<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
Empresas | PUBLICADO EL 13 julio 2021

UE tuvo que suspender su plan de un impuesto digital

  • Esta propuesta, que ha sido cuestionada por el gobierno de Estados Unidos, abre la puerta a una nueva fiscalidad desde Europa para las grandes compañías del mundo digital. FOTO Getty
    Esta propuesta, que ha sido cuestionada por el gobierno de Estados Unidos, abre la puerta a una nueva fiscalidad desde Europa para las grandes compañías del mundo digital. FOTO Getty
  • Esta propuesta, que ha sido cuestionada por el gobierno de Estados Unidos, abre la puerta a una nueva fiscalidad desde Europa para las grandes compañías del mundo digital. FOTO Getty
    Esta propuesta, que ha sido cuestionada por el gobierno de Estados Unidos, abre la puerta a una nueva fiscalidad desde Europa para las grandes compañías del mundo digital. FOTO Getty
Por REDACCIÓN Y EFE

Con la iniciativa, que está en negociación, se busca reformar las obligaciones fiscales de compañías e incluye gigantes digitales.

La Comisión Europea (CE) anunció la suspensión de la presentación del impuesto comunitario sobre las grandes empresas digitales (que cobijaría a Facebook, Apple, Google y Amazon), mientras que se finalizan los trabajos para poder aplicar el acuerdo fiscal global respaldado por el G20 el pasado 10 de julio, labores que tiene previsto concluir en octubre.

El pasado sábado los ministros de finanzas que hacen parte del G20 apoyaron un plan originalmente lanzado por 132 países en el ámbito de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (Ocde) para reformar las obligaciones fiscales de las empresas multinacionales, incluyendo gigantes digitales.

“Para nosotros ahora la prioridad número uno es el acuerdo global en la Ocde y hemos suspendido nuestro trabajo sobre el impuesto digital por el momento. Volveremos a esto, lo revaluaremos en otoño”, dijo el portavoz de la Comisión Europea, Daniel Ferrie, en la rueda de prensa diaria de la institución.

Aunque Ferrie no dio fechas precisas sobre cuándo se podría reanudar el trabajo sobre la tasa de la Unión Europea, por su parte, los ministros del G20 (reunidos en Italia) pidieron que las negociaciones avancen rápidamente para limar las diferencia y así permitir la adopción de un gran acuerdo en octubre.

Tras conocer este plan para reformar la estructura fiscal para los gigantes digitales en Estados Unidos aparecieron críticas. El fin de semana la secretaria estadounidense del Tesoro, Janet Yellen, pidió públicamente que sea reconsidere la propuesta (ver Paréntesis). Yellen aseguró que este tipo de gravamen instaurados por varios países del bloque de la Unión Europea entre ellos España o Francia, es “discriminatorio” para las empresas estadounidenses.

¿Cuál es la propuesta?
El pasado 1 de julio, 130 países y jurisdicciones de los 139 que forman parte del llamado marco inclusivo de Ocde se sumaron a un acuerdo que abre la puerta a una nueva fiscalidad de las multinacionales, que lo tendrán más difícil para alojarse en paraísos fiscales y evitar pagar impuestos.

El sistema fiscal se sustenta en dos pilares; el primero concierne a las compañías con una facturación mundial superior a los 20.000 millones de euros y con una rentabilidad (relación entre beneficios e ingresos) superior al 10 %.

Los países en los que esos grupos obtengan ingresos superiores a un millón de euros (o a 250.000, en el caso de pequeños Estados) tendrán derecho a recibir una parte del impuesto que habrán de abonar.

El segundo pilar es aplicar un tipo mínimo del impuesto de sociedades de al menos el 15 % a las empresas con una facturación de al menos 750 millones de euros.

La idea original de la Unión Europea es que ese llamado “impuesto digital” sea una pieza central para levantar fondos a ser utilizados en los esfuerzos de la recuperación pospandemia y financiar parte del fondo europeo de 750.000 millones de euros

Contexto de la Noticia

Paréntesis ESTADOS UNIDOS FIJÓ SU POSICIÓN

Aunque faltaba solo una semana para que la Unión Europea lanzara este impuesto a las multinacionales se confirmó la suspensión de la propuesta después de que el pasado 11 de julio Estados Unidos manifestó su oposición. La secretaria del Tesoro de EE.UU., Janet Yellen, aseguró que el mecanismo podría no estar listo para ser considerado por los legisladores hasta la primavera de 2022 y señaló que se requerirá un acuerdo tributario multilateral que llevará tiempo negociar. “Puede estar listo en la primavera de 2022 y trataremos de determinar en ese momento qué es necesario para su implementación”, dijo Yellen.

.