<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
language COL arrow_drop_down

Senador brasileño acusó a Jair Bolsonaro de intentar convencerlo para darle un golpe de Estado a Lula

El legislador aseguró que, como no estaba de acuerdo con el expresidente, decidió dar a conocer la situación.

  • Jair Bolsonaro se fue para Estados Unidos en los últimos días de diciembre de 2022, poco antes de que fuera la posesión presidencial de Lula da Silva. FOTO: EFE
    Jair Bolsonaro se fue para Estados Unidos en los últimos días de diciembre de 2022, poco antes de que fuera la posesión presidencial de Lula da Silva. FOTO: EFE

El senador brasileño Marcos do Val, quien era cercano al expresidente Jair Bolsonaro, acusó este jueves al exmandatario de intentar convencerlo para dar un golpe de Estado y no reconocer la victoria en las elecciones de Luiz Inácio Lula da Silva.

“Me ponía bravo cuando me llamaban bolsonarista. Ustedes esperen que voy a lanzar una 'bomba'. El viernes saldrá en la (revista) Veja el intento de Bolsonaro de convencerme para dar un golpe de Estado con él”, declaró el senador en un vídeo que compartió a través de redes sociales.

El legislador del partido Podemos, de centroderecha, manifestó que se negó al pedido de Bolsonaro y por eso decidió denunciarlo.

Después, en otro mensaje a través de sus redes, Do Val anunció que está dejando “definitivamente la política” y renunciará al mandato de senador que tiene hasta 2026 por razones familiares y de salud después de “cuatro años de dedicación exclusiva” y un principio de infarto.

“Perdí la convivencia con mi familia, en especial con mi hija. No valió la pena ser transparente, honesto y luchar por un Brasil mejor y sin los ataques y las ofensas que siguen ocurriendo”, apuntó el senador, quien adelantó que retornará a Estados Unidos, donde vivía.

La declaración del congresista se dio después de que los 513 diputados y un tercio de los senadores elegidos en octubre tomasen posesión de sus escaños y de la victoria de Lula, quien logró que reeligieran en la presidencia del Senado a su aliado político Rodrigo Pacheco.

Bolsonaro, que está en Estados Unidos sin previsión de regreso a Brasil, no ha reconocido hasta ahora la victoria de Lula en la segunda vuelta electoral de octubre y es investigado en el caso de los actos golpistas del pasado 8 de enero en Brasilia.

Ese día, miles de bolsonaristas que estaban acampados desde hacía más de dos meses frente a los cuarteles del Ejército pidiendo una intervención militar para derrocar a Lula invadieron y destruyeron las sedes de los tres poderes. Más de 1.800 personas fueron detenidas en los actos antidemocráticos y un tercio permanece arrestada por orden de la Corte Suprema.