<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
Síguenos en:
Antioquia | PUBLICADO EL 23 marzo 2022

El triste sepelio de los dos niños muertos en incendio en Barbosa

La comunidad acompañó a la familia que sufrió esta tragedia. La alcaldía costeó los gastos fúnebres

  • La velación de los menores, en cajas selladas, se llevó a cabo en la Funeraria Ser, en la calle del comercio, con gran asistencia de ciudadanos. FOTO CORTESÍA GUILLERMO NARANJO
    La velación de los menores, en cajas selladas, se llevó a cabo en la Funeraria Ser, en la calle del comercio, con gran asistencia de ciudadanos. FOTO CORTESÍA GUILLERMO NARANJO
  • La velación de los menores, en cajas selladas, se llevó a cabo en la Funeraria Ser, en la calle del comercio, con gran asistencia de ciudadanos. FOTO CORTESÍA GUILLERMO NARANJO
    La velación de los menores, en cajas selladas, se llevó a cabo en la Funeraria Ser, en la calle del comercio, con gran asistencia de ciudadanos. FOTO CORTESÍA GUILLERMO NARANJO
Gustavo Ospina Zapata

Con la asistencia de cientos de personas -muchas de ellas portando globos blancos- en Barbosa se realizan este miércoles las honras fúnebres de los niños Guadalupe Rojo Giraldo, de dos años, y su hermano Deyvinson Escobar Giraldo, fallecidos el fin de semana en un incendio que se registró en su casa de la vereda Aguas Claras parte Alta.

La ceremonia se llevó a cabo en la Iglesia de San Antonio de Padua, la principal de Barbosa ubicada en el parque central de la localidad. Los infantes murieron el domingo en la noche al desatarse un incendio en el rancho de guadua y plástico donde vivían en la zona veredal, en momentos en los que estaban solos.

Según las primeras versiones que se conocieron del caso, el padre de uno de los niños se encontraba en el Valle del Cauca, donde ejercía labores en una finca cafetera. Su madre había salido horas antes de la vivienda y solo pudo llegar cuando ya el fuego lo había consumido todo y había acabado con las vidas de sus hijos.

El reporte del caso a las autoridades lo hizo una mujer identificada como Doriana Agudelo, quien les confirmó a los bomberos de la localidad que los niños estaban solos en el humilde inmueble.

El mayor de los dos niños, incluso, alcanzó a salir con vida en medio de las llamas y corrió a pedir auxilio donde su bisabuela, que vivía cerca, pero tenía quemaduras de tercer y segundo grados en el 85 % de su cuerpo. En esa condición fue llevado al hospital de Barbosa, pero de allí fue trasladado al hospital San Vicente Fundación, de Medellín, donde falleció luego debido a la gravedad de sus quemaduras.

Cruz Ana Palacio, la profesora de Deyvinson, que cursaba el grado sexto en el colegio Luis Eduardo Arias Reinel, en el casco urbano de Barbosa, habló para EL COLOMBIANO del impacto que causó la muerte de los dos niños para el municipio y para su institución.

“Lo que le diga es poco para la tristeza tan grande que tenemos. Ayer (el martes) cuando los niños llegaron a la clase prácticamente todos se pusieron a llorar. Luego le hicieron un altar y rezaron. Todos comentaban cosas de él y no pudimos dar clase”. dijo.

Según su relato, Deyvinson recién había llegado a la institución con la normalización de las actividades escolares luego de la pandemia. Ese tiempo fue suficiente para ganarse el cariño de todos. Era inteligente, juicioso, con mucha disciplina y siempre inquieto y curioso, dijo.

“Él siempre llevaba puesta una gorra roja y no se la quitaba para nada, muchos lo conocían como el de la gorra roja, de verdad que nos dejó una tristeza muy honda”, expresó la maestra visiblemente compungida.

En su memoria, todo el colegio, alumnos, profesores y cuerpo directivo, decidieron hacerse presentes en la velación y el sepelio. Llegaron uniformados y con globos blancos.

EL COLOMBIANO conoció que los padres de los menores estaban gestionando un subsidio de vivienda, el cual no pudieron obtener antes de que se produjera el fatal episodio de la medianoche del domingo, cuando el incendio, cuyas causas aún se desconocen con exactitud, acabó no solo con el rancho sino con las vidas de sus hijos.

El alcalde de Barbosa, Édgar Augusto Gallego Arias, emitió un comunicado lamentando los hechos y expresando su pesar por el caso.

“Extendemos nuestras condolencias a la familia Escobar Giraldo y Rojo Giraldo, en especial a sus padres José Ignacio Rojo, Jorge Escobar y Yuliana Giraldo David. Asimismo, nuestro mensaje fraterno con la comunidad de la Institución Educativa Luis Eduardo Arias Reinel, donde Deyvinson estudiaba y a sus compañeros de sexto B”, decía el mensaje. El mandatario comentó que en la vereda Aguas Claras, llamada el Fortín del Agua, “Guadalupe y Deyvinson serán recordados por siempre”.

El sepelio se realiza en el Cementerio Jardines de la Fe de Barbosa. La alcaldía corrió con los gastos fúnebres debido a la precaria condición económica de la familia.

Gustavo Ospina Zapata

Periodista egresado de UPB con especialización en literatura Universidad de Medellín. El paisaje alucinante, poesía. Premios de Periodismo Siemens y Colprensa, y Rey de España colectivos. Especialidad, crónicas.

.