<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
Síguenos en:
Mundo | PUBLICADO EL 27 junio 2022

Rusia tortura ucranianos ante los ojos de un mundo impávido

Ciudadanos de Ucrania que lograron escapar denuncian que los rusos los electrocutaban.

  • Los civiles ucranianos son quienes más han sufrido con la invasión rusa a su país, pues han sido víctimas de desplazamiento, torturas y tratos crueles de parte de los soldados. FOTO getty
    Los civiles ucranianos son quienes más han sufrido con la invasión rusa a su país, pues han sido víctimas de desplazamiento, torturas y tratos crueles de parte de los soldados. FOTO getty
  • La guerra entre Rusia y Ucrania ha golpeado con fuerza a la ciudad portuaria de Mariupol, casi reducida a escombros. FOTO Getty
    La guerra entre Rusia y Ucrania ha golpeado con fuerza a la ciudad portuaria de Mariupol, casi reducida a escombros. FOTO Getty
  • Los civiles ucranianos son quienes más han sufrido con la invasión rusa a su país, pues han sido víctimas de desplazamiento, torturas y tratos crueles de parte de los soldados. FOTO getty
    Los civiles ucranianos son quienes más han sufrido con la invasión rusa a su país, pues han sido víctimas de desplazamiento, torturas y tratos crueles de parte de los soldados. FOTO getty
  • La guerra entre Rusia y Ucrania ha golpeado con fuerza a la ciudad portuaria de Mariupol, casi reducida a escombros. FOTO Getty
    La guerra entre Rusia y Ucrania ha golpeado con fuerza a la ciudad portuaria de Mariupol, casi reducida a escombros. FOTO Getty
123
días lleva la confrontación entre Rusia y Ucrania. Inició el pasado 24 de febrero.

Andriy es un ciudadano ucraniano al que la vida le dio una segunda oportunidad: entre sollozos recuerda las torturas a las que fue sometido en los días que estuvo cautivo en las sedes de los soldados rusos que libran la guerra contra Ucrania.

Andriy le contó a la cadena británica BBC que fue interceptado por las fuerzas rusas cuando intentaba irse de la ciudad de Mariupol. Los soldados rusos decomisaron su celular y encontraron “pruebas” que demostraban que había servido como soldado en Azov.

Ante esta acusación, respondió: “Empecé a trabajar poco después de graduarme de la universidad, nunca he pertenecido al ejército”. Sin éxito, intentó explicarles que era nada más un civil. Los soldados, además le preguntaron su opinión sobre el presidente Zelensky. Con miedo de empeorar su situación, señaló que Zelenski no era distinto a sus antecesores, pero no le interesaba la política.

Tras el interrogatorio, los militares rusos entraron a una tienda de campaña. Minutos después le ordenaron a Andriy presentarse ante un grupo de oficiales que le cuestionaron su posición neutral frente al presidente Zelenski por unos videos compartidos en sus redes sociales. Después de ver el video, comenzaron las agresiones. “Me golpearon en la garganta. Básicamente, comenzó la golpiza”. Después de esto, lo obligaron a emitir mensajes en apoyo al ejército ruso: “¡Gloria al ejército ruso!”.

Violación a los DD. HH.

Las denuncias de agresiones a civiles por parte de los militares rusos es un asunto denunciado desde el inicio de la confrontación entre Rusia y Ucrania que empezó en febrero.

El testimonio de Andriy no ha sido el único documentado. Maksym, un trabajador siderúrgico de 48 años, narró que tras acusarlo de pertenecer al Batallón Azov, lo obligaron a desnudarse y comenzaron a golpearlo. Luego, lo trasladaron a una prisión, que describió como una “jaula”. Allí los prisioneros estaban recluidos bajo condiciones inhumanas: no les daban ni agua ni comida, dormían en el suelo y no contaban con inodoro.

Maksym le contó a la BBC de las torturas a las que fueron sometidos varios de ellos en la “jaula” donde se encontraba junto a un ucraniano de unos 50 años que parecía haber sido estrangulado, pues tenía marcas de presión en su cuello.

El docente e investigador de Derecho Constitucional de la Universidad Externado, Camilo Umaña, especialista en DD. HH. y DIH y doctor en Criminología, explica que las detenciones de civiles ucranianos por parte del ejército ruso y las milicias prorrusas son una clara violación a los Derechos Humanos y al Derecho Internacional Humanitario.

“Toda forma de privación de la libertad arbitraria por un estado, compromete sus obligaciones en derechos humanos. Un contexto de conflicto armado, en este caso de carácter internacional, involucra una forma de infracción al DIH: las violaciones contra civiles, porque el DIH lo que busca es que las acciones armadas distingan a los civiles, prevengan las violaciones contra ellos, para tratarlos con humanidad y evitar cualquier hostigamiento contra los civiles”, expresó el docente.

Esta apreciación se complementa con la de Enrique Prieto-Rios, profesor de Derecho Internacional de la Universidad del Rosario, quien dijo que estos crímenes contra civiles por parte de las fuerzas rusas desconocen el principio de distinción.

Este consiste en que durante una guerra un ejército debe saber diferenciar entre un soldado y un civil. Por lo tanto, Prieto explica que mientras un civil no participe en acciones militares, si es detenido y torturado, se estaría vulnerando el DIH. Según Prieto, también se está vulnerando el derecho a la libertad de pensamiento y expresión, estipulado en la carta de DD. HH. de Naciones Unidas.

¿Putin podría ser juzgado?

Ante las denuncias de torturas, se plantea si el presidente ruso Vladimir Putin debe ir a un juicio. El profesor Umaña plantea que es complicado por el poder de veto que posee Rusia en el Consejo de Seguridad de la ONU, por tener una silla permanente.

Esto impediría que la ONU decida crear un tribunal independiente donde no aplique el poder de veto. El académico explica que, desde el punto de vista del derecho, todo aquel que en esta guerra ruso-ucraniana cometa crímenes debe asumir su responsabilidad y ser juzgado. Sin embargo, desde la geopolítica, es muy poco probable que ocurra.

Prieto-Rios, por su parte, señala que llevar a Putin a juicio, desde el punto de vista jurídico, sería muy complejo porque Rusia no firmó el Estatuto de Roma. Por lo tanto, la Corte Penal Internacional no tiene competencia para juzgarlo. Una posibilidad de que la corte actúe sería si el Consejo de Seguridad de la ONU le solicita aplicarle un juicio a Putin, pero, de nuevo, el derecho a veto de Rusia se lo impediría.

Otra posibilidad sería organizar un tribunal especial, pero esto implicaría que las instituciones y fuerzas de seguridad rusas estuvieran dispuestas a capturar y extraditar a Putin, lo que, para Prieto, no ocurrirá a corto plazo, porque Putin cuenta con la lealtad y el apoyo de las autoridades.

Una tercera opción, más lejana aún, sería que un país interviniera militarmente en Rusia y lo capturara. Sin embargo, esto desataría una guerra a mayor escala que la actual en Ucrania, sumado a que Putin es uno de los presidentes más protegidos del mundo, y posee total control sobre las fuerzas de seguridad de Rusia, lo que se ve como una iniciativa difícil de cumplir en medio de una guerra que ajusta más de cuatro meses

Contexto de la Noticia

Paréntesis Más testimonios de torturas

Vodym es un ciudadano ucraniano que fue golpeado y electrocutado por defender a su esposa, acusada de apoyar al ejercito ucraniano dando “me gusta” en una publicación en la pagina Facebook de esta institución. “Usaron electricidad. Casi muero. Me caí y me atraganté con los empastes dentales que se habían salido de mis dientes”, le dijo a la BBC. Esta tortura le provoco vómito y un desmayo. “Estaban furiosos. Cuando recuperé el conocimiento, me dijeron que limpiara todo y continuaron dándome descargas eléctricas”, relata el ucraniano que logró salir del sitio donde estaba retenido por los rusos.

Manuel David Villegas Sierra

Historiador de la UPB. Me encanta la historia poco conocida en occidente: Asia, África y Oceanía para entender las diferentes culturas.

.