<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
Síguenos en:
Economía | PUBLICADO EL 10 enero 2022

Qué puede esperar Colombia de la RCEP, el tratado comercial más grande del mundo

Empezó a regir el RCEP, principal tratado comercial del mundo. Colombia tendrá oportunidades para diversificar sus ventas.

  • El puerto de Shanghái, en China, uno de los más importantes del mundo y que también será representativo para la Asociación Económica Integral Regional. FOTO efe
    El puerto de Shanghái, en China, uno de los más importantes del mundo y que también será representativo para la Asociación Económica Integral Regional. FOTO efe
  • El puerto de Shanghái, en China, uno de los más importantes del mundo y que también será representativo para la Asociación Económica Integral Regional. FOTO efe
    El puerto de Shanghái, en China, uno de los más importantes del mundo y que también será representativo para la Asociación Económica Integral Regional. FOTO efe
DIEGO VARGAS RIAÑO

El denominado “mayor tratado de libre comercio del mundo” se cocinó desde 2012 y vio luz el primero de enero de este año. Se trata de la Asociación Económica Integral Regional (RCEP), que no por nada ha recibido un calificativo de tales proporciones, ya que entre sus miembros están algunas de las principales potencias Asia y el Pacífico, encabezadas por China. Un acuerdo que representa el 25% del comercio mundial.

Australia, Brunéi, Camboya, Japón, Laos, Nueva Zelanda, Tailandia, Singapur y Vietnam también se apuntaron, y vienen más. El primero de febrero lo hará Corea del Sur, mientras que se está a la espera de Malasia, Filipinas, Indonesia y Birmania, que de momento no ratificaron el pacto.

Así se abre una nueva era para el comercio mundial, teniendo en cuenta que los miembros de la RCEP representan 2.300 millones de personas, que son un 30% de la población mundial. El plan es ambicioso, su objetivo es eliminar aranceles y barreras para el 65% de los bienes que se transan entre esos países y subir el tope a 90% dentro de 20 años.

¿Qué implicaciones tendría para Colombia? Ignacio Franco, experto en comercio internacional, dice que hay dos posibles escenarios. El negativo es que los mercados asiáticos prioricen el intercambio de bienes entre sí, teniendo en cuenta los beneficios de la RCEP: agilización del comercio, cercanía, propiedad intelectual, impulso al comercio electrónico y la de por sí ya atractiva desgravación.

Y es que el RCEP proporcionaría al año 2030 ganancias de 174.000 millones de dólares a las naciones que firmaron, según cálculos del Banco Asiático de Desarrollo, recopilados por la Agencia EFE.

No obstante, Franco dice que Colombia puede beneficiarse del tratado a través de los bienes no minero energéticos. “Sería importante aprovechar este mega acuerdo para llegarle a esos países con productos agrícolas que tal vez no sean fuertes en el RCEP”.

Añade que esa zona del mundo tiene todo el potencial, pero Colombia solo ha “explotado” las relaciones comerciales con China. Estadísticas del Dane indican que a noviembre del año pasado, esa potencia asiática fue el segundo principal destino de las ventas nacionales al exterior, con un valor de 3.394 millones de dólares.

Además, Franco manifiesta que por los lados de la Alianza del Pacífico (de la que Colombia hace parte junto a Chile, México y Perú) hay oportunidad para ponerse al día con una tarea de vieja data: proyectarse al mercado de Asia Pacífico. “Con el acuerdo de la RCEP podría ser más sencillo y factible promocionar la oferta de este bloque”.

Por lo pronto, el mundo está a la expectativa de cómo será el encadenamiento del importante tratado que acaba de arrancar en Asia. Según cifras oficiales, los territorios que hacen parte de este tienen un PIB que en conjunto suma 26,2 billones de dólares, representativo del 30% de lo que genera la economía mundial

Contexto de la Noticia

ANTECEDENTES india, un gigante que se bajó del bus

A finales de 2020, India, una de las economías más importantes del mundo, decidió que no participaría en la RCEP. La razón que se ventiló es que al final no vio con buenos ojos la eliminación de aranceles y que ello condujera a importaciones desmedidas desde China que golpearán a su aparato productivo. Además, la industria india opuso una fuerte resistencia a este acuerdo por considerar que se afectaría con el tratado, principalmente en materia de textiles. Ante esto, la RCEP dejó la puerta abierta para que India se una al mega acuerdo en cualquier momento, si así lo decide.

Diego Andrés Vargas Riaño

En mis bolsillos hay una grabadora y unos audífonos; en mi mente, amor por el periodismo.

.