<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
Antioquia | PUBLICADO EL 24 septiembre 2021

Secretos de la denuncia de Uribe por posible corrupción en Alcaldía

  • El expresidente Álvaro Uribe Vélez denunció presuntos actos de corrupción. FOTO esteban vanegas
    El expresidente Álvaro Uribe Vélez denunció presuntos actos de corrupción. FOTO esteban vanegas
  • El lote de Carabineros, ubicado en la comuna de Castilla, está avaluado en $66.000 millones. FOTO esteban vanegas
    El lote de Carabineros, ubicado en la comuna de Castilla, está avaluado en $66.000 millones. FOTO esteban vanegas
  • El expresidente Álvaro Uribe Vélez denunció presuntos actos de corrupción. FOTO esteban vanegas
    El expresidente Álvaro Uribe Vélez denunció presuntos actos de corrupción. FOTO esteban vanegas
  • El lote de Carabineros, ubicado en la comuna de Castilla, está avaluado en $66.000 millones. FOTO esteban vanegas
    El lote de Carabineros, ubicado en la comuna de Castilla, está avaluado en $66.000 millones. FOTO esteban vanegas
Por el colombiano

El expresidente entregó nombres y contactos de informantes de las acusaciones. EL COLOMBIANO revela detalles.

Una casa en El Poblado y una oficina en Laureles se acaban de convertir en piezas clave de un rompecabezas de posible corrupción que el expresidente Álvaro Uribe denunció ante la Fiscalía y que –según el exmandatario– salpica de forma directa a la Alcaldía de Medellín.

La base de esta información, que llegó al ente acusador vía digital en la tarde del miércoles, gira en torno al señalamiento que hizo el exmandatario contra el alcalde Daniel Quintero, en el sentido de que presuntamente permitió que se gestara en su administración un supuesto entramado corrupto, que involucra contratos de venta de inmuebles y pago de salarios de contratistas. Incluso, se habló del posible pago de coimas.

“La Alcaldía de Medellín, para una venta de un inmueble, pidió soborno del 10 % en una reunión en la que estaba el hermano del alcalde (Miguel Quintero)”, expresó Uribe la semana pasada, en medio del duro enfrentamiento que protagonizó con el alcalde Quintero, en el cual se lanzaron ataques y se acusaron de participar en delitos. Uribe añadió: “La Alcaldía de Medellín es corrupta y tiene la cobardía de poner a la primera dama en búsqueda de dineros”.

Frente a esos señalamientos, el alcalde Quintero se defendió argumentando que su administración no pide sobornos y le pidió al expresidente presentar pruebas. Ese fue el origen de la información que Uribe radicó ante la Fiscalía, con un denunciado indeterminado. “Ninguna infamia de las que suelen atribuirme me frenará de denunciar esta corrupción que me duele por esta tierra de gentes de trabajo honrado”, advirtió.

Si bien el contenido de la denuncia se mantiene bajo reserva, EL COLOMBIANO estableció que los inmuebles de El Poblado y Laureles son clave porque allí, presuntamente, se habrían ofrecido los contratos.

Los secretos

Uno de los supuestos negocios que ahora la Fiscalía debe decidir si investiga o no tiene que ver con el denominado lote de Carabineros, ubicado en la comuna Castilla, noroccidente de Medellín.

Resulta que el 15 de julio pasado, la Sociedad de Activos Especiales (SAE) y la EDU negociaron la entrega a la Alcaldía de ese lote para el desarrollo de viviendas de interés social. Hasta el presidente Iván Duque estuvo en el acto.

La SAE tenía el predio en su poder desde la década del 90, cuando le fue incautado al narcotráfico. La ciudad, entonces, recibió de forma gratuita este lote avaluado en $66.000 millones. En el predio, contiguo a la Escuela Carlos Holguín de la Policía Nacional, la Alcaldía anunció durante la entrega que la EDU iniciaría la gestión y la estructuración con entidades públicas y privadas y cajas de compensación familiar para la construcción de viviendas VIS y VIP.

Alejandro Henao, gerente Regional de Occidente de la SAE, le confirmó a este diario que la entrega del lote de siete hectáreas tiene potencial para construir 3.000 viviendas.

Aunque en el cruce de trinos el expresidente no detalló a qué lote se refería, el alcalde Quintero fue quien sacó a relucir el predio de Carabineros. Incluso compartió en Twitter apartes de la Resolución 981, del Ministerio de Hacienda, en la que quedaron las condiciones de la entrega.

En la misma, se indica que se empleará la totalidad del terreno transferido únicamente para el desarrollo de un proyecto de vivienda VIS y que la EDU presentará informes de avance en la ejecución del proyecto a la SAE.

“El lote de Carabineros era de la SAE, no puede ser vendido a particulares”, dijo el alcalde. Y el gerente de la EDU, Wilder Echavarría Arango, amplió el trino de Quintero indicando que la empresa tiene la delegación de la operación urbana en 19 planes parciales y uno de ellos es el de Carabineros: “Los proyectos de vivienda de interés social requieren de un encargo fiduciario donde se parquea el predio y se invita a un constructor a ejecutar el proyecto. Decir que se va vender es totalmente falso”.

En su denuncia, según dijo el mismo Uribe, informó a la Fiscalía los nombres y los contactos de las fuentes de cada uno de los hechos, incluido el caso del lote de Carabineros, cuya negociación se habría planteado en el apartamento de El Poblado, cuya dirección está en poder de la Fiscalía.

Y sobre el supuesto pago de salarios de contratistas, que fue la otra acusación de Uribe y en la cual sale a relucir el nombre de un excontratista del Inder –también político y posiblemente financiador de campañas–, esto se habría planeado y ejecutado desde la mencionada oficina de Laureles. La Fiscalía también tiene su ubicación.

¿Qué responden?

Frente a los señalamientos de presuntos actos de corrupción, Quintero le contestó la semana pasada a Uribe: “Medellín acaba de ocupar el primer lugar en el Índice Nacional Anticorrupción publicado por la Secretaría de la Transparencia del Gobierno Nacional”. Luego de que el expresidente radicó la denuncia ante la Fiscalía, el Alcalde trinó: “La tarea honesta atrae a enemigos corruptos”.

Este diario consultó a la Alcaldía de Medellín, desde donde informaron que se desconocen los detalles de la denuncia y que, a la fecha, no se ha notificado de ningún proceso en la Fiscalía. Incluso, este diario le preguntó al equipo jurídico de la administración, quien descartó conocer la denuncia y aseguró no tener claro contra quién se adelantará el proceso: “Una vez seamos notificados, y no por los medios, evaluaremos el camino a seguir”

Contexto de la Noticia

Paréntesis El camino de la denuncia en Fiscalía

La denuncia radicada por Uribe está en fase de reparto hacia el despacho de un fiscal. El fiscal que la reciba tendrá un término máximo de dos años contados a partir de la recepción de la noticia criminal para formular imputación u ordenar motivadamente el archivo de la indagación. Este término podría extenderse hasta tres años si hay mérito para investigar más de un delito, o cuando sean tres o más los imputados, según lo dispone el artículo 175 del Código de Procedimiento Penal.

.