<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
x
language COL arrow_drop_down

Elogio de la radio eufónica

Las dos estaciones radiofónicas han emitido y propagado por medio de las ondas hertzianas el horizonte sonoro de la historia de Antioquia.

04 de diciembre de 2023
bookmark
  • Elogio de la radio eufónica

Por Juan José García Posada - juanjogp@une.net.co

En medio de la bulla urbana insoportable, más ahora en diciembre, invito a los lectores a disfrutar la buena compañía de las emisoras culturales, sin descartar el uso de la radio comercial que todavía respeta las audiencias. Transcribo apartes de la exposición que hice el jueves 30 de noviembre en la Academia Antioqueña de Historia, titulada La radio universitaria y la eufonía histórica de Antioquia.

Celebramos en este año los noventa de la Emisora Cultural Universidad de Antioquia y los tres cuartos de siglo de Radio Bolivariana. Las dos estaciones radiofónicas han emitido y propagado por medio de las ondas hertzianas el horizonte sonoro de la historia de Antioquia. En las artes pictóricas, el inefable cuadro Horizontes, del maestro Francisco Antonio Cano, conjuga los elementos visuales del paisaje de los antioqueños y desde el presente señala la misión transformadora de nuestro pueblo a lo largo y ancho del territorio colombiano. Es el horizonte visual histórico. Don Tomás Carrasquilla y Mejía Vallejo narraron en sus obras, de comienzos a fines del Siglo Veinte, el horizonte novelesco de nuestra región, así como Barba Jacob, León de Greiff y la pléyade poética rimaron en versos diversos la historia sentimental, el horizonte histórico de las emociones de Antioquia. Y el horizonte del pasado que orienta hacia la comprensión del presente y la definición del destino lo han trazado esta Academia, las universidades, el periodismo y las corporaciones culturales que han pensado y obrado en la identificación del alma popular y la razón de ser de nuestra región entrañable.

Ese horizonte sonoro de Antioquia ha sido a lo largo de tantos años una eufonía cultural edificante. Las dos emisoras marcaron en el paisaje acústico el marchamo del buen gusto en la difusión de la música y las palabras, en la proyección del pensamiento universitario. No me resulta posible prescindir de la primera persona en singular cuando hablo de estas dos emisoras con las que desde mi adolescencia he tenido una vinculación constante en el desempeño de todas las funciones inherentes al trabajo en la radio.

Las dos emisoras universitarias líderes en Antioquia han sido constantes y consecuentes con su filosofía y sus finalidades. Corresponden a los presupuestos esenciales de la radio cultural: constituyen puente entre el campus y el escenario social. Son universidades del aire, cada una con sus características distintivas y con sus particulares sellos de calidad. La exquisitez en la programación y la emisión, el respeto a los oyentes sin consideración alguna de diferencias o parecidos socioeconómicos, el cultivo de la voz como portadora de armonía y atractivo magnético fundamental de la radio y la conexión con el mundo ancho y ajeno de la radio internacional.

Sus directores Beatriz Mejía y Henry Estrada y sus equipos de trabajo han construido esta historia, esta eufonía del horizonte cultural antioqueño. Y han liderado con abundantes méritos lo que ha podido ser un inmenso proyecto de educación de verdad superior que se difunde por el espacio sonoro.

Sigue leyendo

Regístrate al newsletter

Acepto el tratamiento y uso del dato Personal por parte del Grupo EL COLOMBIANO*