<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
Síguenos en:
Antioquia | PUBLICADO EL 02 octubre 2022

“Indigna que se venda al país el pago de póliza de Hidroituango como si fuera un gran logro”: Aníbal Gaviria

El gobernador Aníbal Gaviria critica duramente el acuerdo firmado por EPM y Mapfre tras el fallo de la Contraloría. “¿Por qué negociaron por $4 billones si la cobertura era de $15 billones?”, cuestiona.

  • Aníbal Gaviria, gobernador de Antioquia. FOTO carlos velásquez
    Aníbal Gaviria, gobernador de Antioquia. FOTO carlos velásquez
  • A este episodio hace referencia el gobernador Aníbal Gaviria. El 10 de diciembre de 2021 se firmó el acuerdo entre el CEO de Mapfre, Pablo Jacson, y el gerente de EPM, Jorge Carrillo, para el pago de $4 billones. Atrás, como testigos, los entonces contralor, Felipe Córdoba, y presidente, Iván Duque. FOTO colprensa
    A este episodio hace referencia el gobernador Aníbal Gaviria. El 10 de diciembre de 2021 se firmó el acuerdo entre el CEO de Mapfre, Pablo Jacson, y el gerente de EPM, Jorge Carrillo, para el pago de $4 billones. Atrás, como testigos, los entonces contralor, Felipe Córdoba, y presidente, Iván Duque. FOTO colprensa
  • Aníbal Gaviria, gobernador de Antioquia. FOTO carlos velásquez
    Aníbal Gaviria, gobernador de Antioquia. FOTO carlos velásquez
  • A este episodio hace referencia el gobernador Aníbal Gaviria. El 10 de diciembre de 2021 se firmó el acuerdo entre el CEO de Mapfre, Pablo Jacson, y el gerente de EPM, Jorge Carrillo, para el pago de $4 billones. Atrás, como testigos, los entonces contralor, Felipe Córdoba, y presidente, Iván Duque. FOTO colprensa
    A este episodio hace referencia el gobernador Aníbal Gaviria. El 10 de diciembre de 2021 se firmó el acuerdo entre el CEO de Mapfre, Pablo Jacson, y el gerente de EPM, Jorge Carrillo, para el pago de $4 billones. Atrás, como testigos, los entonces contralor, Felipe Córdoba, y presidente, Iván Duque. FOTO colprensa
Por luz maría sierra, isolda maría vélez y juan diego ortiz

El gobernador de Antioquia, Aníbal Gaviria, decidió expresar toda su indignación por lo que está ocurriendo con Hidroituango. Y sus denuncias son de alto calibre.

Plantea que EPM y la Contraloría, con el acuerdo que firmaron con la aseguradora, se dejaron prácticamente ‘tumbar’ 10 billones de pesos.

“Claramente la compañía de seguros les arrebató la propuesta de acuerdo porque era altísimamente favorable para ella. Si se va a perder un peso en Hidroituango fue porque dejaron de cobrar los seguros”, explica Gaviria.

Expresa también suspicacias contra la Contraloría de la época, la de Carlos Felipe Córdoba, por haber iniciado una investigación sobre el siniestro cuando la aseguradora estaba pagando y lo había asumido como un acccidente. Insinúa que parecían tratando de evitar que se pagaran los seguros.

Dice también, en esta entrevista con EL COLOMBIANO, que le parece “un poco exótico” que en los últimos meses EPM haya cambiado tres veces la fecha de entrada en funcionamiento de la hidroeléctrica, no descarta que vendrán nuevos litigios con EPM sobre el manejo que le ha dado al tema y –con gran énfasis– saca pecho por Hidroituango e insiste en que esta obra es un orgullo para Antioquia.

¿Qué es lo que se hizo mal al reclamar las pólizas de Hidroituango?

“Le pido me permita ser pedagógico. Creo que se ha sido muy injusto, en algunos casos calculadamente injusto, con administraciones pasadas de Medellín y de Antioquia. Hablo de las administraciones de Sergio Fajardo, de Alonso Salazar y de Aníbal Gaviria, porque esas administraciones, y lo digo en primera persona, con orgullo, fuimos las que negociamos, las que contratamos los seguros. Y lo que ha quedado impresionantemente claro es que esos seguros estaban muy bien contratados. Y digo injusto, o calculadamente injusto, por la gente que puso palos en la rueda, casi que dándoles oportunidad a esas compañías de seguros para que sacaran disculpas para enredar el pago”.

¿Por cuánto habían contratado ustedes las pólizas del proyecto?

“Los contratos del seguro todo riesgo, más la póliza del lucro cesante, son aproximadamente 3.200 millones de dólares, eso al cambio de hoy son cerca de $14,5 o $15 billones”.

¿Y, finalmente, cuánto pagaron?

“Solo pagaron $4 billones”.

¿Y qué pasó, entonces, con los restantes $10 billones de los seguros?

“Ah, esa es la pregunta que yo me hago: ¿por qué uno negocia cuando hay unos seguros bien contratados? Estaban tan bien contratados que ya las compañías de seguros habían empezado a pagar las pólizas, habían pagado 350 millones de dólares y habían reconocido el siniestro. Simple y llanamente se estaba avanzando como en los procesos de cualquier siniestro, con la cuantificación continua de los daños para ir pagando. ¿Por qué una compañía de seguros paga millones de dólares? Porque están bien contratados y porque es un siniestro”.

Es decir, ya habían reconocido que era un accidente y que no hubo dolo...

“Exactamente. Nunca una compañía de seguros paga ni $100 ni $200 millones, menos $4 billones, porque tiene un siniestro con dolo o culpa grave. ¿Qué compañía de seguros paga cuando tiene la oportunidad de dejar de pagar, porque hay dolo o culpa grave? Aquí se presentaron instituciones y personas de muchísima categoría a darle argumentos a la compañía de seguros para que no pagara”.

¿Se refiere a la demanda que puso la Alcaldía de Medellín diciendo que no había sido un accidente?

“Me refiero, por ejemplo, la administración departamental anterior que decía que la culpa era de X, Y o Z funcionario. Pero también me refiero a la Contraloría General: ¿cómo inicia un proceso contra 16 o 20 personas e instituciones cuando la compañía de seguros está pagando y está rubricando que no hay dolo ni culpa grave? Y, obviamente, la investigación era porque suponía dolo o culpa grave”.

¿Y la Contraloría finalmente no llegó a esa conclusión en su fallo?

“Pero claro que no, porque dolo no existió. Si hubiera existido dolo una compañía de seguros de la dimensión de Mapfre no habría comenzado a pagar desde antes y no va a pagar 4 billones de pesos simplemente porque la inviten a hacerlo. Pagó porque los seguros estaban muy bien contratados. Pero lo grave de la Contraloría es que le puso un tope al pago, pagaron $4 billones, porque ese límite lo había puesto la Contraloría, pero los seguros estaban contratados por $14 o $15 billones. Mire una cosa bien grave: el seguro no pagó un solo peso por lucro cesante y en la póliza se habrían podido reclamar 628 millones de dólares”.

¿El lucro cesante, es decir, la no producción de energía que estaba prevista, se cuenta desde cuándo?

“El lucro cesante va desde el momento en el que se produce la crisis en 2018, hasta el momento en que se ponga a funcionar, porque es la única manera de cuantificarlo”.

Entonces, ya no se va a recibir del seguro un peso por lucro cesante...

“Eso no se cobró, porque se hizo el arreglo por $4 billones. Sé que esto me va a traer seguramente muchos problemas, sé que esto a lo mejor me va a crear grandes enemigos, pero lo tengo que decir con franqueza ante el país: ¿por qué se negocia por $4 billones cuando estaban contratados $15 billones? Salen a decir que hay un deducible del 10%, bueno son $13,5 billones, salen a decir que es que todavía el siniestro no se había cuantificado todo, ¡claro!, por eso es que había que dejar que terminara ese proceso. El siniestro todavía no se puede cuantificar del todo, porque todavía no se han terminado todas las construcciones, y porque no se sabe cuál es el lucro cesante ¿Por qué antes de cuantificar el valor total del siniestro se hace un arreglo por menos del 30% del total asegurado?”.

¿Quién firmó ese arreglo?

“No conozco el acuerdo, pero entiendo que se ha mencionado que los los firmantes del acuerdo fueron EPM, la Contraloría, la compañía de seguros y no sé si en alguna medida alguien del Gobierno Nacional en esa época”.

El alcalde Quintero se la pasa diciendo que él salvó Hidroituango. Pero, lo que usted nos está diciendo, si lo entiendo, ¿es que lo que hizo el alcalde, vía EPM, fue permitir que Hidroituango perdiera cerca de 10 billones de pesos?

“Yo lo que digo, y lo reitero, es que los seguros estaban bien contratados y por eso la aseguradora estaba pagando, y no se habían negado a pagar ni un peso. ¿Por qué la compañía de seguros negoció por $ 4 billones? Porque creían que si le cobraban la póliza en forma completa iba a tener que pagar más”.

¿Es decir que el acuerdo de EPM, Contraloría y Mapfre lo que hizo fue salvar a la compañía de seguros de pagar $10 billones más?

“U ocho, o cinco, o $4 billones más, pero, en todo caso, hay $10 billones que se quedaron sin pagar. Han salido a decir que es que no hubo pérdida total, y que entonces el seguro solo se cobraba en el monto total por pérdida total. No conozco los detalles del seguro, pero lo que no se cuantificó, porque todavía hoy no se ha podido cuantificar, es la pérdida parcial, porque eso tiene que ver con las obras que todavía se están desarrollando, y tampoco el lucro cesante. La sola póliza de lucro cesante era de más de 600 millones de dólares, si se suma con los 350 millones de dólares que ya habían pagado, son los 900 y pico millones de dólares que pagaron. Entonces, quiere decir que, prácticamente, no se cobró ni un peso de la parte adicional de póliza de todo riesgo, desde los 350 millones de dólares que habían pagado, hasta los 2.556 millones de dólares de que eran el total por daño material”.

Se podría presumir que por eso los seguros firmaron tan rápidamente el acuerdo, porque para ellos era muy conveniente...

“Sí”.

¿Usted, como Gobernador, está molesto porque la plata que le salvaron a las compañías de seguros es plata que eventualmente la Gobernación iba a recibir como socia?

“Yo diría que estoy indignado, y por varios motivos. Primero, porque indigna que se le venda al país ese arreglo como el gran logro cuando en realidad es el gran interrogante. Indigna que se le venda Hidroituango al país como algo negativo, como algo que nos quiere estigmatizar a los antioqueños, y eso no lo voy a permitir, porque Hidroituango lo que ha mostrado es resiliencia. Mire, no se perdió una sola vida en una contingencia de las más grandes que ha habido en Colombia, y no se debía haber perdido ni un solo peso, porque para eso se contratan los seguros. Si se hubiera dejado que se cobraran los seguros, a lo mejor el panorama que teníamos era que en Hidroituango no se perdió una vida y no se perdió un peso. Si se va a perder un peso fue porque dejaron de cobrarlo”.

Realmente se negocia porque el Contralor General (Carlos Felipe Córdoba) en un momento dado se da cuenta de que se está echando sobre los hombros el desastre de Hidroituango, porque si les declaraba la caducidad a los contratistas prácticamente quedaba como un gran elefante blanco. Luego se presenta como un gana-gana para todo el mundo...

“Sí, pero que le respondan al país ¿Por qué cuando se tienen seguros por $14 o $15 billones, se reciben $4 billones? Yo creo que es una pregunta simple, pero complejísima de responder. Alguna persona me puede decir, hombre Gobernador, es que estábamos en una situación complejísima, porque si no se hace ese arreglo, entonces, resulta que se había producido una crisis porque se tenía que declarar la caducidad del contratista. Fácil, lo que se tenía que haber hecho era decirle al seguro, mire, adelántenos estos seguros por 650 millones de dólares, adicional a los primeros 350 millones de dólares sobre la base de la póliza de 3.000 millones dólares, y si en el futuro los seguros son más, usted nos paga un adicional, y si en el futuro no son más, pues simplemente queda”.

Es decir, dejar el pago abierto...

“Sí, porque claramente la compañía de seguros les arrebató la propuesta porque era altísimamente favorable”.

Usted, como dueño mayoritario de la Sociedad Hidroituango, ¿va a interponer algún tipo de acción judicial contra EPM por cuenta de haber actuado de esa manera?

“Nosotros le hemos reclamado a EPM de manera formal, desde la Sociedad, este y otros elementos. Le hemos reclamado también acerca de la nueva licitación con todos los problemas que tiene, y con todas las dificultades, utilizando los canales formales que tenemos para ello, y en el futuro de ser necesario, utilizaremos también los canales jurídicos, pero eso es una decisión que compete a los abogados y que se estudiará en forma muy cuidadosa y detenida. Es una obligación como gobernante y como ciudadano”.

En el acuerdo que firmó EPM y Mapfre hay una cláusula que no permite volver a abrir esa negociación...

“Así es, es lo que yo tengo entendido también, y obviamente es una cláusula que seguramente la compañía de seguros obligó a poner, lo cual también es muy indicativo”.

Como socio mayoritario de la sociedad, ¿la Gobernación ya tiene claro en qué momento va a empezar a operar Hidroituango después de tantas prórrogas de EPM?

“No lo tenemos claro. La información que muchas veces nosotros tenemos de EPM es la información que tiene la opinión pública, en muchas ocasiones nosotros, como Sociedad Hidroituango, tenemos que acudir a canales formales, a derechos de petición, para tener informaciones que requerimos. Ojalá sea antes del 30 de noviembre porque, si no, se tendrá lugar a una multa muy cuantiosa. Y, en segundo lugar, que obviamente el primer criterio que debe primar para poner en funcionamiento esas unidades es que se cumpla con los más rigurosos estándares de seguridad para la obra y la gente aguas abajo”.

El alcalde Daniel Quintero dijo esta semana que, si es del caso, EPM pagaba los $3 billones de la multa por incumplimientos en la generación. ¿Qué opina de esa afirmación?

“A mí me parece un poco exótico, porque yo he oído que se había hablado de una fecha del 26 de julio, después se habló de otra fecha posterior, después se dijo que el 15 de octubre. Entonces, no sé por qué ha habido ese cambio de fechas que tiene verdaderamente un espacio muy grande entre el 26 de julio y el 15 de octubre. Reitero lo que he dicho, tiene que tener todas las normas de seguridad, no puede ponerse en riesgo ni el conjunto de la hidroeléctrica, ni los habitantes aguas abajo”.

Usted ha evitado mencionar al alcalde Daniel Quintero con nombre propio, pero ¿qué papel cree que ha jugado el en toda esta situación de Hidroituango?

“Evito al máximo referirme, porque es un gobierno paralelo con el del Gobernador de Antioquia. Soy muy respetuoso de los 125 alcaldes. Sin embargo, he puesto en consideración mis puntos de vista diferentes, y en algunos casos contradictorios, pero no llevándolo al plano personal, sino al plano institucional. Tengo diferencias, son claras, la opinión pública las conoce en varios aspectos. Y pongo una clarísima sobre la mesa: esa negociación de esos seguros. Tengo otras diferencias, pero evito hacerlas muy visibles o protuberantes, porque es importante que el Gobernador de Antioquia, llámese como se llame, trabaje conjuntamente con el Alcalde de Medellín”.

¿Cuándo se conocerá el fallo del tribunal de arbitramento que está activo contra EPM por el reclamo de ustedes por más de $1 billón?

“Soy el más interesado en que ese fallo sea el próximo año, porque mientras más rápido se solucione esto, mejor para todos. Ojalá no tuviera que haber un tribunal y un enfrentamiento jurídico entre EPM y la Gobernación, pero cada uno tiene que responder por sus obligaciones.

Ahora, eso podría también dar lugar a un acuerdo, así lo buscamos nosotros al inicio de nuestros gobiernos, pero indudablemente después los caminos empezaron a separarse, y hoy aparece prácticamente imposible un acuerdo. Recuerden ustedes que hace unos meses nosotros ofrecimos una alternativa de solución, en el sentido de que cuando EPM nos ofreció la compra de Hidroituango dijimos que estamos dispuestos, pero que esa compra debía ser pagada con una participación de la Gobernación en EPM, no con unos recursos específicos. ¿Por qué? Porque yo responsablemente como Gobernador, no quiero recibir unos recursos X por la venta de un activo estratégico, sino que lo que quiero es dejarle Antioquia un flujo futuro. No es para este gobierno, no es para esta época, sino un flujo futuro.

El flujo futuro más hermoso sería, como lo tiene Medellín a través de EPM, que lo tenga también la Gobernación. Yo siempre he pensado y he querido que las dos instituciones madres de Antioquia, Alcaldía y Gobernación, estén cada vez más hermanadas, por eso fui un promotor del hecho de que Gobernación y Alcaldía fueran dueños en un porcentaje similar de Hidroituango, desafortunadamente esa filosofía ha ido tergiversándose, pero es posible que en el futuro se regrese a ese que debe ser el camino”.

¿Qué opina del hecho de que el alcalde Quintero se apropie ante la opinión pública de Hidroituango?

“Hidroituango es de Antioquia, es parte de la historia de Antioquia, Hidroituango son los últimos 60 años de ingeniería. Es que aquí se le ha dicho una cantidad de imprecisiones, de mentiras, a la opinión pública, y una de esas grandes mentiras es que Hidroituango es un desastre. No, no murió ni una sola persona en la contingencia, lo repetiré mil veces; y, segundo, se contrataron unos seguros por $15 billones que se debieron haber cobrado”.

La gran obra de ingeniería la quieren hacer ver como un desastre...

“Exactamente, este es uno de los grandes sueños y uno de los grandes proyectos de Antioquia. No se ha perdido una vida y plata no tenía por qué haberse perdido. Entonces, ¿dónde está el desastre? Aquí lo que hay es un ejemplo de resiliencia, e Hidroituango es de Antioquia y yo voy a salir, como siempre lo he hecho, a defender a Antioquia, porque hay gente por fuera, en otras partes del país, que nos quiere estigmatizar y lo más doloroso es que hay gente adentro que les quiere hacer el eco.

Afortunadamente son más los que admiran, respetan y quieren el esfuerzo que Antioquia hace por Colombia. La energía de Hidroituango es para Colombia. ¡Qué orgullo esa energía de Antioquia para Colombia! Esa es la pedagogía que yo quiero hacer y voy a seguir haciendo sobre Hidroituango, para ir contra ese mito que nos quiere estigmatizar”

espere mañana

La segunda parte de la entrevista con el gobernador de Antioquia, Aníbal Gaviria, en la que habla sobre el Tren del Río, Savia Salud y el Túnel de Oriente.

Isolda María Vélez Holguín

Macroeditora Local. Periodista de la U. de A., con especialización en Periodismo Urbano de la UPB. Mi vocación está en lo público. Por eso elegí ser periodista, para darles voz y rostros a las historias que merecen ser contadas.

Juan Diego Ortiz Jiménez

Redactor del Área Metro. Interesado en problemáticas sociales y transformaciones urbanas. Estudié derecho pero mi pasión es contar historias.

Luz María Sierra

Directora de EL COLOMBIANO.

Si quiere más información:

.