<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
Economía | PUBLICADO EL 17 octubre 2021

Relaciones laborales, ¿cómo ser un empleador de calidad?

  • ilustración sstock
    ilustración sstock
  • ilustración sstock
    ilustración sstock

Analizar la contratación más conveniente para ambas partes y procurar un buen clima laboral, entre las sugerencias de los expertos.

Un contrato es el acuerdo entre empresario y trabajador por el que se obliga a prestar determinados servicios a cambio de una retribución. Así, según la necesidad de cada empresa o negocio, cada empleador determina que tipo de contratación laboral celebra con sus empleados.

En Colombia existen cinco tipos de contratos laborales: a término fijo; a término indefinido; obra o labor; de aprendizaje; y temporal, ocasional o accidental. (Ver Claves). Por tal razón, según los expertos, es importante que se tenga conocimiento de los diferentes contratos que hay, ya que así habrá más seguridad en el momento de tomar la decisión de firmar.

Iván Jaramillo, investigador del Observatorio Laboral de la Universidad del Rosario, explicó que no se trata de que una modalidad sea mejor que otra, sino de cuál es la que mejor se ajusta, en función de la necesidad del servicio.

Lo que debe tener en cuenta

Según el Registro estadístico de Relaciones Laborales que hace el Departamento Administrativo de Estadística (Dane), en julio de 2021 los contratos laborales crecieron 8,2% con respecto al mismo mes del año anterior, mientras el crecimiento en las relaciones de trabajo de carácter independiente fue de 6,6%.

Así, para el séptimo mes de este año, las relaciones laborales dependientes llegaban a 9,10 millones, cifra superior a la prepandemia, mientras que el número de puestos de trabajo independientes fue de 2,17 millones.

En cuanto a los sectores que propiciaron la mayor cantidad de relaciones laborales, el director del Dane, Juan Daniel Oviedo, dijo en su momento que el comercio, las actividades de servicio y las actividades del sector de comunicaciones fueron las que apalancaron más el incremento del empleo formal.

Jaramillo explicó que el modelo de vinculación laboral que prevalece en la actualidad en el país es la contratación a término indefinido. Los demás tipos de contratos, apuntó, requieren de modalidades específicas, como la firma de un acuerdo.

“El contrato a término indefinido es informal, por definición. Es decir, si yo te contrato y no hay nada escrito, y tú me prestas servicios y yo te pago, por no tener un acuerdo distinto se considera que es a término indefinido”, dijo el experto.

Y en cuanto a cuál es el tipo de contratación que más le conviene según su empresa o negocio, resaltó que no cree que haya un modelo ideal, sino que este se debe definir en función de la necesidad específica que se tenga para la vinculación.

Por el contrario, Stefano Farné, director del Observatorio del Mercado de Trabajo y la Seguridad Social de la Universidad Externado, opinó que, por ejemplo, si el trabajador hace parte de una actividad misional –es decir, las que están directamente relacionadas con la producción del bien o servicio de la empresa–, la mejor opción es un contrato a término indefinido.

“En caso de no ser una actividad temporal, habría que evaluar si es mejor hacerlo a través de outsourcing (término que se utiliza para representar la tercerización de un servicio), como lo hacen las empresas con los servicios de vigilancia o cafeterías. En cada caso habrá que evaluar la conveniencia”, dijo Farné.

Y agregó que, por el contrario, si se trata de servicios especializados por corto tiempo, la recomendación es un contrato por prestación de servicios.

“Yo, por ejemplo, no contrataría nunca a través del piso de protección social. Es un riesgo muy grande para el empresario formal, porque el trabajador no tiene ningún tipo de prestaciones, entonces te pueden denunciar. Por dar un ejemplo, si es una empleada y queda embaraza lo más probable es que un juez obligue al empresario a pagarle una indemnización por maternidad. También pueden ocurrir accidentes graves”, indicó Farné.

Sea un buen empleador

Para Rafael Felipe Gómez, abogado especialista en derecho comercial, la contratación de personal a lo largo del tiempo ha sido desviada por parte de algunos sectores de la economía para desmejorar la situación, tanto jurídica como en materia de reconocimiento y derechos prestacionales, que deberían tener los empleados.

“Cada día es más frecuente encontrar empresarios que, en aras de propender por el ahorro de la nómina y sin pensar en la afectación a futuro que genera para sus colaboradores, buscan estrategias que consisten en disfrazar esas relaciones laborales permanentes con una de prestación de servicios”, apuntó Gómez.

Por esa razón, el experto indicó que el tipo de contratación según el negocio debe ser estudiado y verificado muy bien por parte de los abogados de las empresas, para así definir qué es lo que más conviene por la labor que se realizará, siempre y cuando no se abuse del empleado.

Entre las recomendaciones que dan los expertos para ser un empleador de calidad está el preguntarse cómo el clima laboral, que va más allá de lo legal, es un factor de incidencia importante en las decisiones empresariales.

“Hay que medir, por ejemplo, la remuneración no solo en el modelo salarial sino en lo emocional, como los beneficios que se le pueden otorgar a los empleados. Todo eso es lo que genera adherencia y sentido de pertenencia. Eres un buen empleador cuando te importa el bienestar emocional de tus empleados, más allá de lo estrictamente legal”, expresó Jaramillo.

Y enfatizó en la importancia de analizar el índice de rotación en la empresa. Es decir, si los empleados deciden irse, a pesar de que otra compañía les ofrezca una menor remuneración

8,2%
crecieron los contratos laborales en julio de 2021 frente al mismo mes de 2020: Dane
Alejandra Zapata Quinchía

Periodista de la Universidad de Antioquia. Me gustan los temas sobre justicia ambiental, territorio y comunidades. Mi pasión: conocer historias y contarlas.

.