<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
Colombia | PUBLICADO EL 27 agosto 2021

Mamá e hija colombianas murieron en zona desértica de Estados Unidos

  • Las autoridades colombianas asesorarán a la familia para la repatriación de los cuerpos (Imagen de referencia). FOTO EFE
    Las autoridades colombianas asesorarán a la familia para la repatriación de los cuerpos (Imagen de referencia). FOTO EFE
  • Las autoridades colombianas asesorarán a la familia para la repatriación de los cuerpos (Imagen de referencia). FOTO EFE
    Las autoridades colombianas asesorarán a la familia para la repatriación de los cuerpos (Imagen de referencia). FOTO EFE
Carlos López

Un niño alcanzó a ser encontrado con vida y fue puesto bajo custodia temporalmente.

Una patrulla fronteriza de Yuma, Arizona, en uno de sus recorridos de inspección encontró el jueves pasado los cuerpos de dos colombianas de las que aún se intentan conocer los detalles de sus fallecimientos, mientras que un niño sí fue hallado con signos vitales.

Se trata preliminarmente de una persona identificada como Claudia Peña y su hija de 10 años, quienes en un intento por cruzar ilegalmente la frontera entre México y Estados Unidos se habrían deshidratado por el calor que hace por estos días en ese estado.

Las autoridades manejan como primera hipótesis que el guía que habría acompañado a ellas y al bebé (hijo de Claudia) pudo haberlos abandonado.

La reacción de quienes les vieron fue notificar inmediatamente al Consulado del país en Los Ángeles, Estados Unidos, y posteriormente la situación quedó en manos de la Cancillería, la cual se contactó con la familia de las víctimas mortales para atenderla y asesorarla en el proceso de repatriación de los cuerpos o de las cenizas.

Estas tres personas habrían salido el pasado 21 de agosto desde Bogotá a México, y por tierra comenzaron su viaje hasta Estados Unidos, lugar de residencia del esposo de Claudia.

En cuanto al bebé, el primer diagnóstico de las autoridades estadounidenses es que sufrió agotamientos debido a las altas temperaturas que hay en el lugar de los hallazgos: la zona desértica de la reserva ubicada en el área de Levee Road.

Por el momento, el niño quedó bajo la custodia de un centro de menores de edad de California hasta que se defina con quién permanecerá en Estados Unidos, o si definitivamente regresa a Tunja, Colombia, con sus seres queridos.

Al frente de esa decisión está el Consulado en los Ángeles, el cual también ha servido de puente entre la familia del niño en Estados Unidos y las autoridades, así como con sus seres queridos en Colombia.

Mamá e hija, por su parte, luego de las investigaciones forenses de expertos de la zona no presentaron en sus cuerpos signos de violencia.

Carlos López

Soy comunidador social y periodista. Me interesan, entre muchas cosas, temas de conflicto armado, medio ambiente y derechos humanos.

.