por cuarto día consecutivo, este viernes la jueza penal municipal de Santa Marta, Olmis Cotes, reanudó el proceso judicial en el que la Fiscalía le formuló cargos por el delito de homicidio en concurso homogéneo y sucesivo en la modalidad de dolo eventual a título de autor material, por arrollar a siete jóvenes, de ellos, seis perdieron la vida.

El empresario no aceptó cargos porque, a su juicio, “no corresponden a la realidad”.

El ente acusador argumentó que Vives “elevó el riesgo de ese accidente debido a que el estado de embriaguez y la alta velocidad no le permitieron maniobrar” pues, de acuerdo con el fiscal, de estar sobrio y consciente “hubiese podido desviar el vehículo a la otra calzada” de la vía donde sucedieron los hechos el pasado 13 de septiembre.

La pena a la que el empresario se enfrenta por este delito oscila entre 208 y 450 meses, es decir, entre 17 y 37 años de prisión. El fiscal pidió que le sea puesta la pena más alta.

Previo a la imputación de cargos, Vives, que se presentó a la audiencia de forma presencial, pidió perdón a los familiares de las víctimas. “Me duele a mí más que a otra persona”, dijo.

Asimismo, sostuvo que estaba haciendo un “esfuerzo sobrenatural” acudiendo a la diligencia, pues explicó que sufre estrés postraumático tras el accidente. Además, aseguró en repetidas ocasiones que no estaba huyendo de la justicia.

“Para mi esto es algo nuevo, nunca en mi vida había tenido una situación de esta naturaleza y el tremendo shock que he tenido es lo que me ha llevado a estar en una clínica haciéndome tratamientos. No quiero que piensen que estoy huyendo de la justicia ni mucho menos”, expresó el empresario.

En el desarrollo de la diligencia judicial, el fiscal narró los hechos que desencadenaron en la muerte de Rafaela Petit, María Camila Martínez, Laura Valentina de Lima, Juan Diego Alzate y los hermanos Camila y Lenoir Romero. Del mismo modo, hizo una breve descripción del sindicado.

“Enrique Rafael Vives Caballero, de 40 años, transita esa vía de manera permanente, es conocedor de las normas de tránsito y de la prohibición de la conducción bajo los efectos del alcohol. (...) Se trata de una persona que ha sido infraccionada por conducir a alta velocidad, pero pese a ello quiso hacerlo, es decir, conducir en estado de embriaguez y a alta velocidad”, aseguró el fiscal.

Jessica Quintero Serna

Cuyabra. Comunicadora social-periodista de la Universidad del Quindío. Redactora del área de Actualidad.

.