<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
Síguenos en:
Antioquia | PUBLICADO EL 04 mayo 2016

El Metro trabaja para bajar el tiempo de las frecuencias

La empresa reconoce la congestión en el sistema, pero desarrolla varias estrategias y está comprando trenes para mejorar la calidad del servicio.

  • La estación San Antonio, es una de las más congestionadas del sistema. Allí, la empresa tiene varios guías a lo largo de las plataformas para ordenar el flujo de usuarios. FOTO Manuel Saldarriaga
    La estación San Antonio, es una de las más congestionadas del sistema. Allí, la empresa tiene varios guías a lo largo de las plataformas para ordenar el flujo de usuarios. FOTO Manuel Saldarriaga
  • El Metro trabaja para bajar el tiempo de las frecuencias
  • La estación San Antonio, es una de las más congestionadas del sistema. Allí, la empresa tiene varios guías a lo largo de las plataformas para ordenar el flujo de usuarios. FOTO Manuel Saldarriaga
    La estación San Antonio, es una de las más congestionadas del sistema. Allí, la empresa tiene varios guías a lo largo de las plataformas para ordenar el flujo de usuarios. FOTO Manuel Saldarriaga
  • El Metro trabaja para bajar el tiempo de las frecuencias

“El metro se quedó pequeño”, “se demora mucho en pasar”, “faltan trenes”. Frases como estas se escuchan constantemente entre los usuarios del sistema y aunque la empresa de transporte masivo reconoce que está congestionado, también desarrolla varias estrategias para aliviar la situación.

Los metros más avanzados del mundo tienen frecuencias de 90 segundos. Al dividir una hora entre este tiempo, pasarían 40 trenes cada 60 minutos. Ahora bien, si cada tren tiene una capacidad de 2.000 pasajeros,...

SI YA ESTÁS REGISTRADO

Iniciá sesión con tu correo y contraseña

¿QUERÉS SER UN SUSCRIPTOR?

TENEMOS PLANES DESDE

$14.900,

Seleccioná el que más te convenga:

SUSCRIPCIÓN

DIGITAL

SUSCRIPCIÓN DIGITAL

+

IMPRESO

>
COMPRA AQUÍ TU SUSCRIPCIÓN

9 razones más para compartir tus datos con EL COLOMBIANO

  • 1Te damos contenidos exclusivos y profundos: acceso ilimitado a nuestra información, con análisis y claridad para que conozcas y entiendas lo que ocurre en tu entorno. Además, no te quedarás con una versión de los hechos, descubrirás otras perspectivas.
  • 2Serás parte del Club Intelecto: vivirás un mundo de experiencias, físicas y virtuales, que alimentarán tus cinco sentidos y tus ideas, y por supuesto podrás disfrutar de miles de alianzas con comercios, actividades y eventos en el Valle de Aburrá.
  • 3Tendrás mejores argumentos en tus conversaciones: serás parte de la comunidad de líderes que entiende lo que pasa en la ciudad y el mundo. Recibirás un antídoto a la confusión y los rumores que abundan.
  • 4Infórmate sin obstáculos: no tendrás publicidad invasiva, aquella que se atraviesa en el contenido cuando tratas de leer un artículo. Una experiencia de navegación pensada en tus necesidades y más limpia.
  • 5Sin cláusulas de permanencia: estamos tan seguros de nuestra calidad, que podrás cancelar tu suscripción en cualquier momento, aunque sabemos que no lo harás.
  • 6Recibirás la llave de nuestro archivo: podrás ingresar a la versión digital de las ediciones impresas y consultarlas hasta un año atrás..
  • 7Te escuchamos para mejorar tu experiencia: trabajamos todos los días para que cuando te quieras informar con EL COLOMBIANO, tu relación sea más útil, intuitiva, cercana y sorprendente.
  • 8Estaremos a tu lado cuando te levantes: recibirás un mensaje cada mañana, en tu correo electrónico, que te permitirá tener a la mano información seleccionada con criterio periodístico y empezar el día bien informado.
  • 9Conocemos a Antioquia, mejor que Google: sabemos qué les interesa (y qué no) a las personas que habitan o se interesan por Antioquia y los mantenemos al tanto de todo lo que ocurre en la región y por qué.
Camilo Trujillo Villa

Periodista de la Universidad de la Sabana. Experto en temas de movilidad, transporte, infraestructura, desarrollo sostenible y gobierno. No hay historia pequeña.

.