<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
Síguenos en:
Colombia | PUBLICADO EL 22 enero 2022

Crisis en Arauca: secuestran a seis personas en Tame

  • El Ejército Nacional está realizando patrullajes en Arauca ante el recrudecimiento del conflicto armado en el departamento. FOTO: Julio César Herrera
    El Ejército Nacional está realizando patrullajes en Arauca ante el recrudecimiento del conflicto armado en el departamento. FOTO: Julio César Herrera
  • El Ejército Nacional está realizando patrullajes en Arauca ante el recrudecimiento del conflicto armado en el departamento. FOTO: Julio César Herrera
    El Ejército Nacional está realizando patrullajes en Arauca ante el recrudecimiento del conflicto armado en el departamento. FOTO: Julio César Herrera
EL COLOMBIANO

La violencia en Arauca no cesa. Un grupo de hombres armados secuestró a seis personas en la vereda Botalón, en el municipio de Tame.

Los hechos ocurrieron hacia las cuatro de la tarde de este sábado 22 de enero. Los testigos indicaron que esas personas arribaron al lugar y raptaron a varios ciudadanos sin mediar palabra.

Israel Alfonso Garzón Lozano afirma que unos hombres armados llegaron en un camioneta y se llevaron a su papá. “Es un hombre que no pertenece a ninguna organización ni mucho menos. Le pido al Ejército Nacional y a todas las entidades de Derechos Humanos para que nos ayuden y nos lo devuelvan sano y salvo”, reclamó la víctima.

El secuestro de estas seis personas se registra tras una semana convulsa para el departamento, ubicado en la frontera que conecta a Colombia con Venezuela, y donde diferentes grupos armados se disputan el control territorial.

El frente 28 de las disidencias de las Farc detonó un carrobomba en el municipio de Saravena el pasado martes 18 de enero, que dejó una persona muerta y más de 20 heridas. En respuesta, el Gobierno Nacional comenzó a tomar medidas como un toque de queda y el despliegue de más efectivos militares en la zona.

Antes de ese suceso, el domingo 16 de enero, el ELN estuvo patrullando las calles de Arauquita durante la visita del presidente Iván Duque a ese departamento. Justamente, en esa visita el mandatario anunció un mayor despliegue de las Fuerzas Armadas en el territorio.

El ministro de Defensa, Diego Molano Aponte, apuntó esta semana que habrá un incremento del pie de fuerza, mayor seguridad en los corredores veredales y acciones focalizadas contra los delitos. “Que sepan los violentos que no cederemos espacio y estaremos aquí hasta garantizar la tranquilidad en Arauca”, sentenció el encargado de esa cartera.

Un SOS por Arauca

La escalada de violencia en Arauca llevó a que el Sistema Integral para la Paz –conformado por la Unidad de Búsqueda de Personas dadas por Desaparecidas, la Comisión de la Verdad y la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP)– publicara un comunicado conjunto invitando al Gobierno y a los grupos armados a dialogar.

En la misiva esas instituciones hicieron “un llamado urgente al Gobierno colombiano a propiciar y/o facilitar diálogos humanitarios entre los actores armados inmersos en el recrudecimiento del conflicto en Arauca”.

Desde la Comisión de la Verdad, el padre Francisco de Roux ya había hecho esa invitación al Ejecutivo. Sin embargo, es la primera vez que la JEP realiza un pronunciamiento exhortando al Ejecutivo a tomar el camino del diálogo con los grupos al margen de la ley.

“Lo que viene ocurriendo y las amenazas que se están concretando en contra de la población exigen una respuesta humanitaria que desincentive más ataques en contra de la vida, la libertad y la integridad de los habitantes de este territorio”, escribieron las instituciones que conforman el Sistema Integral de Paz.

Desde el 2 de enero Arauca ha vuelto a vivir el enfrentamiento entre actores armados, en especial las disidencias de las Farc y el ELN. Saravena, Tame, Fortul, Arauquita, Arauca capital y Cubará (Boyacá) son los municipios más afectados.

En lo que va del año se han registrado al menos 34 homicidios, las autoridades recibieron 269 declaraciones de desplazamiento forzado, con un aproximado de mil personas desplazadas, y dos secuestros. El nuevo caso de rapto reportado en la tarde de este sábado se suma a esa preocupante lista de delitos.

También se han reportado casos de confinamiento de comunidades indígenas, amenazas generalizadas a líderes sociales y presidentes de Juntas de Acción Comunal y riesgos para las personas en proceso de reincorporación.

.