Síguenos en:

una de las primeras instituciones que adoptó el bilingüismo en la ciudad cumplió siete décadas de enseñanza, graduando más de 2.800 mujeres en el mismo lapso. el aniversario será celebrado en una serie de eventos, entre ellos un foro educativo.

con una eucaristía en la catedral metropolitana de la ciudad, comenzó la celebración de los 70 años de historia del colegio marymount, ubicado en la comuna de el poblado, en medellín.

el centro educativo fue fundado en 1954, cuando las religiosas del sagrado corazón de maría trajeron por primera vez una oferta educativa bilingüe femenina a la ciudad de medellín.

su historia como uno de los primeros colegios privados de la ciudad, relata también la transformación colombiana. “cuando comienza el colegio en los años 50, se buscaba educar a las mujeres con herramientas que les permitiera ser líderes en la sociedad y contar con el manejo de una segunda lengua que era el inglés. se funda el colegio, y a finales de los años 50 y 60 viene todo este auge de las mujeres, de la libertad, del liderazgo, del empoderamiento, es por esto que creemos que nuestras religiosas fueron muy vanguardistas”, comentó catalina guzmán urrea, rectora del marymount.

por sus aulas han pasado medallistas olímpicas, campeonas mundiales deportivas, importantes investigadoras científicas internacionales, médicas reconocidas a nivel mundial, directoras de fundaciones y ong, empresarias, directoras de teatro y líderes culturales, actrices, gerentes de empresas, periodistas destacadas y un incontable número de mujeres que se han dedicado a dejar huella, un legado en la sociedad.

“tenemos claro el contexto de estas estudiantes, que vienen de unas familias donde sus papás son líderes empresariales, en salud, financieros, en fin, dentro del sector productivo tienen un liderazgo, vienen con ese adn. entonces, como las estudiantes traen desde casa esas herramientas, buscamos formar buenos seres humanos que, con todo lo que tienen, puedan realmente impactar la sociedad; es esa ética de cómo me relaciono con el otro, qué hago por el otro, es mi bienestar, pero también es el bienestar del otro”, comentó guzmán.

según las directivas de la institución, esta fue pionera en adaptar los cambios tecnológicos que experimentaba el mundo perder su filosofía. de las máquinas de escribir pasaron rápidamente a los computadores y al uso de internet y la adopción de nuevas metodologías. en pandemia tuvieron un modelo exitoso de educación virtual y luego fue uno de los primeros colegios privados en abrir sus puertas tras la cuarentena.

“siempre ha dado respuesta a lo que ha pasado en lo social en ese momento, entonces ahora la pregunta es ¿qué vamos a hacer con todo este tema de inteligencia artificial, con la tecnología, las redes sociales? ¿cómo formamos estudiantes para que tengan esas herramientas, pero también pensando en cómo van a impactar en lo social? esto nos hace unos abanderados en esa educación pertinente, pero que también es de vanguardia”, explicó la directiva.

uno de los giros trascendentales que ha tomado la institución recientemente es la inclusión en sus aulas de niños, convirtiendo al marymount en una institución de educación de calidad ahora mixta. hasta la fecha se han matriculado 21 niños para la vigencia 2024.

además, su énfasis actual es la inteligencia emocional. “a la par del currículo académico tenemos el currículo socio emocional, es la posibilidad de que los niños y los padres de familia vean ese seguimiento de ese ser humano, que no solamente da cuenta del rendimiento académico, sino de cómo vas como persona, qué hábitos has desarrollado, desde tu proceso evolutivo, cómo va esa relación con el otro y contigo mismo”, relató la rectora.

el marymount medellín tiene doble acreditación internacional proporcionada por las agencias cis y neasc, proceso que se realiza cada cinco años. este año se acreditará bajo una nueva ruta que les permitirá documentar sus cuatro nuevos proyectos: espacios de aprendizaje siglo xxi, educación mixta

un cambio de mentalidad, sistema institucional de evaluación y el currículo internacional en preescolar, basado en el juego.

según indicaron desde el marymount, este es el segundo mejor colegio de la ciudad y ocupa el lugar 15 en el país, según el ranking col sapiens 2023

2024.

la celebración por los 70 años también acogerá el foro “educación pertinente para un mundo cambiante” que se llevará a cabo en el auditorio del colegio el próximo 6 de marzo, desde las 8:00 a.m. y contará con 300 invitados presenciales en el auditorio y transmisión en streaming por el canal de youtube del colegio para toda la comunidad que quiera conectarse.

Columnistas | PUBLICADO EL 22 enero 2020

¡UN TÍTULO MUNDIAL!

Por alberto velásquez martínezredaccion@elcolombiano.com.co

Son tan desafiantes la corrupción y la desigualdad en Colombia, que el país acaba de ser considerado -en una encuesta de percepción- como el de mayor corrupción entre los países incluidos en la consulta, y el de mayor exclusión social en América Latina. Eso de que terminó el 2019 con el cetro de la podredumbre moral, según la publicación US News & World Report, y con el 70 % del total del patrimonio bruto en manos del 10 % de los más ricos, es abiertamente indignante y provocador. O que el 88 % de la tierra esté concentrada en pocos propietarios, se vuelve desafiante. Las coronas de ser el país más putrefacto en su ética y de mayor inequidad en la región, “la más desigual del mundo”, evidencia la postración social que deja muy mal parada a la sociedad colombiana.

Indudablemente que las corruptelas, las inequidades sociales, han sido combustibles para que ardan y se desborden las protestas callejeras –que ayer se retomaron– contra las instituciones del Estado. Pero no pocos de los marchantes equivocan el sentido real y pacífico de sus reclamos, recurriendo a las broncas y vías de hecho para crear pánico y zozobra. Elevan su voz para demandar soluciones a los problemas sociales, peticiones que deslegitiman con el protagonismo de matones infiltrados para sembrar anarquía y destruir bienes públicos y privados.

Con la misma vehemencia que reclaman soluciones a aquellos desafíos y rupturas, debían inundar las calles para exigirles a las instituciones estatales, luchar con firmeza contra el narcotráfico, contra la tala de bosques y la minería ilegal, contra el terrorismo guerrillero que contamina los ríos, contra los usurpadores de tierras que sacan a sangre y fuego a sus legítimos propietarios. Así se harían más creíbles y legítimas sus marchas.

La corrupción y las desigualdades que experimenta el país constituyen el terreno abonado para los populismos de izquierda y derecha. Aprovechan las debilidades del sistema de Estado y sociedad para sustituirlo por otro imaginario de bienaventuranzas que proclaman con el lenguaje ilusorio y efectista de los demagogos de barrio.

La coca ha sido el gran incentivo para elevar los índices de corrupción. Genera chorros de dinero para comprar armas y conciencias. Y si a ella se le suma la minería ilegal, la violencia y la corrupción se vuelven irrefrenables. Coca y minería ilegal son ingredientes para acrecentar las tribulaciones nacionales, dada la incapacidad del Estado –asfixiado por absurdas disposiciones leguleyas– para enfrentarla. Son tan fuertes y boyantes estas industrias que nacen de la siembra, explotación y venta ilícita de plantas envenenadas y procesadas y de las minas ilícitas, que no solo avivan violencia y corrupción sino que corrompen instituciones y sistemas de Estados.

El Estado, si quiere sobrevivir en democracia, tiene que enfrentar esos desafíos sin más dilaciones, sin más vacilaciones, con mayor decisión y coraje. Debe enfrentar el leguleyismo, jugarse sus cartas para introducir ajustes a sus políticas jurídicas, sociales, económicas e institucionales que desactiven las bombas del agotamiento ciudadano. Tener voluntad y decisión para hacerlo por las vías democráticas antes que las hagan a la fuerza las extremas que acechan en las urnas.

Si quiere más información:

.