<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
Síguenos en:
Mundo | PUBLICADO EL 07 septiembre 2021

Cabo Verde autoriza extradición de Álex Saab a Estados Unidos

  • La exfiscal venezolana Luisa Ortega fue quien acusó en 2017 a Saab de ser testaferro de Maduro. FOTO: EFE
    La exfiscal venezolana Luisa Ortega fue quien acusó en 2017 a Saab de ser testaferro de Maduro. FOTO: EFE
  • La exfiscal venezolana Luisa Ortega fue quien acusó en 2017 a Saab de ser testaferro de Maduro. FOTO: EFE
    La exfiscal venezolana Luisa Ortega fue quien acusó en 2017 a Saab de ser testaferro de Maduro. FOTO: EFE
El Colombiano

Este martes se conoció que Tribunal Constitucional de Cabo Verde desestimó los reclamos de los abogados defensores de Álex Saab, el colombo-venezolano presunto testaferro de Nicolás Maduro, dejando en pie las decisiones del Tribunal de Barlavento y el Tribunal Supremo de Justicia, instancias que habían ya aprobado la extradición de Saab a Estados Unidos, donde se le acusa de blanqueo de dinero.

Con esta decisión terminan las posibilidades judiciales de Saab, detenido el 12 de junio de 2020 cuando el avión en el que se dirigía a Irán aterrizó en el aeropuerto internacional Amílcar Cabral de Cabo Verde en cumplimento de una petición de Interpol que tramitó Estados Unidos. Desde entonces el empresario había cuestionado y objetado una y otra vez las decisiones de los jueces de ese país. Ese camino terminó este martes.

La historia de Saab comenzó en 2017, cuando la entonces fiscal (destituida) venezolana Luisa Ortega Díaz lo señaló de ser el principal testaferro del régimen de Maduro. Su investigación relacionaba a Saab con la empresa Group Grand Limited, de quien él era supuestamente uno de tres propietarios. Esta compañía tenía contratos cprruptos con el gobierno de Maduro en el que le vendía al Estado paquetes de alimentos para las comunidades pobres.

A través de esa transacción, se acusa a Saab de haberse lucrado con cientos de millones de dólares. Poco después, en julio de 2019, Estados Unidos lo acusó de blanquear 350 millones de dólares defraudados a través del sistema cambiario venezolano. En su momento, la Cancillería de Maduro calificó de “arbitrario” e “irregular” el arresto y señaló que Saab era funcionario del gobierno y por lo tanto diplomático, inmune al enjuiciamiento.

El propio Saab se ha defendido señalando que su proceso es un juicio político. “Mi detención ilegal tiene una motivación totalmente política y es patético que el Gobierno de Cabo Verde haya doblado la rodilla ante (...) EE. UU.”, declaró a Efe a comienzos de marzo pasado. Todos sus reclamos fueron rechazados en una resolución de 194 páginas del Supremo de Cabo Verde.

A partir de esta decisión, a Saab solo lo aguarda un avión en el que agentes de la DEA lo custodiarán hasta una corte estadounidense. Allí se enfrenta a 40 años de cárcel.

Si quiere más información:

.