Columnista | Publicado el

Juan Gómez Martínez

Juan Gómez Martínez

Objeciones criticadas antes

Cada vez me afirmo más en que escogí la actividad para la vida, más clara y conveniente. La ingeniería me ha enseñado que las cosas deben ser exactas, evitar tener que dar explicaciones o que puedan tener varias interpretaciones. En matemáticas tres por cuatro siempre será doce, no puede haber interpretaciones u opiniones que hagan dudar.

Ahora nos enfrentamos por las opiniones y las interpretaciones, incluso hechas antes de que el presidente Duque se pronunciara sobre la inconveniencia de algunos artículos de La Ley Estatutaria de la JEP. La gente ya se había opuesto a lo que el presidente podría decir.

La Corte Constitucional dictaminó que la Ley Estatutaria era constitucional, el presidente tenía que hacer lo que le correspondía que era aprobarla en su totalidad o presentar objeción por ser una ley completamente inconveniente, lo que no ocurrió, u opinar sobre algunos temas que podrían serlo. Así lo hizo y ¡oh escándalo! incluso antes de que se conocieran las objeciones. Todo estaba preparado, como ocurría en el gobierno de Juanpa -como le gusta que le digamos- cuando se trataba de darles más y más a sus amigos criminales.

Ahora la cosa ha cambiado y no se han dado cuenta. Ahora hay un gobierno que cumple la Constitución y las leyes y hace uso de ellas. El Presidente tiene la potestad de objetar las leyes, así sean estatutarias, cuando tienen algo de inconveniencia para la patria. Así lo hizo y así lo tenemos que aceptar.

Además, en cumplimiento de la Constitución, seguirá el trámite en el Congreso donde se deberán estudiar las objeciones y decidir si en realidad hay inconveniencias o no. Esa es la democracia que se violó continuamente en el anterior gobierno para entregarles la patria a los subversivos. Tenemos que aceptar que otro nos gobierna y que, con este gobierno, tenemos que cumplir la Constitución y las leyes. No hay otra alternativa.

Recordemos lo que dijo el presidente Duque sobre algunos temas: “Para establecer una genuina reparación, el gobierno objeta por inconveniente el artículo 7 de la ley estatutaria de la JEP porque no establece de manera clara la obligación principal de los victimarios de reparar integralmente a las víctimas”. ¿Será que prefieren las dudas para que no cumplan?

Sigue el presidente: “El inciso octavo del artículo 63 es inconveniente porque no determina el alcance de la competencia atribuida al Alto Comisionado para la Paz ... no es conveniente debilitar una atribución que por años ha tenido el Alto Comisionado para la Paz para evitar que delincuentes se oculten y ganen beneficios e impunidad, incorporándose a un proceso de paz por la puerta de atrás”. Que se aclare.

El Presidente piensa que es inconveniente que le quiten el poder investigativo a la Fiscalía y jueguen con esas investigaciones. ¿Quieren eliminar la fiscalía?

La impunidad es el cáncer más grave de la justicia, el Presidente opina que no se puede renunciar a la acción penal porque el resultado sería la impunidad. No se puede aprobar la no extradición para crímenes cometidos después de la firma de los acuerdos de paz.

Lo cierto de todo es que después vendrá la discusión en el Congreso como manda la Constitución. ¿No puede Duque hacer eso?.


Powered by Sindyk Content
Arriba