<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
Síguenos en:
Economía | PUBLICADO EL 09 septiembre 2022

“El gran reto es conectar al sistema con las fuentes de energía no convencionales”: ISA

Juan Emilio Posada, presidente de ISA, dio detalles a EL COLOMBIANO sobre los retos que asumió con su llegada a la firma.

  • Juan Emilio Posada renunció el pasado 6 de junio a la junta directiva de Ecopetrol como miembro independiente, para asumir su nuevo rol al frente de ISA. FOTO cortesía

    Juan Emilio Posada renunció el pasado 6 de junio a la junta directiva de Ecopetrol como miembro independiente, para asumir su nuevo rol al frente de ISA.

    FOTO cortesía

  • Juan Emilio Posada renunció el pasado 6 de junio a la junta directiva de Ecopetrol como miembro independiente, para asumir su nuevo rol al frente de ISA. FOTO cortesía

    Juan Emilio Posada renunció el pasado 6 de junio a la junta directiva de Ecopetrol como miembro independiente, para asumir su nuevo rol al frente de ISA.

    FOTO cortesía

ALEJANDRA ZAPATA QUINCHÍA

Luego de asumir la presidencia de Interconexión Eléctrica S.A. (ISA), una de las compañías más importantes del sector energético del país, el antioqueño Juan Emilio Posada tiene varios retos que afrontar en lo relacionado con transmisión de energía, concesiones viales y telecomunicaciones. Una tarea que no es nada sencilla si se tiene en cuenta que no solo se trata de Colombia, sino también de países como Brasil, Perú y Chile.

En entrevista con EL COLOMBIANO, Posada dio detalles de los negocios de la compañía dentro y fuera del país, cómo están aportando a la transición energética y cómo ha sido el acoplamiento con Ecopetrol y el nuevo gobierno de Gustavo Petro.

¿Cómo recibió ISA y cómo cerrará este año la firma?

“Yo no recibí ninguna compañía, yo llegué a un equipo humano. Y llegué a ser parte de un grupo que nombra a un presidente, el cual tiene que hacer méritos para ganarse ese puesto de líder. Lo primero he hecho es tomarme el tiempo de conocer las personas que conforman la compañía, la cultura de la organización y de trabajo. Si yo logro seguir moviendo el corazón a ISA logro que la empresa sea exitosa. Ahora, uno de mis principales retos es cumplir, ojalá antes de ese año, con la estrategia 2030, que busca generar valor sostenible a partir de tres componentes: valor al accionista; generación de impacto social y ambiental positivo y la vigencia corporativa. Sobre cómo cerraremos este año no puedo dar muchos detalles, porque se trata de resultados futuros, pero vamos muy bien”.

Hablando de retos, ¿cuáles son las tareas pendientes que tiene ISA en cuanto a transmisión de energía?

“Dentro de la estrategia a 2030 tenemos unas metas de crecimiento muy retadoras, como inversiones en negocios y geografías por US$10,5 billones, e inversiones en nuevos negocios de energía por US$ 2.0 billones. Anualmente estamos transportando más de 345.000 GWh que abastecen de electricidad a más de 170 millones de personas, mediante la operación de 48.300 kilómetros de circuito de redes de alto voltaje y 104.138 MVA (megavoltamperio) que soportan el suministro eléctrico en Colombia, Perú, Brasil, Chile y Bolivia, con una confiabilidad del 99,99%. Estamos evaluando nuevas oportunidades de crecimiento, tanto en el mercado de licitaciones, como en el mercado de M&A. Y de lo que resta de 2022, esperamos entregar ofertas en licitaciones por valor de US$3.1 billones”.

¿Y en cuanto a vías y telecomunicaciones?

“La junta directiva de ISA había tomado la decisión de desinvertir en nuestra línea de telecomunicaciones, pero eso requiere un paso importante y es el permiso del consejo de ministros. Es algo que debe estar sincronizado con la política pública del presidente Petro. Así que tenemos que esperar cuál es la directriz de él. Por el momento, nosotros seguimos gestionando Internexa, asumiendo la responsabilidad que tiene cualquier accionista mayoritario.

En cuanto al segmento de vías, hemos identificado oportunidades importantes en Chile, tales como el Orbital Sur, la relicitación de la concesión de Ruta del Bosque, y el mejoramiento de la Ruta 68, que totalizan más de US$2.000 millones”.

¿Hay algún proyecto de infraestructura vial de quinta generación en Colombia en el que ISA esté interesado?

“Somos agnósticos. No tenemos una preferencia con ningún corredor en específico. Por ahora, en Colombia estamos trabajando en una iniciativa privada y mirando las oportunidades que nos ofrezca la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI) en los proyectos 5G. Participamos en uno de la Troncal Magdalena, pero quedamos de segundos”.

¿Cómo ese aclopamiento con Ecopetrol y el nuevo gobierno de Petro?

“Uno de los énfasis del gobierno de Petro es acelerar la transición energética y la descarbonización, y en eso ISA y Ecopetrol están alineadas. Nosotros en ISA somos transición energética, porque sin interconexión, sin transmisión, no hay transición. Por poner un ejemplo: las fuentes no convencionales de energía renovables están en La Guajira, pero nada te ganas con generar mucha energía eólica o fotovoltaica si no tienes la interconexión con los centros de demanda. Eso es clave.

En cuanto a Ecopetrol, pues el crecimiento de ISA es muy importante para la compañía. El que nosotros seamos la empresa del Grupo que más rápido crezca aporta a la estrategia 2040 de la petrolera”.

Mencionó algo muy importante y es la transición energética, ¿qué papel juega ISA en esto?

“Desde que nace la idea hasta que se enciende la planta pueden pasar unos tres años, mientras que para interconectar eso con el resto del sistema transcurren entre cinco y siete años, porque la gestión ambiental con las comunidades está tomando más tiempo, ya que ha adquirido mayor importancia.

Así que, mucho antes de empezar a trabajar en detalle en desarrollar un foco de generación de energía no convencional, se tiene que empezar a trabajar en el desarrollo y generación de impacto social y ambiental positivo en todos los cientos de kilómetros que hay en la interconexión con esas fuentes, que además tienden a ser distantes con los centros de demanda. Si esto no pasa, el propósito nacional de acelerar la transición energética se ve truncado por ese desfase de tiempos.

Por eso, el negocio de transmisión de ISA seguirá enfocado en el crecimiento del segmento de conexión, apostándole a la conexión de fuentes de energía renovable no convencional que serán la base de la transformación de la matriz energética”.

Hablando un poco de la reforma tributaria, ¿qué impacto tendría esta en la compañía?

“Lo que me han dicho los asesores financieros es que, en la medida en que no haya un incremento en la renta para las empresas, la tributaria no tendrá impactos fuertes sobre ISA. Porque no tenemos regalías ni zonas francas especiales ni individuales; De pronto, nos puede afectar el ICA y algunos descuentos o deducciones, pero no es algo escandalosa, como sí lo es para las industrias extractivas”

Contexto de la Noticia

PARA SABER MÁS la apuesta de isa por la transición

A la fecha, ISA ha suscrito contratos para desarrollar proyectos de conexión (transmisión) que permitirán integrar a sus redes casi 1.300 MW de nuevas fuentes de energía renovable no convencional y espera cerrar contratos para nuevas conexiones que permitan integrar otros 500 MW en los próximos años. Estas nuevas soluciones representan un impacto significativo frente a la nueva expansión de renovables prevista en el país.

Así, en su hoja de ruta de transición energética la empresa desarrolla proyectos de expansión y adaptación de su red por un valor de más de US$2.5 billones en Latinoamérica, para cumplir con su compromiso sectorial de contar con una red confiable para el desarrollo de todas las actividades asociadas a la transición energética.

Alejandra Zapata Quinchía

Periodista de economía y negocios. Egresada de la gloriosa Universidad de Antioquia.

Si quiere más información:

.