<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
Síguenos en:
Columnistas | PUBLICADO EL 23 julio 2022

Victimismo

Alcalde, ¿qué le responde a la Superintendencia sobre la acusación de que su gobierno corporativo distribuyó un “25 % más de los excedentes anuales permitidos”?

Por Julián Posada - primiziasuper@hotmail.com

El 79 % de los colegios de Medellín está en mal estado. Dijo el alcalde que llevamos 20 años sin inversiones en ellos. Falso. Las cifras lo desmienten. El martes, cuando vio que su falacia era evidente, transformó su discurso y reconoció que sí se habían hecho inversiones, pero que lo que hay que hacer es actualizar la infraestructura. Según sus propias palabras, cuando formuló el plan de gobierno no incluyó el mantenimiento de los planteles educativos porque: “cuando estábamos en campaña, no había nadie que hablara de los colegios”. No sé si esta afirmación causa rabia, risa o asombro. Después añade: “ahí sí Proantioquia se quedaba callada, el Centro Democrático no decía nada [...] y eso no nos permitió ver el estado tan grave en que estaban los colegios”. ¿Hasta cuándo va a seguir culpando a terceros de su ineficiencia y la de sus funcionarios?, ¿hasta cuándo el retrovisor para evitar responsabilidades?

La Superintendencia de Servicios Públicos señaló que “hay un fuerte deterioro en la prestación de los servicios (de luz y agua) en el Valle de Aburrá”. ¿Quién o quiénes son los responsables de dicho deterioro?, ¿qué dicen los funcionarios nombrados por usted sobre esto?, ¿podría explicar usted por qué en Medellín pasamos de no contar con energía 2,93 horas al año a 4,19 horas, lo que significa un 43 % de aumento?, ¿podría explicar por qué si el gobierno corporativo era tan nefasto, hoy EPM es una de las empresas de servicios públicos con mayor incremento en suspensiones?, ¿qué le responde a la Superintendencia sobre la acusación de que su gobierno corporativo distribuyó un “25 % más de los excedentes anuales permitidos”?, ¿qué tiene para decir sobre las presuntas irregularidades durante el proceso de contratación que condujeron a la suspensión por parte de la Personería de Medellín del nombramiento de Juan Felipe Valencia como vicepresidente comercial de EPM?

¿También va a culpar a otros de las deficiencias en los suministros en el Hospital Infantil? Según los empleados: “esta es la primera vez en muchos años que se presenta escasez tan seguido”, ¿quién es el culpable de las carencias en la red pública de salud?, ¿a quién va a señalar como responsable de las fallas en infraestructura, de la tercerización laboral y de los retrasos en los pagos?, ¿a quién va a responsabilizar de los problemas en el suministro de alimentación en el Hospital General?, ¿quién es el culpable de que las 208 vacantes del personal de planta de Metrosalud aún no se hayan ocupado?, ¿también va a llamar mentirosos, como llamó a los habitantes de San Antonio de Prado, a quienes se quejan de la desidia de su administración?

Según Wikipedia, el victimismo es “un trastorno paranoide de la personalidad muy común, en el que el sujeto adopta el papel de víctima a fin de, por un lado, culpar a otros de conductas propias y, por otro, enarbolar la compasión de terceros como defensa a supuestos ataques”. ¿Suena familiar? 

Si quiere más información:

.