<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
Síguenos en:
Antioquia | PUBLICADO EL 19 febrero 2022

Estudiante de Nariño, Antioquia, fue devuelto de su colegio por el color de sus zapatos

Directivas indicaron que había un compromiso de los padres para cumplir con la solicitud y que nunca se han puesto trabas al acceso a la educación de los menores.

  • El menor devuelto cursa segundo grado en una institución educativa rural del corregimiento Puerto Venus. FOTO: archivo.
    El menor devuelto cursa segundo grado en una institución educativa rural del corregimiento Puerto Venus. FOTO: archivo.
  • Acta de la Institución Educativa Puerto Venus en la que se especifica en su punto 3 el tema de los uniformes escolares. FOTO: Cortesía.
    Acta de la Institución Educativa Puerto Venus en la que se especifica en su punto 3 el tema de los uniformes escolares. FOTO: Cortesía.
  • El menor devuelto cursa segundo grado en una institución educativa rural del corregimiento Puerto Venus. FOTO: archivo.
    El menor devuelto cursa segundo grado en una institución educativa rural del corregimiento Puerto Venus. FOTO: archivo.
  • Acta de la Institución Educativa Puerto Venus en la que se especifica en su punto 3 el tema de los uniformes escolares. FOTO: Cortesía.
    Acta de la Institución Educativa Puerto Venus en la que se especifica en su punto 3 el tema de los uniformes escolares. FOTO: Cortesía.
Estudiante de un colegio de Nariño fue devuelto por el color de sus zapatos
Por Cristian Álvarez

El incidente en el que un colegio bogotano negó la entrada a una de sus estudiantes por no llevar los zapatos del color correspondiente al exigido por la institución, tuvo su réplica en el municipio de Nariño, Antioquia.

De acuerdo con el relato de la madre de un alumno de la Institución Educativa del corregimiento Puerto Venus, el pasado jueves 17 de febrero su hijo fue devuelto de la entrada del colegio por no llevar los zapatos de color negro (como correspondía a ese día), sino de color blanco.

“Ese jueves mi hijo debía ir con zapatos negros, pero el miércoles él había tenido educación física y ensució los tenis de ese color. Por esto, me tocó lavar esos tenis y como no se secaron, entonces yo mandé a mi hijo con otros blancos, y con la respectiva excusa que explicaba lo sucedido”, comentó la madre a EL COLOMBIANO.

No obstante, según la progenitora, la rectora de la Institución devolvió al niño a su casa, porque no podía ingresar al colegio con tenis blancos, pese a que el estudiante llevaba excusa. Según la madre, ese mismo día otros menores de edad de otros grados fueron devueltos también por no llevar su uniforme completo.

“Cuando pasó el asunto yo estaba trabajando y no me podía ausentar, pero mi hijo llegó llorando a la casa, porque lógicamente ante esto un niño tan pequeño (está cursando segundo grado) se asusta. La rectora me llamó en horas de la tarde y me preguntó porque no había mandado de vuelta al colegio al niño si solo se le había pedido un cambio de uniforme, pero yo le manifesté que para eso él llevaba excusa. Ella me comentó que no acató preguntarle al pequeño si la llevaba”, agregó la madre.

La situación llama la atención teniendo en cuenta que, primero, es una institución pública que atiende a 156 menores desde preescolar hasta el grado 11; y segundo, está ubicada en una zona rural y de escasos recursos que puede estar a por lo menos a 10 horas de la capital antioqueña.

De acuerdo con la madre, la actual rectora lleva cerca de seis meses en la institución y su forma de pensar sobre el uniforme es particular, pues —según narró— la directiva prefiere que los menores lleven ropa particular (jean, camiseta y cualquier color de zapatos), en vez de que lleven el uniforme completo.

“Que por el Manual de Convivencia no pueden asistir así (con el uniforme incompleto) a clase. La rectora ya lo había manifestado en una reunión, pero como el niño llevaba su respectiva excusa no pensé que me lo fueran a devolver”, puntualizó.

La institución contesta

Consultadas sobre el tema, las directivas de la Institución Puerto Venus de Nariño confirmaron el suceso e indicaron que ese día se retornaron a siete menores por no llevar el uniforma adecuadamente, de los cuales seis volvieron momentos después cambiados. Estos pudieron ingresar a clase sin ningún inconveniente. Según comentaron, el séptimo no retornó a la institución por decisión de su madre.

Las mismas directivas señalaron que el porte del uniforme completo no es una imposición, sino una medida contemplada por el reglamento interno y el Manual de Convivencia de la institución y que también está contemplado por sentencias de la Corte Constitucional.

No obstante, los directivos son conscientes del entorno de la institución y por ello señalaron que desde inicio de año se había llegado a acuerdos con los padres de familia, no solo para hacer efectiva la exigencia del uniforme escolar, sino también para brindar alternativas para aquellos niños que por cualquier motivo no pudieran portarlo.

Acta de la Institución Educativa Puerto Venus en la que se especifica en su punto 3 el tema de los uniformes escolares. FOTO: Cortesía.
Acta de la Institución Educativa Puerto Venus en la que se especifica en su punto 3 el tema de los uniformes escolares. FOTO: Cortesía.

“Los muchachos que tienen uniforme pueden venir con él; y los que no, pueden venir con jean azul, camiseta blanca y la ‘chompa’ y los tenis que deseen. Pero resulta que, pese al compromiso con los padres que fue ratificado el viernes 11 de febrero, siguen viniendo niños con uniformes dispares. Entonces se les hizo el recorderis del acuerdo (al que ninguno de los 69 padres que asistieron se habría opuesto) de exigir el uniforme adecuadamente y en el que indicamos que quien no venga con él completo se debía devolver a cambiarse para poder ingresar a clases”, explicaron.

Eso sí, las directivas admitieron que ante el revuelo de la situación hubiese sido mejor haber recibido a los menores y posteriormente a las clases haber enviado una nota recordándoles el compromiso a los padres.

Infográfico

Déficit de maestros y “choques” con algunos padres.

Las directivas también señalaron que la polémica que rodea el caso se debe más a una serie de desencuentros y discrepancias entre algunos padres de familia, profesores y directivas de la institución, que habrían hecho que se presente una alta rotación de directivos. Por ejemplo, luego del traslado de un rector, su reemplazo duró solo dos meses, y a su vez quien relevó al anterior apenas lleva seis meses y ya está pensando en retirarse.

“Hay padres de familia muy groseros, que prácticamente nos tratan de basuras y nos gritan que el colegio no sirve para nada y casi que les pegan a los educadores. De hecho, esta semana hubo un incidente con una profesora donde la trataron muy mal”, agregaron.

Las mismas también señalaron que en la zona se presentan graves problemas sociales en las que los profesores poco pueden hacer con los escasos recursos que tienen. Además, indicaron que en este momento la institución tiene déficit de cinco maestros, lo que ha afectado la educación en otros corregimientos y que el apoyo institucional (ni local ni departamental) ha sido suficiente.

“Los sectores de Guadualito, Zafiro y Aguacatal de Nariño están sin profesores rurales de postprimaria. Con este déficit nos toca hacer maromas” admitieron.

De acuerdo con la Corte Constitucional, las instituciones educativas pueden imponer la exigencia de uniformes a sus estudiantes. No obstante, dicha solicitud no puede discriminar por temas de religión ni identidad de género.

Cristian Álvarez Balbín

Periodista de la Universidad de Antioquia. Al igual que Joe Sacco, yo también entiendo el periodismo como el primer escalón de la historia.

Si quiere más información:

.