<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
Síguenos en:
Columnistas | PUBLICADO EL 04 enero 2022

Érase otra vez América

Por humberto montero hmontero@larazon.es

China tendrá que aguardar. Como todos los años, las previsiones han vuelto a retrasar el “sorpasso” de la economía asiática sobre la estadounidense. Se esperaba que este hecho histórico ocurriera en 2028, pero la cosa no es tan fácil como parece y el salto se producirá en 2033. Sin embargo, algo me dice que para esa fecha lo que veremos otra vez será un nuevo retraso hasta 2050 y así hasta el cambio de siglo. Y tiene toda la lógica del mundo, porque por mucho que lo intenten, 350 millones de hombres y mujeres libres son más productivos que 1.500 millones de almas en pena. Es lo que tiene la democracia, que a corto plazo parece más ineficaz que una dictadura, pero previene de los errores sucesivos de los jerarcas que se perpetúan en la poltrona.

La predicción del Centro de Investigación Económica de Tokio apunta a que será en ese 2033 cuando las economías de las dos potencias se aproximen a los 30 billones de euros. Hoy, el PIB de Estados Unidos ronda los 20 billones de dólares mientras que el de China supera los 14 billones. El gigante asiático se ha beneficiado del Brexit para adelantar en plena pandemia a la Unión Europea, cuyo PIB ronda los 13,5 billones de euros sin el Reino Unido.

Pese a todo, hay datos por doquier para poner en cuarentena ciertas predicciones. Como el de las 50 mayores empresas del mundo por volumen de activos. Un ranquin que no deja lugar a dudas y en el que Apple figura por segundo año consecutivo como la mayor empresa del mundo por capitalización bursátil. La tecnológica mueve ella solita la friolera de 2,58 billones de euros.

A Apple le sigue Microsoft. La compañía fundada por Bill Gates se revalorizó un 53 % en los últimos 12 meses, cerrando el ejercicio en 2,25 billones de euros.

El tercer puesto en el podio de capitalización bursátil es para Alphabet. La empresa matriz de Google se apreció un 66 % en 2021 y ya suma un valor de 1,71 billones.

A la propietaria del famoso buscador le siguen Amazon (1,51 billones) o Tesla, que logró entrar en el selecto club de compañías que valen más de un billón.

Entre las diez mayores firmas del mundo solo se cuela la petrolera saudí Aramco y la taiwanesa Tsmc. Ni una china. De hecho, entre las 50 mayores empresas del mundo sólo hay tres chinas. Por contra, hay seis europeas: dos suizas (Nestlé y Roche), dos francesas(Lvmh y L’Oreal), una holandesa (Asml) y una danesa (Novo Nordisk).

El resto son todas estadounidenses, a excepción de una surcoreana (Samsung) y una japonesa (Toyota).

Ese listado refleja el poderío económico que atesora Estados Unidos por muy gallitos que nos pongamos en otros corrales.

Algo me dice que para que esa superioridad dé un vuelco tan brutal como para que sea al revés en favor de China harán falta más de 12 años. Y más de un siglo. Si es que algún día ocurre 

Humberto Montero
.