<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
x
language COL arrow_drop_down

¿El ronquido lo despierta? Podría tratarse de un trastorno del sueño

La apnea del sueño es uno de los trastornos asociados a los ronquidos. Le contamos cuáles pueden ser síntomas de alarma.

  • Los ronquidos pueden afectar la vida social de las personas, incluso la vida en pareja. FOTO: SSTOCK
    Los ronquidos pueden afectar la vida social de las personas, incluso la vida en pareja. FOTO: SSTOCK
08 de marzo de 2023
bookmark

Un ronquido solo aparece cuando se está dormido y, si tiene suerte, no lo escuchará aunque otros sí puedan hacerlo.

Si no lo escucha y puede dormir hasta sentirse renovado, se trata de un ronquido primario, en el que solo se dará cuenta que roncó si alguien más le dice “roncaste toda la noche”. Si le ha pasado, seguramente son ronquidos que no afectan su día a día. Pero esto no es algo que sucede siempre porque algunas personas se despiertan con sus propios ronquidos y dañan el momento de sueño reparador, causando que se sienta somnolencia y agotamiento durante el día.

¿Qué son?

Los ronquidos son un sonido fuerte o ronco que se produce por la respiración mientras se duerme. Se dan cuando el aire pasa por los tejidos relajados de la garganta.

“Las zonas de vibración pueden ser diferentes y estar dentro de la nariz, a nivel del paladar o en la base de la lengua y se da en particular cuando nuestra musculatura o los tejidos dentro de la vía aérea son débiles. Más allá de ser un sonido, es también un síntoma y un signo de alarma porque indica que puede haber reducción del espacio de la vía aérea y esto se relaciona incluso a un paciente que puede llegar a tener una hipertensión arterial alta”, explica Rosario Hernández, médica otorrinolaringóloga.

Una de las causas más comunes de los ronquidos ocurren cuando una persona se duerme y la lengua se retrae en la boca, produciendo una obstrucción en la vía aérea por el aire que entra y sale. Es por eso que las personas con una lengua grande son más propensas a roncar más que los que la tienen pequeña.

Precisamente, para hablar de las causas de los ronquidos hay que pensar en las características anatómicas de cada persona, como asegura Franklin Escobar, docente de la Facultad de Medicina de la Unal Bogotá y experto en trastornos del sueño: “Si una persona tiene una lengua grande, no permitirá que el aire entre y salga fácilmente. También las personas con paladar blando largo y las amígdalas grandes tienen mayores posibilidades de roncar”.

No es la única causa común. Otras de ellas son diagnósticos médicos como la obesidad —porque a estas personas se les acumula grasa alrededor del cuello dificultando la respiración—, el consumo de alcohol y de tabaco y el uso de algunos sedantes médicos.

“Si una persona ronca debe preocuparse. En la historia el ronquido se ha tomado como un chiste, incluso algo normal. Lo asocian a la masculinidad de los hombres, a cuando alguien se toma unos tragos y la gente se ríe y es bien visto. Sin embargo, este puede ser un síntoma de alarma que debe ser tratado a tiempo”, agrega la otorrinolaringóloga.

Puede ser un trastorno del sueño

En la clasificación de los trastornos del sueño existe el ronquido simple (o primario) sin embargo, no tiene consecuencias diurnas importantes, como asegura Franklin.

El neurocientífico Carlos Andrés Tobón Quintero, doctor en Neurociencias y docente de Medicina de la Universidad de Antioquia, agrega que si bien algunos pueden ser sencillos, hay otros que se producen por un esfuerzo del cuerpo por respirar, de mantenerse vivo. Dice que los ronquidos pueden estar asociados a patologías o trastornos del sueño como la apnea del sueño, un trastorno en el que la respiración se detiene y vuelve a comenzar varias veces durante la noche mientras la persona duerme.

La médica Rosario Hernández cuenta que esta es una enfermedad que ocasiona graves daños a nivel cognitivo, cardiovascular, cerebral y pulmonar.

En eso coincide Franklin Escobar, especialista en trastornos del sueño, explicando que “la apnea del sueño es una alteración delicada porque hace que no ingrese oxígeno en el cerebro” y solo los ronquidos pueden asociarse a este trastorno si son constantes, graves y acompañados de dolor de cabeza o de garganta; si amanece con la boca seca, cansado y con somnolencia durante el día.

La Clínica Mayo de Estados Unidos indica en su portal web que otros síntomas son la dificultad para concentrarse, sueño intranquilo, jadeo o ahogo por la noche, presión arterial alta, dolor de pecho por la noche y en los niños períodos de concentración reducidos y bajo rendimiento en la escuela. Si la persona presenta varios síntomas, debe recurrir al médico para un diagnóstico adecuado.

Para saber más: No se rasque los ojos: siempre será peligroso para su visión

Para este trastorno la recomendación es que se hagan cambios en el estilo de vida si se trata de un caso leve. Con adelgazar o dejar de fumar podría bastar. También puede ocurrir por alergias nasales, por lo que el médico podría suministrar un medicamento que trate la alergia directamente. Si es un caso moderado o grave, existen terapias como la máquina de presión positiva continua en las vías respiratorias, que ejerce presión de aire por medio de una mascarilla mientras la persona duerme para que pueda respirar fácilmente. Otra opción es la cirugía, por ejemplo, si la obstrucción nasal de las vías respiratorias ocurre por un tabique nasal desviado.

¿Puede dejar de roncar?

La médica Hernández indica que para dejar de roncar se debe consultar a los especialistas para revisar las posibles causas estructurales de la vía aérea que producen el ronquido, se debe tener un estilo de vida saludable y hacer ejercicio, principalmente el fortalecimiento de la parte abdominal.

Una solución sencilla para disminuir (o acabar) con los ronquidos es cambiar de posición al dormir, ya que los que duermen boca arriba tienen más facilidad de roncar. La posición recomendada es dormir de lado para así evitar molestias a otras personas que puedan dormir cerca o en la misma cama. Si la persona tiene sobrepeso, puede hacer ejercicio para disminuir la grasa que está en la garganta; evite el alcohol y los sedantes; si tiene problemas nasales puede usar algún suero fisiológico o un descongestionante.

“Dejar de fumar y consumir alcohol puede ser una opción porque esto debilita la musculatura faringea y es importante que estén fuertes”, indica Hernández.

Si bien usted puede ser una de las personas a las que su ronquido no las despierta, esto puede ser molesto para los demás, incluso, dicen los especialistas que se ha evidenciado que podría afectar la vida social de las personas.

El empleo que busca está a un clic

Te puede interesar

Las más leídas

Te recomendamos

Utilidad para la vida

Regístrate al newsletter

Acepto el tratamiento y uso del dato Personal por parte del Grupo EL COLOMBIANO*