<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
Columnistas | PUBLICADO EL 28 julio 2021

Adiós a don Abel Méndez

Por Rubén Darío Barrientos

Ha fallecido don Abel Méndez. Bueno, ese era su seudónimo, porque su nombre de pila era Gabriel Escobar G. Por varios años tuvo en EL COLOMBIANO una muy leída y amena columna gramatical, intitulada “Vista de lince”. En ella caían los gazapos que Gabriel cazaba con deleite, para tornarse en maestro de la explicación y en pedagogo de la amenidad. Utilizó también otro seudónimo, pero en un periódico capitalino: Sófocles. Sus inicios en esta difícil brega se remontan a la época universitaria, cuando les corregía los errores a sus compañeros. Nacido en Sopetrán, era un estudioso del latín y un apasionado por las reglas idiomáticas, pudiendo fungir también como corrector de estilo de la desaparecida revista Cambio. Ingeniero electricista, no permitía que se le dijera ingeniero eléctrico. Así lo explicaba en las tertulias en presencia del doctor Juan Gómez Martínez (su colega), quien fue su profesor otrora.

Por todo lo que nos enseñó, por todas las columnas que escribió con fruición y muy devotamente, queremos darle las gracias póstumas (se las dimos, por fortuna, en vida) a este ingeniero gramatical que nunca se cansó de instruir y quien hasta nos enseñó a reír en forma escrita: Je, je, je o ¡Je, je, je!, pero nunca: jejeje

.