<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
Síguenos en:
Forjadores | PUBLICADO EL 27 noviembre 2022

Fuentes: hacían remedios y terminaron de parranda

La idea de que Antonio Fuentes siguiera con el negocio farmacéutico cambió por un chispazo.

  • 14 cañonazos bailables es uno de los productos iconos de Discos Fuentes, sale cada fin de año. FOTO archivo el colombiano

    14 cañonazos bailables es uno de los productos iconos de Discos Fuentes, sale cada fin de año.

    FOTO archivo el colombiano

  • Así lucía la sede de Discos Fuentes en el barrio Colón de Medellín en 1962. FOTO Archivo
    Así lucía la sede de Discos Fuentes en el barrio Colón de Medellín en 1962. FOTO Archivo
  • 14 cañonazos bailables es uno de los productos iconos de Discos Fuentes, sale cada fin de año. FOTO archivo el colombiano

    14 cañonazos bailables es uno de los productos iconos de Discos Fuentes, sale cada fin de año.

    FOTO archivo el colombiano

  • Así lucía la sede de Discos Fuentes en el barrio Colón de Medellín en 1962. FOTO Archivo
    Así lucía la sede de Discos Fuentes en el barrio Colón de Medellín en 1962. FOTO Archivo

A lomo de burro, de pueblo en pueblo y de botica en botica. Así se repartían los remedios de la compañía cartagenera Laboratorios Fuentes en la costa norte colombiana en los años 20. Desde la pomada milagrosa, el jarabe antitísico y productos que curaban todo tipo de males: dolores menstruales, picadas de culebras, fiebres y alergias.

Uno de los hijos de la familia Fuentes López-Tagle, Antonio, fue enviado a estudiar química a Estados Unidos con la esperanza de que volviera con muchos conocimientos en la materia y en bacteriología, pero el chispazo del amor por la música cambió el rumbo.

En Estados Unidos se enamora de la música y de la radiodifusión y regresó a Colombia para fundar, en 1932, su emisora para romper esquemas e ir contra la corriente.

“Toño” quería era rescatar la música de su tierra y no llenar los espacios de su emisora con música clásica —a pesar de que era un gran aficionado a esta—. También buscaba algún discurso de algún líder internacional y lo retransmitía en su estación y encajó en la familia la idea de que la emisora serviría para promocionar las pomadas, jarabes y píldoras.

En ese mismo año se traslada a Medellín, motivado no solo por su esposa antioqueña: Margarita Estrada, sino también por el hecho de que Cartagena era más turística y Medellín más empresarial. Ese empuje antioqueño le daba la fuerza que necesitaba para empezar a concretar su sueño: trabajar con músicos y hacer sus propias grabaciones.

En 1934 nace Discos Fuentes. Entre las primeras grabaciones estuvo Doble cero de Lucho Bermúdez y La vaca vieja de Clímaco Sarmiento y con esas producciones se convirtió en pionero de la industria fonográfica para el país.

Un camino de altas y bajas

Previo a un trabajo de organización en el que se reorganizó el catálogo, se registraron las obras apropiadamente, legalizaron contratos con los autores y realizaron contactos a nivel nacional e internacional para el control de las obras empezó la bonanza de Discos Fuentes que abarcó cerca de 17 años, de 1961 a 1978.

En esos años grabaron artistas como Rodolfo Aicardi, La Sonora Dinamita, Alfredo Gutiérrez, Colacho Mendoza, Gabriel Romero, Gustavo Quintero y Los Graduados, Joe Arroyo o Fruko.

Artistas internacionales como Daniel Santos o Alfredo de Angelis también grabaron para la compañía que décadas después también sufrió en la gran crisis de la década del 90 y el cambio radical en la forma de comercializar música.

Cuentan que Discos Fuentes inició la transformación desde sus bases para llevar su valioso catálogo musical, que fácilmente alcanza los 60.000 fonogramas, y sus nuevas producciones a la era digital y a la amplia oferta de plataformas en internet, telefonía celular y demás avances tecnológicos del siglo XXI.

El actual gerente en Tony Peñarredonda, lleva 32 años en la compañía, fue director de tecnología, apoyó el proceso de traslado de la empresa cuando cerraron los estudios en 2015.

Hoy Discos Fuentes trabaja en el tema de posicionamiento de marca a nivel global con su catálogo en las redes sociales y explorando el mercado con nuevos artistas en la música popular y la urbana

$!Así lucía la sede de Discos Fuentes en el barrio Colón de Medellín en 1962. FOTO Archivo
Así lucía la sede de Discos Fuentes en el barrio Colón de Medellín en 1962. FOTO Archivo
Claudia Arango Holguín

Periodista, presentadora y locutora. Fui DJ de radio, reportera de televisión y ahora disfruto el ejercicio de escribir a diario. Melómana, cinéfila y seriéfila.

Si quiere más información:

.