<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
Síguenos en:
Colombia | PUBLICADO EL 05 septiembre 2022

Sigue la polémica por el llamado a los doctores que hizo el presidente Petro

El gobierno eligió a 1.979 personas entre 20.349 sin especificar cómo era su proceso de selección.

  • El director del Dapre, Mauricio Lizcano, tomó la vocería del gobierno de Gustavo Petro para explicar la polémica por la convocatoria a los doctores. FOTO Camilo suárez y Esneyder Gutiérrez.
    El director del Dapre, Mauricio Lizcano, tomó la vocería del gobierno de Gustavo Petro para explicar la polémica por la convocatoria a los doctores. FOTO Camilo suárez y Esneyder Gutiérrez.
  • El director del Dapre, Mauricio Lizcano, tomó la vocería del gobierno de Gustavo Petro para explicar la polémica por la convocatoria a los doctores. FOTO Camilo suárez y Esneyder Gutiérrez.
    El director del Dapre, Mauricio Lizcano, tomó la vocería del gobierno de Gustavo Petro para explicar la polémica por la convocatoria a los doctores. FOTO Camilo suárez y Esneyder Gutiérrez.
Sigue la polémica por el llamado a los doctores que hizo el presidente Petro

Pocos días después de posesionarse como presidente de la República, Gustavo Petro hizo un llamado a todos las personas con doctorado del país para que trabajaran con el Gobierno. El anunció cayó muy bien entre los académicos y las bases del Pacto Histórico, sumando también el entusiasmo de las redes sociales. Sin embargo, después de que se conocieran los resultados el viernes en la noche, el ánimo se vino abajo y en esas mismas redes sociales se preguntan si todo un fue una estrategia efectista.

El asunto es así: se presentaron 20.439 personas y fueron seleccionadas 1.979, de ellas el 70,3 por ciento hombres y 29,6 por ciento mujeres. Así, lo primero que generó molestia es que el número de mujeres es muy inferior y, por otro lado, ¿cómo hicieron para procesar en menos de un mes toda la información de quienes aplicaron?

Además, ahora quienes se postularon se preguntan cuáles líneas del conocimiento estaban buscando en el Gobierno, eso no quedó claro en ninguno de los llamados. Lo que sí se sabe es que la mayoría de los seleccionados, 1.347 exactamente, son ingenieros, seguidos por abogados, economistas, administadores y contadores.

El llamado del presidente Petro a los colombianos con doctorado llegó a través de cadenas de WhatsApp y con un link para llenar un formulario de la plataforma de Microsoft Forms. Una estrategia que muchos compararon con una cadena falsa. Y es que esa URL de 132 caracteres llevaba a un cuestionario bastante informal en el que quienes tenían títulos superiores debían diligenciar su información profesional.

La convocatoria tenía pocos detalles y solo daba a entender que el mandatario estaba buscando perfiles para engrosar el equipo de la Casa en Nariño. “Para personas con doctorado: La Presidencia de la República está invitando a todos los colombianos que cuenten con título de doctorado, que actualmente estén viviendo en el país o en el exterior, y deseen retornar para aportar su experiencia y conocimiento al gobierno del cambio”, se leía en el mensaje.

El cuestionario consistía de cuatro o cinco diapositivas, preguntaba datos personales, lugar de residencia y programas cursados. La convocatoria comenzó a circular en la primera semana del gobierno y el viernes 2 de septiembre, casi a media noche, la mayoría de quienes se presentaron recibieron un correo en el que la Casa de Nariño les decía que no habían sido aceptados.

Quienes se inscribieron apuntan que las condiciones de selección no fueron claras. Era muy difícil dictaminar la calificación de los postulados con un formulario casi prediseñado o poco claro.

El asunto es que mientras algunos solo tuvieron noticia de su rechazo hasta el pasado viernes, a otros les enviaron un segundo link en el que debían cargar documentos que sustentaran su formación profesional. Ese otro formulario circuló durante la última semana de agosto, pero tenía problemas de funcionamiento.

“Por error en la plataforma durante dos días seguidos no fue posible cargarlos. Al final envié una petición manifestando la irregularidad que tampoco fue posible radicar. Siempre daba error”, contó Johan Ricardo, doctor en Derecho. Tres días después de que el abogado no pudiera diligenciar la información requerida, el gobierno publicó los resultados y a él le llegó un e-mail en el que le agradecían por su participación.

La doctora en Sociología Olga L. González también se presentó desde los primeros días de agosto, pero a ella nunca le llegó el segundo enlace para cargar los documentos. En la noche del viernes se convirtió en una de las 18.370 doctaras y doctores a quienes les llegó un escueto correo de rechazo a su bandeja de entrada.

“Viviendo en el exterior uno tiene mucho que aportar porque ha vivido en otras sociedades y puede relativizar lo que pasa aquí. Esto es un problema, ¿nos están enviando el mensaje de que casi 20.000 personas no pueden hacer investigación en Colombia?”, cuestiona González.

Quienes atendieron el llamado de Petro apuntan que tenían interés en construir país desde sus áreas de conocimiento, incluso entre los que aún permanecen en el exterior se leen mensajes de que tienen el anhelo de regresar, pero en buenas condiciones laborales.

“Fue una cosa a la carrera, más que el marketing político de encontrar la labor de los doctores en diferentes partes. Y, bueno, caímos”, considera Ethan Frank Tejada, doctor en Comunicación. Entre las dudas respecto a la convocatoria, la rapidez con la que se hizo el filtro de las 20.349 postulaciones y el resultado que publicó el director del Departamento Administrativo de la Presidencia, Maurcio Lizcano, quedó en el aire la pregunta de qué tipo de saberes estaban buscando. Nunca fue muy claro.

Los números hablan por sí solos, pues los seleccionados fueron ingenieros, abogados, economistas, administradores y contadores. Fuera de competencia quedaron los profesionales de las Ciencias Humanas como Alejandro Castillo, quien tiene dos títulos doctorales y dijo: “Siguen creyendo que la forma de generar riqueza y que los saberes válidos siguen siendo las Ciencias Exactas y las Ingenierías. Eso está mal poque los posgrados de ciencias básicas, de la educación y de humanidades no encuentran campo”.

En el fondo de la discusión la pregunta es si todo este llamado a los doctores fue una improvisación o una estrategia de buena imagen, pues los resultados se dieron en tiempo récord y toda la estrategia salió a las volandas.

Infográfico
Juliana Gil Gutiérrez

Periodista egresada de la facultad de Comunicación Social - Periodismo de la Universidad Pontificia Bolivariana.

Daniel Rivera Marín

Editor General Multimedia de EL COLOMBIANO.

Si quiere más información:

.