<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
x

una de las primeras instituciones que adoptó el bilingüismo en la ciudad cumplió siete décadas de enseñanza, graduando más de 2.800 mujeres en el mismo lapso. el aniversario será celebrado en una serie de eventos, entre ellos un foro educativo.

con una eucaristía en la catedral metropolitana de la ciudad, comenzó la celebración de los 70 años de historia del colegio marymount, ubicado en la comuna de el poblado, en medellín.

el centro educativo fue fundado en 1954, cuando las religiosas del sagrado corazón de maría trajeron por primera vez una oferta educativa bilingüe femenina a la ciudad de medellín.

su historia como uno de los primeros colegios privados de la ciudad, relata también la transformación colombiana. “cuando comienza el colegio en los años 50, se buscaba educar a las mujeres con herramientas que les permitiera ser líderes en la sociedad y contar con el manejo de una segunda lengua que era el inglés. se funda el colegio, y a finales de los años 50 y 60 viene todo este auge de las mujeres, de la libertad, del liderazgo, del empoderamiento, es por esto que creemos que nuestras religiosas fueron muy vanguardistas”, comentó catalina guzmán urrea, rectora del marymount.

por sus aulas han pasado medallistas olímpicas, campeonas mundiales deportivas, importantes investigadoras científicas internacionales, médicas reconocidas a nivel mundial, directoras de fundaciones y ong, empresarias, directoras de teatro y líderes culturales, actrices, gerentes de empresas, periodistas destacadas y un incontable número de mujeres que se han dedicado a dejar huella, un legado en la sociedad.

“tenemos claro el contexto de estas estudiantes, que vienen de unas familias donde sus papás son líderes empresariales, en salud, financieros, en fin, dentro del sector productivo tienen un liderazgo, vienen con ese adn. entonces, como las estudiantes traen desde casa esas herramientas, buscamos formar buenos seres humanos que, con todo lo que tienen, puedan realmente impactar la sociedad; es esa ética de cómo me relaciono con el otro, qué hago por el otro, es mi bienestar, pero también es el bienestar del otro”, comentó guzmán.

según las directivas de la institución, esta fue pionera en adaptar los cambios tecnológicos que experimentaba el mundo perder su filosofía. de las máquinas de escribir pasaron rápidamente a los computadores y al uso de internet y la adopción de nuevas metodologías. en pandemia tuvieron un modelo exitoso de educación virtual y luego fue uno de los primeros colegios privados en abrir sus puertas tras la cuarentena.

“siempre ha dado respuesta a lo que ha pasado en lo social en ese momento, entonces ahora la pregunta es ¿qué vamos a hacer con todo este tema de inteligencia artificial, con la tecnología, las redes sociales? ¿cómo formamos estudiantes para que tengan esas herramientas, pero también pensando en cómo van a impactar en lo social? esto nos hace unos abanderados en esa educación pertinente, pero que también es de vanguardia”, explicó la directiva.

uno de los giros trascendentales que ha tomado la institución recientemente es la inclusión en sus aulas de niños, convirtiendo al marymount en una institución de educación de calidad ahora mixta. hasta la fecha se han matriculado 21 niños para la vigencia 2024.

además, su énfasis actual es la inteligencia emocional. “a la par del currículo académico tenemos el currículo socio emocional, es la posibilidad de que los niños y los padres de familia vean ese seguimiento de ese ser humano, que no solamente da cuenta del rendimiento académico, sino de cómo vas como persona, qué hábitos has desarrollado, desde tu proceso evolutivo, cómo va esa relación con el otro y contigo mismo”, relató la rectora.

el marymount medellín tiene doble acreditación internacional proporcionada por las agencias cis y neasc, proceso que se realiza cada cinco años. este año se acreditará bajo una nueva ruta que les permitirá documentar sus cuatro nuevos proyectos: espacios de aprendizaje siglo xxi, educación mixta

un cambio de mentalidad, sistema institucional de evaluación y el currículo internacional en preescolar, basado en el juego.

según indicaron desde el marymount, este es el segundo mejor colegio de la ciudad y ocupa el lugar 15 en el país, según el ranking col sapiens 2023

2024.

la celebración por los 70 años también acogerá el foro “educación pertinente para un mundo cambiante” que se llevará a cabo en el auditorio del colegio el próximo 6 de marzo, desde las 8:00 a.m. y contará con 300 invitados presenciales en el auditorio y transmisión en streaming por el canal de youtube del colegio para toda la comunidad que quiera conectarse.

language COL arrow_drop_down

La religión como disculpa

Aquí no estamos lidiando con el derecho de protesta y la libertad de opinión. Lo de la religión es la excusa perfecta para escupir fuego.

12 de noviembre de 2023
bookmark
  • La religión como disculpa

Por Lina María Múnera Gutiérrez - muneralina66@gmail.com

La religión parece ser la excusa perfecta para desatar ese fuego interior que consume a muchos. La frustración, la rabia y el odio saben mimetizarse muy bien entre los pliegues ocultos de dioses que reciben distintos nombres. Lo sabíamos desde hace mucho, pero ahora se ha hecho patente a raíz del doloroso enfrentamiento entre judíos y palestinos.

Como si las escenas que contemplamos a diario sobre lo que ocurre en Medio Oriente no fueran suficientemente trágicas, se ha extendido por el mundo una oleada de antisemitismo e islamofobia escalofriante. La gente toma partido y legitima opiniones y comportamientos extremos que intoxican el ambiente, especialmente en países donde las dos comunidades son numerosas. Los discursos de odio que alimentan el extremismo, las agresiones físicas, la intimidación, el vandalismo y los ataques se han recrudecido de tal forma, que en Alemania las autoridades han reportado un aumento del 200%, dentro del que se incluye pintadas de estrellas de David y un ataque con bombas Molotov a una sinagoga. Y esto en un país sobre el que cae el peso del Holocausto o shoah, y cuya culpa sigue latente en la sociedad.

Los ejemplos lamentables abundan. En Daguestán, Rusia, una multitud irrumpió en una terminal del aeropuerto gritando consignas antisemitas y buscando a pasajeros israelíes que supuestamente llegaban en un vuelo procedente de Tel Aviv. En Austria incendiaron una zona de un cementerio judío, en Sao Paulo tuvieron que proteger un centro de refugiados rodeado por desaprensivos que les gritaban “terroristas”. En Londres la islamofobia ha aumentado un 140% y en todo el Reino Unido el antisemitismo ha alcanzado su cifra más alta. Y en Barcelona se tomaron un hotel solo porque el dueño era judío. La situación en Francia no es diferente. Ya van más de 1.000 actos antisemitas que incluyen agresiones, vandalización de cementerios y viviendas marcadas con la estrella. Hoy domingo está prevista una marcha en ese país que busca denunciar a los portadores de odio, pero los ánimos están crispados, sobre todo entre los políticos de izquierdas y derechas porque en efecto, el tema ya está totalmente politizado. Y para añadir más confusión a todo este caos, detuvieron en París a una pareja de moldavos que al parecer fue contratada por un ruso en internet para pintar las estrellas de la infamia en diversas fachadas. Francia inmediatamente acusó a Moscú de injerencia, y aunque no se puede asegurar, sí queda la duda. El caso más espeluznante se dio en Estados Unidos, donde una madre y su hijo de 6 años de origen palestino fueron apuñalados por un hombre que se justificó diciendo que lo había hecho a causa de la guerra entre Israel y Hamas. Es la locura engendrando más locura. Como la desatada en prestigiosas y muy elitistas universidades estadounidenses, donde se supone que la amplitud de miras, el respeto al pensamiento del otro y la sana discusión vienen incluidos en el precio de sus astronómicas matrículas.

Pues no. En la prestigiosa universidad de Cornell, en Nueva York, se publicaron mensajes online amenazando a los estudiantes judíos, el mismo día que aparecieron grafitis anti-Israel en el campus universitario, y posts despectivos contra estudiantes musulmanes en un sitio web. En universidades como la de Tulane, se registraron protestas que dieron un giro violento; en Yale, estudiantes musulmanes encontraron en el tablero de su salón de clases la frase“ muerte a Palestina”, y en Stanford se investiga si el atropello con fuga de un estudiante árabe musulmán fue motivado por el odio. Aquí no estamos lidiando con el derecho de protesta y la libertad de opinión. Lo de la religión es la excusa perfecta para escupir fuego.

Sigue leyendo

Regístrate al newsletter

Acepto el tratamiento y uso del dato Personal por parte del Grupo EL COLOMBIANO*