<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
Columnistas | PUBLICADO EL 12 junio 2021

Sobre próximas ciudades (7)

Por José Guillermo Ángelmemoanjel5@gmail.com

Estación Industria, a la que llegan técnicos, obreros calificados y bienes de capital, acompañados por profesionales que mejoran y modernizan secciones (producción, investigación, administración, MKT y ventas, etc.) inversionistas y bancos que ven posibilidades para la movilidad del dinero, científicos que saben de laboratorios y transformación de materias primas, especialistas en comunicación organizacional y gente experimentada proveniente de otros sectores similares, que ingresan para liderar procesos de innovación. Y, claro, gerentes creíbles por su experiencia en el tipo de industria que dirigen, asesores que saben de cada etapa del producto o servicio porque lo conocen a fondo y han trabajado con él, y consultores que entiendan muy bien lo que está pasando en política, economía, medio ambiente, tecnología y ciencia. Y si bien también quieren entrar aventureros y supuestos gurúes (los que se hacen a punta de best-sellers y no de práctica), gente que busca utilidades de inmediato y los que ponen el interés particular por encima de todo, a estos hay que ponerles un aviso grande de prohibido estacionar.

La Industria, que debido a sus dinámicas es la que más empleo genera y donde más prospera la persona debido al conocimiento y experiencia que adquiere (a más de ser aportante de ideas prácticas y competitividad en cada uno de los oficios que ejecuta), debe salir de la ciudad para que su producción no contamine ni cree caos en la movilidad debido a los flujos de abastecimiento y despacho (camiones que llegan con insumos y salen con productos, por ejemplo). Y esa salida (no una echada) es hacia parques industriales situados en zonas cercanas y rodeados del cordón verde debido. Parques industriales donde en un solo punto se dé toda la cadena de valor, que va desde el diseño, investigación y la entrada de materias primas e insumos, hasta el bodegaje, exhibición, atención y despacho a los puntos de venta y a los puertos.

El parque industrial, para que exista como es debido, debe contar con una buena infraestructura (vías de fácil acceso y salida, carrileras, espacios y edificaciones, etc.) y con políticas claras de desarrollo y convivencia económica. Esto quiere decir que varias producciones similares con distintos mercados o complementarias entre sí, pueden operar en un mismo parque, siendo unos proveedores de otros, a la par que, juntos, desarrollen también nuevos productos. El modelo, que nació en Wolfsburg, (la sede de la Volkswagen), Alemania, se replicó en Francia, Austria, Bélgica. Inglaterra, Estados Unidos, llegando a ser no solo entidades productivas competentes sino buenos hábitats para trabajar y vivir.

Acotación: una ciudad moderna debe ser un centro de industria, pero con las industrias en la periferia y muy bien abastecidas en términos de transporte y tecnología, asistencia legal para importaciones y exportaciones, impuestos que no las ahoguen y un cierto proteccionismo que les permita mantenerse en funcionamiento y creando empleo. Y sin corrupción, claro

.