<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
Síguenos en:
Columnistas | PUBLICADO EL 02 noviembre 2021

Seguridad y justicia

HERNÁN GONZÁLEZ RODRÍGUEZ

El preámbulo de la Constitución de los Estados Unidos escrito en 1787 reza así: “Nosotros las gentes de los Estados Unidos, con el fin de crear una Unión más perfecta, de instaurar nuestra justicia, de asegurarnos la tranquilidad doméstica, de contar con una defensa común, de promover el bienestar general y de asegurar los beneficios de la libertad, tanto para nosotros como para nuestra posteridad, establecemos y ordenamos esta Constitución para los Estados Unidos de América:”. Tan solo les faltó: con el fin de proteger el medio ambiente.

Entre los cinco excelentes precandidatos del Centro Democrático para ocupar la presidencia de Colombia en 2022, considero que el señor Rafael Nieto Loaiza es quien mejor se ajusta al preámbulo anterior por sus propuestas y por ser un destacado abogado.

Los tres frentes de combate de un gobierno suyo para generar empleo y reducir la pobreza son: 1. La seguridad. 2. Redireccionar el gasto público. 3. Realizar algunos cambios a la normatividad existente.

1). Seguridad. Considera Nieto Loaiza que el conflicto con las guerrillas sigue vivo, que en armas hay cerca de 5.500 hombres, que hoy producimos más coca que siempre, de 290 toneladas producidas en 2013 saltamos 1.228 en 2020, esto es, 4,2 veces más en siete años. En 2020 registramos 12.500 homicidios, más o menos lo mismo que venimos registrando desde 2015.

Los dólares baratos generados por el narcotráfico se conectan para él con el desempleo y la miseria reinantes por la vía del contrabando y las importaciones a precios bajísimos, con los cuales debilitan, quiebran nuestras empresas y se apoderan de nuestro mercado.

A pesar de estas azarosas realidades continúa el presidente Duque aplicando las mismas estrategias de su antecesor Juan Manuel Santos. En 2020, por ejemplo, se gastaron $1,36 billones para la erradicación voluntaria de los cultivos de coca y tan solo erradicaron 702 hectáreas.

Apremia, Nieto Loaiza, iniciar la aspersión aérea de los cultivos de coca con glifosato. Para quien esto escribe, un jurista como él es el mejor capacitado para reanudar unas aspersiones que se suspendieron sin justificaciones científicas solo para lograr que las Farc firmaran sus nocivos Acuerdos de Paz de la Habana con sus dos hijos predilectos, el mar de coca y la impunidad de los “timochenkos”.

2). Redireccionar el gasto público. En 2010 figuró el Presupuesto General de la Nación en $159 billones y en 2022 alcanzará los $360 billones, escandaloso, más del doble en 12 años. Plantea el precandidato aumentar el presupuesto para tres fines: A. Para obras de infraestructura de mediano impacto en vías terciarias, distritos de riego y centros de acopio. B. Un plan nacional para construir entre unas 250.000 a 300.000 viviendas por año, para incentivar la participación de mano de obra no especializada en la construcción de estas. C. Elevar la productividad del campo: titularizando tierras; subsidiando insumos; bancarizando; dando crédito a mediano y largo plazo; llevando Internet a los hogares campesinos...

3). Cambios en la normatividad existente. Formula Nieto Loaiza que el Sistema General de Participaciones que realiza año tras año un reparto de dinero igual por cabeza entre todos los colombianos modifique dicho reparto para que los departamentos y municipios pobres reciban más por habitante que las grandes ciudades.

En relación con el Sistema General de Regalías observó él que entre los $24 billones disponibles para ser invertidos en 2021 figuraban $13,7 billones de 2020 sin invertir, porque no pocos entes territoriales no dispusieron ni de los recursos financieros, ni de los técnicos para ejecutarlos. Con el fin de superar esta incapacidad, recomienda Nieto Loaiza que Planeación Nacional participe en la elección, diseño y costeo de los proyectos de los incapacitados.

Inaplazable resulta para nuestro precandidato revisar la administración de nuestra desacreditada Justicia para impedir que siga ella imposibilitando tanto la inversión interna como la internacional, por culpa de la inseguridad jurídica que la acompaña, de su inocultable corrupción, de su politización y de la oposición de la propia Justicia a que la reformen. De nuevo, para quien esto escribe, pocos colombianos más capacitados para reformar nuestra Justicia que un abogado como Nieto Loaiza.

No olvidemos, sin embargo, que los gobiernos existen porque las pasiones humanas con frecuencia no atienden los dictados de la razón y de la justicia. Quienes así actúan requieren de las limitaciones impuestas por la fortaleza de los gobiernos.

En vista de que el IVA recaudado en todo el territorio nacional se deposita todo en la Dian en Bogotá, finaliza nuestro precandidato proponiendo que una parte de este IVA se quede en las regiones. Excelente propuesta, como todas las anteriores suyas.

.