<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
Síguenos en:
Forjadores | PUBLICADO EL 27 noviembre 2022

Auteco le armó su moto repuesto a repuesto

Hoy es una de las marcas más reconocidas, pero la idea empezó como una venta de repuestos.

  • El negocio creció tanto que en 2019 decidió hacer una escisión corporativa de la que surgió Auteco Mobility, Synergix y Soltrech, logrando que Auteco SAS focalizara sus recursos y esfuerzos. FOTO CORTESÍA
    El negocio creció tanto que en 2019 decidió hacer una escisión corporativa de la que surgió Auteco Mobility, Synergix y Soltrech, logrando que Auteco SAS focalizara sus recursos y esfuerzos. FOTO CORTESÍA
  • El negocio creció tanto que en 2019 decidió hacer una escisión corporativa de la que surgió Auteco Mobility, Synergix y Soltrech, logrando que Auteco SAS focalizara sus recursos y esfuerzos. FOTO CORTESÍA
    El negocio creció tanto que en 2019 decidió hacer una escisión corporativa de la que surgió Auteco Mobility, Synergix y Soltrech, logrando que Auteco SAS focalizara sus recursos y esfuerzos. FOTO CORTESÍA
DIEGO VARGAS RIAÑO

Bien dicen que el ingenio paisa no tiene límites. En la primera mitad del siglo XX, Paul Vásquez Uribe, un joven antioqueño, realizaba sus estudios en Inglaterra y observó de primera mano el crecimiento de las grandes urbes europeas y, con este, el de los medios de transporte, cada vez más diversos y claves para el desarrollo.

Con esa idea en la cabeza e impulsado por el espíritu emprendedor que hizo de Antioquia el corazón industrial de Colombia, retornó al país decidido a emprender. Entonces montó un pequeño local de repuestos y partes de motocicletas y una estación de gasolina en el centro de Medellín y, así, el 1° de septiembre de 1941 le dio vida a Autotécnica Colombiana, Auteco.

Que la empresa fuera pequeña no implicaba cohibir a su clientela de lo mejor; desde repuestos Ford hasta Chevrolet hacían parte de la oferta de Auteco. Fue tal la acogida y popularidad que llegó a estar en el top 3 del negocio en América Latina. Toda una proeza para una compañía emergente.

Puede leer: Anularon nombramiento del exministro Alberto Carrasquilla en la junta del Banco de la República

Pero este visionario no paró allí. Cuando se calmaron las aguas de la Segunda Guerra Mundial, en 1945, pensó en meter el acelerador y entrar de lleno al negocio de importación de motocicletas. Arrancó con las Indian, pasó por las Excélsior y las Monark y fue haciendo importantes clientes.

El gran paso lo daría en 1954, con menos de 15 años en el mercado: “Auteco obtuvo todos los derechos de ensamblar en Colombia por primera vez la motoneta de la marca italiana Lambretta. Un hito histórico que aún muchos en el país recuerdan, debido a que los clientes vieron en esta máquina la ocasión de salir y mostrar su estilo motero, es aquí, que empiezan a crearse los primeros clubes de motos en el país”, describe la compañía.

Tan grande fue la tendencia que marcó Auteco, que en 1961 ya era una marca nacional. Justo en ese año el Gobierno le entregó la primera licencia de ensamble y fabricación de motocicletas en Colombia y para 1962 adquirió su principal planta de ensamble, ubicada en el municipio de Itagüí, al sur del Valle de Aburrá.

Peldaño a peldaño incorporaba nuevas marcas de motos para su ensamble y distribución, y al gran éxito de las Lambrettas se le sumó el de las Kawasaki. La historia cuenta que los directivos de Auteco viajaron a Japón explorando oportunidades de negocio, las cuales encontraron en esa referencia. Más adelante también le abrirían las puertas a Bajaj (1993) y a Kymco (2003), entre otras.

Podría interesarle: Las duras advertencias de Avianca y Viva sobre lo que pasará si no les permiten integrarse

La empresa paisa fue consiguiendo nuevos hitos con el paso del tiempo. En 2012 comenzó a vender accesorios como cascos, chaquetas y guantes para motociclistas y en 2014 inauguró una planta con lo último de la tecnología en Cartagena, ciudad estratégica por tener uno de los más importantes puertos del país.

El negocio creció tanto que en 2019 decidió hacer una escisión corporativa de la que surgió Auteco Mobility, Synergix y Soltrech, logrando que Auteco SAS focalizara sus recursos y esfuerzos. Lo que empezó como un comercio pequeño en el centro hoy es una de las compañías más grandes de Colombia. En 2021 obtuvo ingresos por $835.542 millones y para 2023 busca tener una participación de 18% en el mercado de motos de calle.

Diego Andrés Vargas Riaño

En mis bolsillos hay una grabadora y unos audífonos; en mi mente, amor por el periodismo.

Si quiere más información:

.