<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
Síguenos en:
Economía | PUBLICADO EL 24 noviembre 2021

Frenar la exploración petrolera le abriría un “hueco” a las finanzas de Colombia

  • Según el Gobierno, Colombia cuenta con reservas petroleras para entre cinco y seis años, de agotarlas, sin encontrar nuevos yacimientos, sería necesario importar. FOTO Juan Antonio sÁNCHEZ
    Según el Gobierno, Colombia cuenta con reservas petroleras para entre cinco y seis años, de agotarlas, sin encontrar nuevos yacimientos, sería necesario importar. FOTO Juan Antonio sÁNCHEZ
  • Según el Gobierno, Colombia cuenta con reservas petroleras para entre cinco y seis años, de agotarlas, sin encontrar nuevos yacimientos, sería necesario importar. FOTO Juan Antonio sÁNCHEZ
    Según el Gobierno, Colombia cuenta con reservas petroleras para entre cinco y seis años, de agotarlas, sin encontrar nuevos yacimientos, sería necesario importar. FOTO Juan Antonio sÁNCHEZ
Por juan camilo quiceno ramírez

Según expertos, subiría el precio del dólar y mermaría la plata para la inversión social.

Mientras el mundo avanza en el proceso de descarbonización, es decir, en una reducción progresiva del uso de combustibles fósiles, en Colombia está causando polémica una propuesta para cesar nuevos contratos de exploración petrolera.

Desde el punto de vista de expertos, hay varios tópicos que deben tenerse en cuenta antes de tomar una decisión de tales proporciones.

Amylkar Acosta, exministro de Minas y Energía, indicó que los datos oficiales señalan unas reservas de crudo para un lapso de cinco o seis años en el país. De ahí que sea necesario encontrar nuevos pozos para continuar con la producción.

Desde su óptica, frenar la búsqueda de nuevos yacimientos implicaría un riesgo para la autosuficiencia energética.

Tal como lo enfatizó, si se llega a agotar el hidrocarburo “tendríamos que importarlo porque nuestras refinerías demandan, aproximadamente, 360.000 barriles por día para producir los combustibles que el país requiere”.

Esto, a su modo de ver, también tendría un impacto negativo sobre el precio del dólar, porque Colombia opera bajo un régimen de “libre flotación”.

Eso quiere decir que el valor de la divisa depende, en gran medida, de su cantidad disponible para la compraventa; si hay escasez —porque ingresan menos remesas o bajan las exportaciones, que están lideradas por el petróleo— entonces se encarece, lo que tendría un efecto directo en el costo de vida para los colombianos (ver Radiografía).

Por otra parte, una menor venta de petróleo significaría un choque directo para la caja de la Nación, teniendo en cuenta que “un 16% de sus ingresos corrientes derivan de los impuestos a la renta que paga la industria petrolera y otra parte procede de los dividendos pagados por Ecopetrol”, dice.

Cabe recordar que, de acuerdo con el Presupuesto General de la Nación, esos ingresos corrientes sumarían $168,8 billones para 2022.

¿Menos inversión social?

Juan Camilo Restrepo, exministro de Hacienda, sostuvo que Colombia aún no está preparada para cesar la exploración y explotación de petróleo debido a su relevancia en las cuentas públicas.

Por ejemplo, los datos del Gobierno precisan que solo entre 2021 y 2022 las regalías generadas por el hidrocarburo serán de $17 billones, y no existe, hasta ahora, una materia con capacidad para sustituir estos ingresos, cuyo destino es la inversión social en bienes colectivos como acueductos y carreteras, entre otros.

“Claro que se debe seguir avanzando en la transición energética, pero la vía razonable no es cesar la exploración, hay que ir encareciendo el uso de los combustibles fósiles para que se dé una disminución en la demanda”, añadió.

Rubén Mojica, presidente de la Asociación Nacional de Ingenieros de Minas, apuntó también que el mundo sigue dependiendo del crudo para generar energía y coincidió en que frenar la exploración tendría un impacto directo sobre las finanzas de la Nación

$17
billones en regalías entre 2021 y 2022 proceden de la actividad petrolera.

Contexto de la Noticia

¿qué sigue? Dólar caro sube el costo de vida

Vender menos petróleo a otros países implicaría recibir menos dólares y se encarecería el valor de esa moneda debido a una menor cantidad disponible para la compraventa. Esto derivaría en un mayor precio en los productos importados, como insumos para el agro y bienes comercializados por el comercio. En última instancia, esos incrementos se trasladan al consumidor final y aumentaría la cantidad de recursos que un ciudadanos debe destinar a cubrir su canasta básica. Este es uno de los puntos que, según los expertos, debe observarse en esta discusión.

Juan Camilo Quiceno Ramírez

Soy afortunado por que me gano la vida haciendo lo que amo. Fanático de la salsa brava y los timbales. Amo a mi familia.

.