<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
x
language COL arrow_drop_down

Gobierno y ELN inician segundo ciclo de conversaciones el lunes

La cita será en México. Los temas serán la participación en la sociedad civil de los elenos y un posible cese al fuego bilateral.

  • Jefe de la delegación del Gobierno, Otty Patiño, presidente Gustavo Petro y alto comisionado para la paz, Danilo Rueda. FOTO: Colprensa
    Jefe de la delegación del Gobierno, Otty Patiño, presidente Gustavo Petro y alto comisionado para la paz, Danilo Rueda. FOTO: Colprensa

El Gobierno nacional y el Ejército de Liberación Nacional (ELN) comenzarán el próximo lunes 13 de febrero un nuevo acercamiento. Las partes inician el segundo ciclo de conversaciones en México, segunda sede que acuerdan en medio del proceso, para continuar negociando y estudiando la posibilidad de consolidar un acuerdo de paz.

Previo a ese comienzo, el martes 7 de febrero en Bogotá, el presidente de Colombia, Gustavo Petro, se reunió con los negociadores del ejecutivo para despedirlos y entregarles algunas indicaciones sobre el cómo debe continuar avanzando las negociaciones.

El equipo negociador manifestó que algunos de los temas principales de este ciclo serán la participación de la sociedad civil en el proceso y la posibilidad de acordar un cese bilateral entre las partes, recordando el fallido que fue anunciado por el presidente Petro en diciembre de 2022.

“En el segundo ciclo de negociación está el tema del cese al fuego, en la conversación con el presidente salen unas tribulaciones que son las nominaciones que son arcaicas sobre algo que, desde luego, no es exactamente cese al fuego. El otro tema es participación, es un tema un poco difuso que toca acortarlo, concretarlo, materializarlo en los territorios y sobre todo en cuestiones temáticas”, explicó el jefe negociador del Gobierno, Otty Patiño.

Patiño manifestó que durante las próximas conversaciones el ELN deberá demostrar cuál se su verdadera intención de negociación, si llega realmente a ser política o si jurídica. “Ese reconocimiento político tiene que desarrollarse a lo largo mismo de la negociación, donde la calidad del interlocutor político se demuestre paso a paso en la medida que la negociación genere nuevos retos políticos por parte de esta organización”, explicó Patiño.

Y reiteró el jefe negociador: “Ellos también tienen el deber de mostrarle al país que su actividad es básicamente política y que tienen una mirada de poder hacer política sin armas, ahí es donde es la prueba de fuego hacia ellos. Ellos no han querido aceptar el cese al fuego, la Fuerza Pública actúa”.

Frente a lo que debe significar un cese bilateral, recientemente el presidente Petro afirmó que este de forma obligatoria tiene que acordar el dejar el actuar violento en contra de la población.

“Nosotros no podemos plantear el cese al fuego como si estuviéramos ante la lucha de dos Ejércitos que combaten entre sí por el poder, unos por defender el Estado, otros por tomarse el Estado, eso ya no existe realmente, entonces nos equivocamos en el concepto, los nombres son lo de menos, lo que hay que ver aquí es qué significa un cese al fuego en las actuales circunstancias”, afirmó Petro.

En un comienzo, el segundo ciclo tenía previsto comenzar en enero, pero debido al fallido cese bilateral, las partes sostuvieron una reunión extraordinaria el 21 de enero en Caracas, Venezuela, para saldar las diferencias suscitadas en medio del impasse.

En ese encuentro se concretó que la reunión extraordinaria “contribuyó a ratificar y fortalecer los principios sobre los cuales se adelantan estos diálogos: los acuerdos son para cumplirlos, bilateralidad, carácter político, reconocimiento mutuo, confianza y buena fe”. Las partes también acordaron aplicar y acatar los mecanismos de comunicación tanto en la mesa negociadora, así como cuando no estén reunidos.

Así estuvo el primer ciclo de conversaciones en Venezuela

El primer ciclo de conversaciones entre el Gobierno y el ELN se cerró el 21 de noviembre y tardó cerca de 20 días, a donde se llegaron a cuatro acuerdos específicos que se sentaron como las principales bases para continuar con las negociaciones.

El primer acuerdo estableció una agenda de diálogos que se basó en una que había sido firmada en 2016 entre las partes, esta nueva tuvo modificaciones en relación con la coyuntura nacional e internacional.

El segundo acuerdo trazó una normativa que explica detalladamente el funcionamiento y la forma en la que actuará la mesa negociadora, tanto el Gobierno de Colombia como el ELN establecieron sus reglas y condiciones que lograron entrar en consensos.

En ese punto también estuvo la definición de los países garantes como Cuba, Noruega, México, Chile y Venezuela. Recientemente el Gobierno de Brasil aceptó sumarse como garante de los diálogos.

Aquí también se estableció garantizar el acompañamiento de la Misión de Verificación de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y la Conferencia Episcopal en representación de la iglesia católica.

El tercer acuerdo consiste en el reconocimiento de las acciones y dinámicas humanitarias en el que las partes reconocen la violencia que viven los territorios y el cuarto acuerdo conociste en la forma en la que se hará la pedagogía y la comunicación del proceso, esto con la intención de incluir también a la sociedad del común y a la comunidad internacional.

Se estima que en horas de la tarde del próximo lunes el Gobierno y el ELN entreguen una declaración conjunta sobre lo que será la apertura del segundo ciclo.

Te puede interesar

Las más leídas

Regístrate al newsletter