<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
Colombia | PUBLICADO EL 16 febrero 2021

Con llegada de primeras dosis se adelantó la vacunación

  • Las 50.000 dosis llegaron al aeropuerto El Dorado en un avión de carga de la empresa DHL procedente de Bélgica, con ruta Bruselas-Miami-Bogotá. FOTO Colprensa
    Las 50.000 dosis llegaron al aeropuerto El Dorado en un avión de carga de la empresa DHL procedente de Bélgica, con ruta Bruselas-Miami-Bogotá. FOTO Colprensa
  • Las 50.000 dosis llegaron al aeropuerto El Dorado en un avión de carga de la empresa DHL procedente de Bélgica, con ruta Bruselas-Miami-Bogotá. FOTO Colprensa
    Las 50.000 dosis llegaron al aeropuerto El Dorado en un avión de carga de la empresa DHL procedente de Bélgica, con ruta Bruselas-Miami-Bogotá. FOTO Colprensa
Con llegada de primeras dosis se adelantó la vacunación

La primera inmunización será mañana en Sincelejo, Sucre, a

una enfermera.

Verónica Machado. Ese es el nombre de la primera persona que será vacunada en Colombia contra la covid-19. Se trata de una enfermera jefe que trabaja en el Hospital Universitario de Sincelejo, en Sucre.

Así lo anunció ayer el presidente Iván Duque en el programa ‘Prevención y Acción’, para informar que el Plan Nacional de Vacunación empezará tres días antes de lo previsto. Además de Sincelejo, la vacunación también empezará el miércoles en Montería (Córdoba).

El jueves será el turno para Bogotá, Medellín, Cali, Bucaramanga, Cartagena, Barranquilla y Cundinamarca. El viernes seguirán Riohacha, Cúcuta, Pereira, Armenia, Manizales y Valledupar. El sábado empezarán Pasto, Popayán, Tunja, Neiva, Buenaventura e Ibagué. El lunes será el turno para Yopal, Florencia, Arauca, Quibdó, Mocoa y Villavicencio. Y el martes en Inírida, San José del Guaviare, Santa Marta, San Andrés y Puerto Carreño.

Este cronograma se definió gracias a la llegada ayer, sobre la una de la tarde, de las primeras 50.000 dosis de la vacuna desarrollada por la farmacéutica Pfizer y BioNTech. En las próximas tres semanas llegarán 1’650.000 dosis más.

“Estamos orgullosos de que nuestra vacuna contribuya a la protección de los colombianos y seguiremos trabajando de la mano de las autoridades para apoyar la atención de la pandemia en el país”, resaltó Ana Dolores Román, gente general de Pfizer Colombia y Venezuela.

Inicia el plan de vacunación

El Jefe de Estado recordó en la mañana (antes de que llegaran las vacunas), que el Gobierno se ha puesto como meta vacunar a un millón de colombianos en los primeros 30 días del proceso de vacunación.

“Desde el primer instante nos impusimos el objetivo de vacunar masivamente a los colombianos, para que al terminar el 2021 hubiéramos vacunado a más de 35 millones de nosotros, alrededor del 70 por ciento de nuestra población”, aseguró el mandatario.

En la declaración, Duque lanzó también un mensaje a los grupos políticos que han criticado la demora por la llegada de la vacuna al país. “La lucha contra el coronavirus es la lucha por la supervivencia de Colombia. No es una ocasión para el oportunismo político; no es el momento para la crítica facilista”, indicó.

El primer mandatario contó que el plan de vacunación se diseñó desde mediados del año pasado. Igualmente, resaltó que desde que se anunció el interés del país de participar en la iniciativa Covax se iniciaron las conversaciones bilaterales con diferentes farmacéuticas.

Dice el Gobierno que hasta el momento Colombia ha comprado 10 millones de dosis de Pfizer, 10 millones de dosis de AstraZeneca, 9 millones de dosis de Janssen, 10 millones de dosis de Moderna y 2.5 millones de dosis de Sinovac, adicionales a las más de 20 millones de dosis que aportará el mecanismo Covax, para un total de 61.5 millones de dosis para 35.250.000 colombianos a vacunar.

El Plan de Vacunación en Colombia cuenta con 2 fases y 5 etapas. Se comenzará vacunando a los hombres y mujeres que se encuentran en la primera línea de atención contra el covid y se continuará con los mayores de 80 años y progresivamente se vacunarán a los demás colombianos.

El mandatario pidió no bajar la guardia con el virus. “Con la llegada del primer lote de vacunas iniciamos la batalla definitiva contra el coronavirus. Sin embargo, es imprescindible que sigamos sin bajar la guardia. Las medidas de autocuidado siguen siendo indispensables” concluyó Duque

Infográfico

Opinión

La tarea: saber capitalizar lo aprendido

carlos daguer
Director del Comité de Aseguramiento en Salud de la Andi
La preparación para el Plan Nacional de Vacunación (PNV) no comenzó ayer ni cuando fue adoptado ni cuando las farmacéuticas mostraron desarrollos promisorios. Comenzó en vísperas del primer caso confirmado de covid en Colombia, cuando EPS, secretarías y hospitales conocieron el plan de acción diseñado por el Ministerio de Salud para enfrentar el nuevo virus. La pandemia forzó transformaciones sin precedentes. La digital fue una de las más relevantes: mientras que en 2019 se hicieron 150.000 teleconsultas y teleorientaciones en salud, en 2020 se hicieron 62 millones. En un esfuerzo similar, las EPS crearon una red de prestación de servicios que al final del año ya había brindado 14,6 millones de atenciones, controles prenatales y toma de muestras por fuera de las instituciones hospitalarias. Pero quizás el mayor avance fue la mayor coordinación entre EPS, entidades territoriales y hospitales, y la mejor articulación entre Nación, departamentos y municipios. Un sector tradicionalmente fragmentado y litigioso decidió tener un mismo objetivo: mitigar el impacto de la peor crisis de salud pública del último siglo. El desafío ahora es volcar hacia el PNV todo lo aprendido. Es necesario que esa mayor apropiación digital facilite a cada colombiano identificar su fase, lugar y fecha de vacunación, y motive a los desarrolladores de los sistemas informáticos a evitar que los ciudadanos se vean afectados por las complejidades administrativas. Es prioritario que los aprendizajes adquiridos con la expansión permitan a los prestadores salir del contexto hospitalario –donde aún persiste el riesgo de contagio– y llevar a cabo jornadas de inmunización en escenarios de otra índole. Es urgente que la mejor interlocución se traduzca en cooperación. La vida de muchos colombianos y la reactivación económica dependen de la homogeneidad de criterios y del engranaje de cada parte. Se aprendió mucho en los últimos 12 meses. Ninguna lección debe pasar en vano.
Santiago Cárdenas Herrera

Editor Digital en EL COLOMBIANO.

.