<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
x
language COL arrow_drop_down

Una semana de furia y represión en Cataluña

Las protestas de los independentistas cumplen 5 días, mientras el gobierno central exige al catalán que condene la violencia.

  • Las masivas protestas pacíficas han contrastado con la violencia de algunos manifestantes que chocaron con la Policía. FOTO EFE
    Las masivas protestas pacíficas han contrastado con la violencia de algunos manifestantes que chocaron con la Policía. FOTO EFE
19 de octubre de 2019
bookmark

El impulso del independentismo catalán no se apagó tras la coyuntura del referendo no reconocido en 2017. Eso quedó demostrado esta semana con las protestas iniciadas el lunes, desatadas por la condena de 9 de los líderes de la votación hace 2 años.

Durante 5 días consecutivos, cientos de miles de personas salieron a las calles de Barcelona, capital de la región autonóma. Solo este viernes, por ejemplo, los manifestantes calcularon una movilización de medio millón de personas.

En las noches, sin embargo, el escenario se tornó violento. Las barricadas de los manifestantes y la reacción de la Policía Antidisturbios dejaron un escenario de llamas y golpes registrado por las cámaras de los medios internacionales.

Choque de cierre de semana

La jornada de ayer encontró a una Barcelona semideshabitada, con cierres en la basílica de la Sagrada Familia, el teatro del Liceo, entre otros sitios emblemáticos de la ciudad, y la cancelación de 57 vuelos.

Las hileras multitudinarias de los manifestantes pacíficos volvieron a coexistir con los choques entre encapuchados y los Mossos de Escuadra, quienes por primera vez respondieron con un camión de agua para dispersar a los ciudadanos y apagar el fuego.

Según el diario El País, se registraban 17 detenidos en toda Cataluña y 77 heridos, 52 en Barcelona. Estas cifras se suman a las 110 capturas en la semana en la región autónoma y cerca de 420 personas atendidas en hospitales.

Daño o chance para Sánchez

Las manifestaciones catalanas llegan en medio de la incertidumbre política por las elecciones programadas para el próximo 10 de noviembre, donde el jefe de gobierno interino, Pedro Sánchez, tratará de ratificar su caudal electoral con el fin de formar un gobierno que le ha sido esquivo desde su llegada al poder en junio de 2018.

Sánchez, cuyo partido socialista (Psoe) ya obtuvo la mayor cantidad de votos en los comicios de abril, fracasó atrayendo a otras fuerzas políticas para formar gobierno, por lo que debió convocar nuevas elecciones.

Para Mauricio Jaramillo Jassir, profesor de relaciones internacionales de la U. del Rosario, las protestas pueden tener un sorpresivo efecto rebote a favor de Sánchez. “Si lo que necesitaba era una excusa para la unidad española, el rechazo al independentismo puede ser un elemento para aglomerar fuerzas políticas”, afirma

El empleo que busca está a un clic

Te puede interesar

Las más leídas

Te recomendamos

Utilidad para la vida

Regístrate al newsletter

Acepto el tratamiento y uso del dato Personal por parte del Grupo EL COLOMBIANO*