<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
Síguenos en:
Medellín | PUBLICADO EL 04 abril 2022

Aumentan recompensas para esclarecer misteriosa ola de asesinatos de la comunidad LGTBIQ+

La Alcaldía de Medellín anunció que duplicará el pago por información que conduzca a esclarecer los crímenes.

  • El último asesinato reportado fue el de un vigilante, atado de pies y manos, en el centro de Medellín, el pasado jueves. FOTO: CORTESÍA
    El último asesinato reportado fue el de un vigilante, atado de pies y manos, en el centro de Medellín, el pasado jueves. FOTO: CORTESÍA
  • El último asesinato reportado fue el de un vigilante, atado de pies y manos, en el centro de Medellín, el pasado jueves. FOTO: CORTESÍA
    El último asesinato reportado fue el de un vigilante, atado de pies y manos, en el centro de Medellín, el pasado jueves. FOTO: CORTESÍA
EL COLOMBIANO

Luego del asesinato de seis integrantes de la población LGTBIQ+ en los primeros tres meses de 2022, las autoridades realizaron este lunes un consejo de seguridad y definieron aumentar las recompensas por información que permitan esclarecer los crímenes y dar con los responsables. El pago de recompensa pasó de $40 millones a $80 millones.

Los asesinatos ocurridos contra población diversa en Medellín, según las autoridades, tienen algunos patrones que ya son materia de análisis. Por ejemplo, los crímenes se han cometido los jueves, los encuentros previos a los homicidios se pactaron a través de redes sociales o por aplicaciones de citas y ocurrieron en hoteles o en las propias casas de las víctimas.

El caso más reciente ocurrió justamente el pasado jueves 31 de marzo, en un hotel del centro donde un hombre identificado como Hernán Macías de 27 años, oriundo de Florencia, Caquetá, y vigilante de profesión, fue hallado sin vida al interior de una bañera, amarrado de pies y manos, y sin signos de haber sido atacado con algún arma, similar a la modalidad usada en otros tres casos.

Otros casos ocurrieron entre el 28 de enero y el 15 de marzo en las comunas 8 (Villa Hermosa), 11 (Laureles-Estadio) y 13 (San Javier). Además, hubo un cuarto ataque, con un ciudadano libano-australiano, de 36 años, registrado el 15 de febrero en el barrio San Joaquín, en el cual fue empalado y trasladado a una clínica donde se recuperó de las heridas.

El Concejo de Medellín anunció la creación de una Mesa de Trabajo para hacerle seguimiento a las amenazas contra la población LGTBIQ+ en la ciudad y exigir a las autoridades el pronto esclarecimiento de estos crímenes.

Mientras avanzan las investigaciones, el secretario de Seguridad, José Gerardo Acevedo, pidió a la población aumentar las medidas de seguridad y autocuidado, pues al hacer uso de aplicaciones y fijar encuentros siempre estarán en un alto grado de vulnerabilidad.

Entre las recomendaciones están siempre contarle a una persona de confianza con quién se va a ver y compartir la ubicación, y pactar sitios de encuentro que generen confianza.

.