<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
Síguenos en:
Tendencias | PUBLICADO EL 13 noviembre 2021

Aire acondicionado, el sistema que climatiza su vehículo

El proceso de enfriamiento mantiene la temperatura ambiente del carro
y garantiza la comodidad de los pasajeros. Le explicamos cómo funciona.

  • Los sistemas de aire acondicionado se han convertido en un elemento primordial en la experiencia de conducción. FOTO SSTOCK.
    Los sistemas de aire acondicionado se han convertido en un elemento primordial en la experiencia de conducción. FOTO SSTOCK.
  • Los sistemas de aire acondicionado se han convertido en un elemento primordial en la experiencia de conducción. FOTO SSTOCK.
    Los sistemas de aire acondicionado se han convertido en un elemento primordial en la experiencia de conducción. FOTO SSTOCK.
Aire acondicionado, el sistema que climatiza su vehículo

La tecnología es la misma que utilizan las neveras o los aires acondicionados caseros o de infraestructuras más grandes. Una unidad de refrigeración que no congela, sino que enfría su entorno.

El compresor, el condensador y el evaporador son las piezas esenciales de estos sistemas, que pueden traer menos o más partes dependiendo de su tecnología. Su funcionamiento es simple y a manera de circuito cerrado.

Siempre que se prende el carro el compresor empieza a funcionar. Este tiene una polea que está girando todo el tiempo, pero que solo se activa cuando se enciende el aire acondicionado. Allí se aloja el gas refrigerante, por lo que su función es comprimirlo y enviarlo al condensador.

En este punto, el condensador regula la temperatura del gas y lo convierte en líquido, gracias a un sistema de ventilación. El líquido sigue su camino hacia el evaporador, pero antes pasa por la válvula de expansión, la cual lo transforma nuevamente en gas.

Al llegar al evaporador se produce su enfriamiento. Este tiene ubicado un ventilador en la parte trasera que al estar en funcionamiento ayuda a impulsar el aire frío hacia el interior del vehículo o habitáculo y mantener un clima cómodo en él. Del evaporador, el gas regresa al compresor e inicia de nuevo el ciclo.

“Para explicarlo de manera más fácil, yo siempre hablo del principio de refrigeración de la nevera de la casa. Si hay un radiador frío y se le pone un ventilador detrás, al soplar el aire sale frío”, aclara Héctor Mesa, gerente de servicios de Remaires Ltda, empresa de reparación y mantenimiento de aire acondicionado para vehículos.

El enfriamiento del vehículo se da por la distribución del aire dentro del carro. En los pies, hacia la cara, hacia el parabrisas o solo por un lado, de acuerdo con la preferencia del conductor o el carro, este comienza a esparcirse hasta llegar a todos los ocupantes. Algunos modelos cuentan con rejillas directas en la parte trasera que facilitan el proceso de climatización.

En cuanto a la tecnología, los aires acondicionados son iguales, pueden haber piezas más grandes o pequeñas, pero mantienen su misma estructura. La única diferencia está en su manejo o regularización, ya sea desde comandos manuales o aquellos digitales en el tablero del vehículo. “En un carro de alta gama se puede graduar la temperatura al gusto de cada uno, pero en el de gama baja lo debe hacer mezclando un poco la calefacción con el aire”, afirma Mesa.

Por otro lado, este sistema de enfriamiento ya no es un lujo, sino que es primordial para tener una mejor experiencia dentro del carro. Puesto que si se maneja en un ambiente de mucho calor en la ciudad o en carretera, garantiza el frescor y tranquilidad de los ocupantes del vehículo. Además cuenta con un filtro que evita que el aire que respiran los ocupantes no salga sucio.

Recirculación y calefacción

Los carros no son totalmente herméticos, hay unas ventilas ubicadas casi siempre en las puertas por donde entra y sale el aire. Además, junto al evaporador hay una compuerta que permite la entrada del aire exterior. Este sistema se llama recirculación y por norma los carros deben tenerlo.

Si hay cinco personas dentro del vehículo, y en el exterior hace frío, todos están respirando el mismo aire y para que no pase esto se activa la recirculación y así el aire puede circular sin necesidad de bajar la ventanilla.

“Hay usuarios que no saben manejar el sistema de recirculación y lo dejan abierto, y por consiguiente está entrando aire al interior del carro y se les ensucia más rápido el filtro del habitáculo. La recomendación es mantener la recirculación cerrada para que no entre aire de afuera”, afirma Héctor Mesa.

Además si se deja abierta, el carro no se va a enfriar tanto, porque se está tomando aire de afuera. Pero agrega que se debe abrir esporádicamente para evitar los malos olores en el habitáculo que puede traer el uso del aire acondicionado.

La calefacción, por su parte, está compuesta por un radiador pequeño y dos mangueras y trabaja de la mano con el motor, por lo que siempre está caliente. Este sistema está ubicado al lado del evaporador, por lo que el ventilador que impulsa el aire frío cuando se activa la calefacción también contribuye en el calentamiento dentro del carro.

La mezcla de estas dos herramientas con el aire acondicionado puede traer comodidad para el conductor y los pasajeros, en especial en los carros de baja gama que combinan el aire con la calefacción para buscar una temperatura agradable.

Cuidados

Los aires acondicionados son más propensos que otros sistemas de refrigeración a los daños por el continuo movimiento del carro y por todas las mangueras que manejan. También por la vibración del motor y el calor al que están expuestos. La recomendación es hacerle mantenimiento cada año o cada 20.000 kilómetros.

Otro de los puntos a tener en cuenta es que el gas refrigerante con el que funcionan no necesita cargarse. “Hay negocios de aire que le dicen a los clientes que el gas se acaba, pero no es verdad, porque eso es un circuito cerrado. El gas siempre va a estar ahí a menos que haya una fuga”, subraya Mesa.

Una de las señales que nos indica que el aire acondicionado puede estar fallando es la disminución en el enfriamiento del habitáculo. Esto puede ser por una fuga o por desgaste del compresor, que con el tiempo merma su capacidad y no se mueve con tanta presión.

También es importante revisar el filtro por donde entra el aire, si la ventilación merma puede ser porque este se encuentra sucio

20.000
kilómetros recorridos o cada año se debería solicitar la revisión del aire acondicionado.
Infográfico
.