negocios | Publicado el

Rendir la mesada de la U., juego que se toma en serio

ElColombiano
La mayoría del ingreso de los estudiantes proviene de sus padres o de algún tutor. FOTO MANUEL SALDARRIAGA
ElColombiano.com

Cada estudiante es una ficha que participa en el “Juego súper finanzas” y mientras se mueve por el tablero gigante con la ilusión de llegar primero a la meta, aprende conceptos sobre finanzas, presupuestos, ingresos, egresos, ahorro, cómo hacer un plan y, el gran objetivo detrás de tanto subir y bajar como índices económicos: entender lo importante que es construir un proyecto de vida.

Dicho juego es una forma que aprovechan en la Universidad Nacional sede Medellín, con el apoyo de la Superfinanciera y la Fundación de la Mujer, para ayudarles a los muchachos a manejar sus finanzas personales, a que controlen sus gastos.

“Es que el 80 % de nuestros estudiantes son de estratos 0, 1, 2 y 3, personas vulnerables, que no saben cómo administrar sus mesadas”, dice Julio César Sánchez, director de Bienestar Estudiantil de la institución en la ciudad. “Enseñándoles estos temas logramos que los jóvenes permanezcan en la U y que culminen con éxito su pregrado”.

El análisis del comportamiento económico de los estudiantes universitarios de la ciudad, del Grupo de Investigación en Ingeniería Financiera, de la Universidad de Medellín, calcula que las mesadas provienen el 67 % de padres o de un tutor, 17 % de trabajo, 11 % de padres/tutores más trabajo, 4 % de otro familiar y 1 % de becas, de 353 encuestas aplicadas.

En cuanto al monto, oscila entre menos de 400 mil pesos, un 49 %; entre 400 mil y 800 mil pesos, 34 %; entre 800 mil y 1,2 millones, 9 %, y más de ahí, 8 %.

En qué gastan

Si bien ha pasado un tiempo importante entre la realización de la encuesta Origen, usos y significados del dinero en los universitarios bogotanos, de María Fernanda Rebellón Aldana y Diana Marcela Salcedo Parra, de la Universidad de La Sabana, realizada en 2014, muestra un panorama que no se prevé ha cambiado significativamente en los estudiantes y refleja un punto relevante para la administración de la mesada de los universitarios.

La preocupación que dejó plasmada se da porque el mayor puntaje de gastos de estos jóvenes (69.39 puntos) se les iba en rumba, cine, jugar billar, ir de paseo y asistir a conciertos.

Pero en general, los estudios sobre el tema coinciden en sus proyecciones sobre las prioridades de los universitarios, en total unos 2,4 millones de matriculados, según el Ministerio de Educación Nacional.

En investigación de la U. de Medellín, que arrancó en 2017 y aún está en desarrollo, los universitarios consideran que 46 % de los aspectos evaluados son urgentes e importantes; es decir, los desplazamientos, vivienda, alimentación en el hogar, gastos médicos y gastos en materiales de estudio.

Al vestuario, vacaciones, telefonía y alimentación por fuera del hogar, una proporción de 31 %, los consideró importantes pero no urgentes y, 23 % no consideró ni importantes ni urgentes la gasolina, tarjetas de crédito o la diversión. Obviamente para quienes son la fuente de las mesadas, cada peso es importante y urgente.

Para los papás de Andrés Felipe González, estudiante de Negocios internacionales en Eafit, la carrera de su hijo es una inversión tremenda: además de los 9 millones de pesos que cuesta el semestre, le dan 500 mil pesos mensuales para: gasolina del carro (160 mil pesos), parqueadero (80 mil pesos) y el resto para mecatear, porque come en la casa.

Lo de los fines de semana es aparte y varía según “el programa”. Claro que reconocen satisfechos que “el muchacho ahorra todo lo que más puede”, (a veces hasta 200 mil al mes).

Andrés Albeiro Flórez estudia física en la Universidad de Antioquia, vive con los papás, que le colaboran con 20 mil cada que pueden y él se costea la U. a punta de clases en un preuniversitario. El semestre le vale 300 mil y calcula que se gasta unos 200 mil al mes en pasajes, café con empanada (porque carga coca con almuerzo de la casa), tinto y cigarros. Eso sí, toda moneda de 500 o mil pesos que le cae, va para la alcancía..

Algunas recomendaciones

Miguel David Rojas, experto en finanzas personales, profesor asociado de la Facultad de Minas de la Nacional, recomienda manejar los recursos económicos, muchos o pocos, con criterio gerencial. “Lo elemental es tener claro el flujo de dinero: cuánto voy a recibir y cuánto necesito realmente para sostenerme”.

A los jóvenes, Rojas les aconseja dejar la pereza, aprovechar sus aptitudes y capacidades para generar recursos, “uno valora más la platica cuando la suda” (ver Paréntesis).

Hay montones de trabajos que pueden realizar y las universidades ofrecen cupos para monitores, asistentes, becarios. Pero lo que más repite este profesor es que hay que ahorrar mínimo un 5 % de los ingresos, porque, como dice la canción, “el que guarda siempre tiene”, y la estabilidad económica no es un juego, o tal vez sí, un “Juego de súper finanzas” .

67 %

del ingreso de los estudiantes proviene de los papás o un tutor.

Sin importar el estrato socioeconómico, o si se pertenece a una universidad pública o privada, los estudiantes deben aprender a administrar mejor sus ingresos y a rendirlos.
Rendir la mesada de la U., juego que se toma en serio

Contexto de la Noticia

Al Grupo de Investigación en Ingeniería Financiera de la Universidad de Medellín le sorprendió gratamente que el 76 % de sus encuestados dijo que tenía hábitos de ahorro. “Lo mismo se ha encontrado en otros estudios: el ahorro es parte de la cultura de los universitarios, lo practican porque se los han enseñado en sus casas y lo replican como un aprendizaje beneficioso”, dice la profesora Elizabeth Tatiana Arroyave Cataño, una de las líderes del Grupo. “Parece que estamos ante una cultura tendiente al ahorro y por ende a la inversión. Es un aspecto que vamos a desarrollar más”, agregó la investigadora.


Powered by