<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
Mundo | PUBLICADO EL 04 diciembre 2020

América Latina vuelve a rajarse en reducción de la brecha alimentaria

  • La pandemia y condiciones ambientales y de cambio climático que afectan los cultivos, inciden en el precio de alimentos saludables. FOTO Carlos Alberto Velásquez.
    La pandemia y condiciones ambientales y de cambio climático que afectan los cultivos, inciden en el precio de alimentos saludables. FOTO Carlos Alberto Velásquez.
  • La pandemia y condiciones ambientales y de cambio climático que afectan los cultivos, inciden en el precio de alimentos saludables. FOTO Carlos Alberto Velásquez.
    La pandemia y condiciones ambientales y de cambio climático que afectan los cultivos, inciden en el precio de alimentos saludables. FOTO Carlos Alberto Velásquez.
América Latina vuelve a rajarse en reducción de la brecha alimentaria
Por Sergio Andrés Correa
Infográfico

Colombia, sin embargo, disminuyó en 1,8 puntos porcentuales la subalimentación.

En los países latinoamericanos y caribeños, 47,7 millones de personas viven con hambre y 191 milllones sufren de inseguridad alimentaria, mientras que, en contraste, 315 millones de personas viven con sobrepeso y obesidad. Así lo concluye el Panorama de la seguridad alimentaria y nutricional en América Latina y el Caribe, un informe presentado ayer por cinco agencias de Naciones Unidas, tales como la Organización para la Alimentación y la Agricultura -FAO-, la Organización Mundial de la Salud, la Organización Panamericana de la Salud, el Programa Mundial de Alimentos y Unicef.

Al presentar el reporte en su edición número 13, Julio Berdegué, representante regional de la FAO, advirtió que “desde la crisis por el aumento de los precios de los alimentos de 2008, nunca habíamos presentado un panorama en un entorno tan adverso” y lo hizo refiriéndose particularmente a la pandemia de covid-19, cuyos efectos en la lucha contra el hambre siguen sin dimensionarse en su totalidad, aunque las consecuencias empiezan a notarse.

“Esto resulta aún más preocupante por cuanto, ya desde antes de la pandemia, gran parte de los progresos de la región en materia de alimentación y nutrición habían retrocedido. En 2019, el número de personas que vivían con hambre en América Latina y el Caribe se situó en 47 millones. Esto implica que aproximadamente el 7,4% de los habitantes de la región sufría hambre, pero de forma quizás más importante, significa también un incremento de más de 13 millones de personas en el total de población subalimentada solo en los últimos cinco años”, detalla el documento.

Por su parte, Anselm Hennis, director del Departamento de Enfermedades No Transmisibles de la Organización Panamericana de la Salud, alertó que a similitud de lo que se ha visto en años anteriores, “las poblaciones más afectadas por estas condiciones viven en zonas rurales con mayores niveles de pobreza, menores niveles de educación y en gran proporción, comunidades de mayoría indígena o afrodescendiente”.

Esto, para la ONU, demuestra una clara relación entre esas zonas, denominadas “territorios rezagados” y la escasa disponibilidad y acceso a servicios públicos básicos, por lo que Ricardo Rapallo, oficial de Políticas de la FAO y coordinador del equipo investigador expresó que “esperamos que este documento sirva para movilizar el compromiso político y la atención pública”.

El reporte también pone la lupa en la manera como la pandemia y otras condiciones como afectaciones ambientales y climáticas han influido en el precio de una dieta saludable (ver infografía). En países como Jamaica, Guyana, Surinam y Panamá, el costo de alimentos para formar una dieta balanceada cuadruplican el precio de aquellos necesarios para una dieta de calorías mínimas.

“Esto puede incidir en que el sobrepeso infantil crezca de manera constante y en algunos países éste supere el 10 % del total de niños menores de 5 años. Hay grandes inequidades en la prevalencia de la malnutrición en todas sus formas”, concluyó Youssouf Abdel Jelil, director regional adjunto de Unicef.

Sergio Andrés Correa

Tengo la maleta siempre hecha y mi brújula, que por lo general apunta al sur, me trajo al periodismo para aclarar mi voz. Busco la pluralidad y no le temo a la diferencia.

.