<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
Síguenos en:
Mundo | PUBLICADO EL 17 enero 2022

Tonga continúa aislado tras la erupción de un volcán submarino

  • En la fotografía satelital se evidencia el cambio después de la erupción del volcán submarino FOTO: Copernicus.
    En la fotografía satelital se evidencia el cambio después de la erupción del volcán submarino FOTO: Copernicus.
  • En la fotografía satelital se evidencia el cambio después de la erupción del volcán submarino FOTO: Copernicus.
    En la fotografía satelital se evidencia el cambio después de la erupción del volcán submarino FOTO: Copernicus.
AFP

Tonga está prácticamente aislado del resto del mundo tras la erupción de un volcán submarino este sábado que paralizó las comunicaciones de este país insular del Pacífico.

Los expertos advirtieron que la conexión a internet podría estar cortada varias semanas para las cerca de 100.000 personas que viven en el país. La erupción del volcán Hunga Tonga-Hunga Haa’pai cubrió Tonga de cenizas, provocando un tsunami en todo el Pacífico.

La erupción se sintió hasta en Alaska, donde provocó un oleaje que alcanzó las costas del Pacífico, desde Japón hasta Estados Unidos. En Perú dejó dos muertes por el oleaje.

Los países vecinos y las agencias internacionales siguen evaluando la magnitud de los daños. La primera ministra de Nueva Zelanda, Jacinda Ardern, dijo que son “significativos”.

Nueva Zelanda y Australia enviaron aviones de reconocimiento para evaluar los daños y pusieron a disposición aviones de transporte militar C-130 para lanzar suministros o aterrizar si las pistas se consideran operativas.

La explosión volcánica del sábado dañó gravemente la capital, Nuku’alofa, cubierta de ceniza, y cortó un cable de comunicaciones submarino.

“Sabemos que el agua es una necesidad inmediata”, dijo Ardern a la prensa, y explicó que Nueva Zelanda depende de los teléfonos por satélite para comunicarse con el país.

El ministro de Defensa de Nueva Zelanda explicó por su parte que el país insular había logrado restablecer la electricidad en “grandes partes” de la ciudad.

Con las comunicaciones paralizadas, los tonganos fuera del país intentan desesperadamente hablar con sus seres queridos.

Filipo Motulalo, un periodista que vive en el exterior afirmó que no ha podido contarse con su familia “nuestra casa es cercana a la zona que ya se inundó, así que no sabemos cuántos daños hay”. Para Motulano, lo peor de todo ha sido “el hecho de que no sabemos nada”.

Respecto al internet, el director de redes de Southern Cross Cable Network, Dean Veverka dijo que podría estar cortado durante dos semanas.

“Estamos recibiendo información imprecisa, pero parece que el cable quedó cortado”, explicó Veverka.

Southern Cross está ayudando a Tonga Cable Limited, propietaria del cable de 872 kilómetros que une el país insular con Fiyi y desde allí con el resto del mundo.

En 2019, Tonga estuvo aislada durante dos semanas, cuando el ancla de un barco cortó el cable. Entonces se estableció un pequeño servicio de satélites operado localmente para permitir un mínimo contacto con el mundo exterior.

.