cultura | Publicado el

Lo que piensa Sandra Bullock de Bird Box

ElColombiano
El elenco de la película también incluye a John Malkovich, Trevante Rhodes, Sarah Paulson, Tom Hollander y Machine Gun Kelly. FOTO Cortesía Netflix.

Un interminable eco de aplausos recibió a la mujer más esperada de la noche. Ella salió con gracia, sonriente, a ver a un público de 3.000 personas gritando su nombre: “¡Sandra, Sandra, Sandra!”.

Bullock es uno de los apellidos más conocidos del cine en este momento. Es celebrada tanto en la comedia como en el drama con cintas tan distintas como Miss Simpatía, Gravedad y Un Sueño Posible, la película que le mereció el Óscar a Mejor Actriz en 2010.

En esta oportunidad, Sandra Bullock subió al escenario para presentar Bird Box, una producción en la que actúa y hace las veces de productora ejecutiva. Saludó con alegría a la audiencia del CCXP 2018 (Cómic Con), en Sao Paulo, pero no permitió que el panel empezara sin pedirle antes un favor a los asistentes.

“Me siento como una pésima mamá porque no dejé que mis dos hijos vinieran a Brasil, les dije que tenían que estudiar –contó apenada–. Así que quiero compensarlo y como ellos ya pronto cumplirán años quiero que me ayuden a cantarles el Happy Birthday”.

El público complacido coreó la canción en inglés y portugués mientras Bullock grababa la escena con su teléfono y se quitaba una lágrima de los ojos. “Perdón, ya dejaré de ser tan emocional”, anunció sentándose y agradeciendo.

Lejos de parecer una mala madre y encarnando a una mujer que tiene que aprender a serlo a los golpes, la actriz habló sobre su nueva película con Netflix, dirigida por Susanne Bier y que se estrenó el pasado 21 de diciembre en dicha plataforma.

En el filme interpreta a Malorie, una mujer que se topa con la sorpresa de que está embarazada, pero no cree estar hecha para ser mamá. Antes de poder tomar una decisión frente a si podría criar un niño o darlo en adopción, un cataclismo diezma la población, pero no se trata de ninguna amenaza conocida, es un peligro que se transforma en los miedos particulares de cada individuo hasta llevar a la persona a la muerte.

Es por eso que el personaje de Bullock se las arregla para esquivar sus miedos usando una venda en los ojos. El canto de los pájaros y su ímpetu por sobrevivir le enseñan a ser mamá a oscuras.

Desde Brasil, esto fue lo que comentó sobre su nueva cinta.

¿Cuál fue la guía para crear el personaje?

“Soy madre y cualquiera que sea madre o tenga una, conoce su fortaleza. Creo que por tanto tiempo hemos representado a las mamás de una manera tan etérea, con pájaros, cocina y curitas, y haciendo que todo esté bien, pero yo no soy así. Vivo llena de miedo, con pánico y preocupada todos los días por mis niños y creo que toda mamá es así. No conozco una que no piense en mejorar, en qué pasará con sus hijos y qué sucederá cuando ella no esté ahí. Es miedo y si realmente muestras miedo, no es algo bonito. Así que no tuve que ir muy lejos para saber lo difícil que sería estar en esa situación con mis hijos. Además, el libro y el guion estaban escritos de esa manera, cuando tienes eso listo no tienes que ir tan lejos, solo tienes que buscar dentro de tu ser para llegar a ese lugar. Cualquier persona metiéndose con mis hijos me llevaría allí”.

¿Cómo manejó elhecho de no poder ver mientras actuaba?

“Fuimos muy afortunados de tener el apoyo de una persona ciega para que nos ayudara. Fue increíble porque piensas que ser ciego es una cosa, cuando realmente el no tener tu visión y no haberla tenido nunca hace dar cuenta de que no sabes lo que te perdiste. Dependes de aspectos de ti mismo que tienes, pero que usualmente los que vemos no sabemos que tenemos. Nos enseñó trucos como a mover los pies de cierta manera para tener un sonido que regresara y le diera una idea de donde estaba una estructura. Gran parte del tiempo estuvimos con los ojos vendados, excepto cuando yo estaba con los niños, ahí es donde una parte de mi venda era removida en una sección para poder ver al menos el contorno de las cosas, porque les prometí a sus papás que regresaría a sus hijos en una pieza”.

¿Y qué tal fue la experiencia de trabajar con niños?

“Estás en una situación en la que tienes que ser increíblemente dura con ellos física y emocionalmente, entonces tienes que recordarte a ti misma que una vez la escena empiece debes anular sentir lástima o pena. Pero los niños eran fantásticos, les decíamos que teníamos que arrastrarlos por el pasto, pero yo les repetía que estaría ahí para mostrarles como se sentiría. Les decía, ‘los voy a agarrar, voy a gritarles, vamos a caernos, pero se sentirá de esta forma’. Los llevábamos por todos los pasos que se iban a recorrer para que tuvieran una idea, pero al momento de rodar no queríamos que ellos supieran mucho para que su reacción no fuera inusual ante lo que venía, queríamos que estuvieran asustados”.

Aquí trabaja con una mujer directora, ¿cómo fue la experiencia en este caso?

“He trabajado con mujeres directoras anteriormente, realmente no veo una diferencia entre una vagina y un pene cuando trabajo. Me gusta un buen director, que no tenga miedo a la hora de dirigir. Susanne sabía exactamente qué quería y puso un tono en el set desde el comienzo. Cuando ves sus películas te das cuenta de lo que hace, no sé cómo, pero me atrae su trabajo porque ama la intimidad entre las personas, con los elementos que componen una verdadera relación. Eso no lo hace por ser mujer u hombre, en este caso era mujer, pero me encantó porque me sentí muy cómoda y sin miedo a mostrar aspectos con los que no estoy cómoda. Trabajaría con ella una y otra vez”.


Powered by